Un ratillo de tenis (las clases y un extra)

Pues eso… hoy miércoles, que por cierto es el último miércoles que vamos en esta temporada a las 6 de la tarde, ya que después de la feria a esa hora están los niños (no sé si infantiles, juveniles o qué), así que… de todas formas, este año al menos tendremos profesor los miércoles, ya que el año pasado en este grupo de iniciación sólo teníamos dos días con el profe: los lunes y los viernes, y los miércoles teníamos tenis, pero a nuestra “bola”, los que sí tenían clases con profe es el grupo de los “mayores”, y justo después nos tocaba a nosotros, que en invierno era de 8 a 9, y durante el horario de verano de 9 a 10… o casi, ya que este año, al menos desde el mes de Agosto, hemos estado yendo los miércoles a las 6 de la tarde. Pues bien, este año, nos ha dicho Ángel que nos vayamos a las 7 de la tarde y ya verá de meternos con los expertos. A ver si de esta forma aprende uno más rápido, que falta nos hace… al menos a mi… ahora te cuento…

Hoy hemos ido San y dos de los nuevos: Antonio y Serena, que como ella misma me dijo cuando le pregunté el nombre: Serena como la tenista, pero en blanca. Estos dos dicen que nunca han jugado al tenis, en realidad lo dijo ella, que antes de apuntarse a las clases habían jugado tres veces con unos amigos… ¡pos menos mal! porque saben darle, vamos que no son como la mayoría de los principiantes que mandan la pelota al quinto pino, esta gente más o menos ponen la pelota donde hay que ponerla, y él le ha dado unos cuantos “vehigazos” a la bola que ni el Nadal, de verdad…

En la primera hora hemos estado practicando los cuatro y cuando faltaba un ratillo nos pusimos a jugar, por un lado (en la pista de arriba) Serena y Antonio, y por el otro (en la pista de abajo) San y yo.
Después, en la segunda hora, nos dijo Ángel (el profe) que podíamos quedarnos ya que no esperaba que fueran muchos los que vinieran de la otra clase (algunos habían avisado de que no iban), y así fue… al final sólo apareció uno: un checo. Ángel estuvo explicándoles cosas y mientras tanto nosotros cuatro jugamos a dobles, las chicas contra los chicos, que por cierto empezaron ganando ellas.
Al rato me dijo Ángel que subiera a jugar un partido con el checo (no me acuerdo del nombre, sorry!), y mientras tanto los otros tres jugaban dos contra uno, pero rotando en cada juego.

Y ahora viene lo decepcionante (por llamarlo de alguna forma, ya que tampoco ha sido ningún trauma, ni ná de eso, no te creas…), y es que empecé ganando los dos primeros juegos… a partir de ahí… ¡ni uno más! ¡vaya paliza! 6-2 y en el segundo set que sólo nos dio tiempo a un juego, también lo ganó. Si es que… bueno, que se contente con eso que cuando jueguen la final de la copa Davis, ya se tomarán los otros la revancha… jejejeje ay zeñó… en fin…

Después llegó Miguel, con el que estuve jugando el otro día, y me dijo que hoy tampoco había ido el colega con el que iba a jugar, que si me quedaba, le dije que sí, pero antes tenía un par de cosas que hacer, entre ellas que me pusieran en el ticket de reserva de pista que hice para el martes y que al final no usé una nota para poder cambiarlo para otro día. Total, que cuando voy a jugar, llega el colega que no llegó… así que… estuve peloteando un rato mientras el otro se preparaba… otro día será, pero mejor que no haya sido hoy, porque seguro que me vuelve a ganar y… en fin… que no sé yo qué hubiera pasado, jejeje

Y el viernes no hay tenis, que dice Ángel que como es feria y esas cosas, pues que no… la cosa es que el otro día dijo que aunque fuera feria, si queríamos podíamos ir, que a él no le importaba, pero… se ve que ha cambiado de opinión y ha hecho planes… bueno, tampoco es plan de abusar que demasiado bien se porta el hombre, jeje. Así que… ni el viernes ni el lunes hay tenis, ni natación terapéutica… así que… lo mismo habrá que irse a la feria… en fin… bueno…

Nos vemos.
Guillermo

P.S. (11/Jul/2010 19.24)
Esto lo publiqué el 8 de octubre a las 01.00, pero debe tener fecha del miércoles 7, así que… lo pongo como si fuese el 7 de octubre a las 23.00

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.