Correría (y tenis) del miércoles 28 de Octubre

Hoy habíamos quedado un poco antes de las 8, ya que el sol da fuerte y se nota el calor al correr.
Cuando llegué no había nadie en la zona de estiramientos, y antes de ponerme a estirar aproveché para hacer un par de fotos, una del sol, pero a esa hora (casi las menos cuarto) ya está un poco alto, pero también hice una foto de un barco muy grande que había por allí (ver foto 1) aunque en la foto parece que está más lejos, es que el móvil no tiene zoom y se ve que sólo tiene un gran angular (en realidad si tiene zoom, pero es electrónico y la ampliación que hace es casi la misma que se haría ampliando la foto)

Foto1366
Foto 1. Al fondo está el barco ese raro que vi esta mañana

Cuando estaba estirando, me pareció ver a Antonio venir corriendo, efectivamente era él, que se había venido casi a las 7 y ya llevaba dos vueltas completas. Poco después llegó Mari Ángeles que no se había acordado de cambiar la hora (no por el cambio horario, sino del despertador, ya que hoy habíamos quedado quince minutos antes). Casi cuando ya había estirado Mari Ángeles (que por ella no hubiera estirado) llegó Manolo Gallardo, y esperamos a que él estuviese a punto para salir a correr, ya que su primera vuelta suele ser más lenta y viniendo con nosotros no se forzaba tanto.

Total, que entre unas cosas y otras salimos a las 07.56.58 y en la foto 2 puedes ver la sombra de los 4:

Foto1368
Foto 2. Los cuatro listos para salir, las sombras son de: Antonio, M.A., Guille y Manolo

El primer tramo no sé cuánto tardaron ellos, porque yo tardé 11 minutos (en realidad 10m58s) y no es porque me abdujeran o algo así, es porque a mitad de camino ¡me pararon para hacerme una consulta!
Ni corriendo por la playa me libro de las consultas, lo malo es que a esa mujer no podía mandarla a los foros, jejeje, pero la podía haber mandado al sitio de estirar y que me hubiese esperado allí… porque entre unas cosas y otras me tuvo parado casi 3 minutos… en fin… es una amiga de M.A. y la veo todas las mañanas andando por la playa e incluso el otro día fui a explicarle unas cosillas en su casa y como de costumbre, la gente no toma nota de los pasos que hay que dar al hacer las cosas que se le explica, y pasa lo que pasa que no "funciona" lo que le dije…

Pues mira, podría estar bien eso, ¿el qué? pues lo de habilitar una consultoría, de las que yo hago o de la que quieren que yo haga, es decir gratuita, pero con la condición de que tiene que ser en la playa del Playazo y de 8.00 a 9.00 de la mañana de lunes a viernes, eso sí el que haga la consulta tiene que ir corriendo también… 😉

Dejemos las consultas y sigamos corriendo.
La otra mitad de la primera vuelta, tardamos 8m 16s, pero M.A., Manolo y yo, que Antonio siguió y no me esperó, pero los otros dos, sí que se volvieron y salimos todos juntos, aunque Gallardo preguntó si ya nos íbamos a bañar o íbamos a seguir, y seguimos los tres.
Antonio no dio más vueltas, que ya llevaba tres y tenía cosas que hacer, Gallardo dijo que él iría más rápido y que lo esperáramos, así que, M.A. y yo salimos para dar la segunda vuelta a las 08.18.36 y llegamos a la "famosa" sombrilla a las 08.27.24, por tanto tardamos 8m 52s.

Después nos dimos un bañito en el agua (del mar), que al principio estaba fresquilla, pa que negarlo, pero al poco de estar nadando un poco, en vez de nadar hacia mar adentro, estuvimos nadando en paralelo a la orilla, por si a M.A. le daba un calambre o algo así, que no sería la primera vez, y mejor es estar por la orilla que se hace pie a estar más adentro y con el poquillo de resaca que había podría ser un rollo tener que "andar" con problemas.
Mientras estábamos en el agua pasaron Manolo y Enrique (el de Rogelio) del que precisamente íbamos hablando cuando dimos la vuelta anterior. Sobre la resistencia y esas cosas que te da la práctica y el hacer este tipo de ejercicios pero de forma continuada… y de que aún así, cuando vienen cuestas arriba (como la de la Cueva de Nerja) si tienes que acabar reventao, acabarás reventaíco…

La vuelta la dimos por la orilla, pero como había muchas piedras (esta vez no digo chinos, porque eran piedras, que son más gordas), pues eso… que nos volvimos andando.

Y para mañana hemos quedado a las 7.30 a ver si hace menos calor, pero como esté el día nublado, que es como se ha quedado estar tarde (y con color oscuro de lluvia) creo que nos arrepentiremos, porque lo mismo hace frío si no está el sol, que cuando está si que calienta, pero cuando uno está en la sombre… jum, ahí se nota el frío.

 

Después de desayunar me fui a la natación terapéutica, que hoy me ha dicho la ceño que también lo he hecho bien, que ya doy menos pataditas… ¡que bien! ya se andar en el agua sin dar patadas (o al menos ya estoy aprendiendo a andar de esa forma… ¡yupiiii!)

Y después de la natación viene a mi casa a soltar los arreos y a ver si uno que había pedido un libro de Manual Imprescindible de Visual Basic 2005 había hecho el pago, y la sorpresa fue de que en vez de un libro habían pedido dos, uno para Zaragoza (España) y el otro para Miami (Florida, EE.UU.), los dejé listos para enviar, pero no lo mandé, ya que fui a ver cómo llevaba mi hermano la instalación de los programas y demás controladores, etc. Tan solo había uno que se resistía a funcionar, que decía que no quería andar en el Windows 7 (en realidad se ve que estaba preparado para funcionar en el XP y cualquier otra versión la rechazaba), solución: ¡el mejor invento de Microsoft y de la virtualización por hardware! ¿de qué estoy hablando? del modo XP de Windows 7. Una maravilla, de verdad. Yo lo había probado para ver que tal iba y escribir alguna cosilla sobre el tema, pero sólo me quedé en explicar cómo añadir una máquina virtual (de VirtualPC) a las máquinas virtuales de Windows Virtual PC.
Yo pensaba que la aplicación se iba a ejecutar más o menos de forma lenta, porque lo bueno del modo XP (Windows XP Mode) es que si tienes aplicaciones instaladas en esa máquina (un Windows XP con SP3 en el idioma que quieras instalarlo) las puedes ejecutar desde el Windows 7, pero como como si de otra aplicación normal y corriente se tratara, pero con la ventaja que en realidad se está ejecutando en la máquina virtual y lo mejor de todo es: ¡que no lo parece! Y salvo la primera ejecución, el resto de veces es como si estuviera instalada la aplicación en el propio Windows 7. Una maravilla, de verdad, cada vez me está gustando más el Windows 7.

Después de dejar a mi hermano, tenía pensamiento de irme a la playa, pero el día se nubló bien nublado… osease que playa, hoy como que no.

 

Hoy miércoles, dos horas de tenis, de 7 a 9 (19 a 21), de nuestro grupo fuimos María José, San, Serena, Antonio y yo. En la primera hora (que es la que estamos con el profe) estuvimos la primera parte peloteando entre nosotros y después subimos a pelotear, pero de forma más controlada y supervisada por el profe. En la segunda hora seguimos los 5, aunque María José se fue a eso de las 20.30 que decía que 2 horas era mucho para ella. Y del otro grupo se quedaron 2, que jugaron en la otra pista, uno era Manolo (el taxista) y el otro es nuevo (estuvo el otro día) pero no recuerdo el nombre.
Cuando nos quedamos los 4, estuvimos peloteando un rato, intentando que fueran puntos, pero nos poníamos de acuerdo. Después cambiamos de pareja, y nos pusimos Antonio y yo contra San y Serena, a ver… parejas de tenis, que no sea que… pues eso…
Según "ellas", empatamos y según San, no nos quisieron ganar porque los hombres no llevamos muy bien eso de que las mujeres nos ganen… mejor me callo, jejejeje

 

Y así más o menos ha transcurrido el día…  con algunas cosas más, pero tampoco es plan de aburrirte con cosillas que en principio no vienen a cuento contar ¿no? pues eso…

Nos vemos.
Guillermo
Nerja, miércoles 28 de Octubre de 2009, 23.36

Esta entrada fue publicada en cosas técnicas, fotografía, mis cosas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.