Andadura matutina del viernes 27

Contrata las ofertas de alojamiento de elGuille.HOSTING en:
Domitienda.com (para contratar las ofertas del elGuille.Hosting)
Seguramente los mejores precios del mercado

Hoy no ha llovido, que no es plan de que dos días seguidos esté lloviendo, que después nos malacostumbramos y no es plan…

Lo que si estaba el día era fresquito, en mi casa, en el termómetro de propaganda que me regalaron en Óptica Chaves y que tengo colgao detrás del monitor, marcaba 18ºC a eso de las 8 menos cuarto. Hay que tener en cuenta dos cosas. Una que está detrás del monitor, aunque ese dato es anecdótico ya que si el monitor está apagado, pues… como que no le afectará, al menos en la temperatura. La otra es que está justo al lado de la puerta del balcón, y esa puerta, salvo que haga mucho viento o llueva mucho, pero de la lluvia esa que se mete dentro de las casas (normalmente porque viene acompañada de viento racheado y casi en plancha, porque ya debe venir el viento de lado para que atraviese la terracilla, que sí, que solo mide un metro, pero… en la mayoría de los casos, cuando llueve sólo tengo que meter la ropa un poquillo más adentro para que no se moje, y es que, si está cerca de la barandilla, suele mojarse. Resumiendo que la puerta del balcón siempre está abierta y ese fresquillo que entra desde fuera tiene que afectar a la temperatura.

Pero es que en la calle no hay monitor ni cristal que te resguarde del frío, y mientras esperaba en el Playazo a que llegara la gente, Mari Ángeles me llamó diciendo que tardaría un poquillo más en llegar, y Antonio anoche me dijo que hoy vendría, pero claro, Antonio a su bola, a él se le ha metido que las 8.30 es mu buena hora y…  eso… ahora te lo cuento, que si no se me olvida decir lo que quería decirte…
Que mientras esperaba a que aparecieran esta gente y después de hacer la foto al amanecer, que si llego a llegar un par de minutos antes lo hubiera pillado antes de que saliera el sol, porque ya sabes que las fotos que hago con el móvil Samsung F480 este que tengo no me permite captar lo que realmente hay… o casi… vamos que en estos casos el sol sale demasiado “quemado” de tanta luz…
Es que no puede ser… a ver… que decía que mientras esperaba (y después de hacer las fotos, sí) estuve mirando la temperatura que hacía en el exterior, al principio de sacar el termómetro del sillín de la moto, se puso en 14ºC, pero después de aclimatarse un poco se puso en 12ºC, en realidad yo lo veía entre 11 y 12, pero al hacerle la foto y verla ahora, se ve que está justo en 12ºC. Y no es que se notara demasiado frío, no, la verdad es que un poco fresco, pero no mucho más, el frío lo he notado yo cuando iba en la moto, sobre todo arriba, que con una camiseta y el corta viento ese… como que no es lo que se debe uno poner cuando hace estas temperaturas y va uno en moto…

Bueno, aquí te dejo la foto del termómetro y un par de fotos del amanecer.

Foto1731
Foto 1. A 12ºC en la playa, 27/Nov/09 08.22

Foto1728
Foto 2. Amanecer desde el Playazo. 27/Nov/09 08.06

Foto1730
Foto 3. Amanecer desde el Playazo. 27/Nov/09 08.07

Mientras esperaba a esta gente, y estaba estirando un poco, por hacer tiempo, no porque fuera a correr, allí estaba Paco Parras, que llegó casi al mismo tiempo que yo, pero el se fue a correr antes de que llegara Mari Ángeles, que entre unas cosas y otras llegó a eso de las 8 y 20, más o menos cuando hice la foto del termómetro.

Nos fuimos andando despacito, que el dedo notaba todas las piedrecillas del camino, como ahora lleva menos “acolchamiento”, pues… duele más… Mientras íbamos para la primera “meta” nos cruzamos con el padre de Isabel, la de Alcorcón, pero este hombre iba corriendo, y de corredores habituales ya no vimos a nadie más, bueno sí, habrá que añadir a la lista de “habituales” a un extranjero, ya mayor, creo que tendrá más de 65, que también corre y hace flexiones y nos deja con la boca abierta de ver lo ágil que está… si no me equivoco, creo que una vez dijo que llevaba unos 7 años corriendo y haciendo ejercicios… esto le da a uno esperanza de que aún se puede mejorar… Y además de los habituales, había dos extranjeras corriendo, una que llevaba una botellica desas de agua con empuñadura y otra que iba con camiseta de tirantes… y menos mal que iba corriendo, porque con el fresquillo que hacía… eso sí, más adelante se encontró con otra que iba andando y abrigá como si fuera al polo norte, en fin…

A la vuelta, antes de llegar al varadero e incluso antes de llegar al primer merendero según se viene desde la Torrecilla, vemos a Antonio que viene corriendo, ¿ves? este se ha venido algo después de las 8.30, porque se le ha metido en la cabeza de que pa qué vení tan trempano… pues eso… Total que nos damos la vuelta y vamos otra vez hasta el césped del apartotel (aquí iba decir que nos damos la vuelta y vamos otra vez al apartotel, pero si lo decía así iba a parecer que nos íbamos “dentro de” y había que dejar claro que el destino era la última sombrilla del apartotel, que está en el césped, que por cierto, parte de ese césped lo están “regenerando” y tienen parte acordonado y con carteles indicando que lo están “semilleando”).
A lo que iba, que dimos la vuelta, pero andando y al llegar al principio, donde solemos estirar, Antonio se quedó que dijo que iba a dar un par de vueltas corriendo… y es que al verlo, pero de cerca, cuando llegamos a su altura, nos empezamos a cachondear de la barriga que se le ha puesto… ¡la vihen! en menos de dos semanas… joer… vaya vidorra que se ha estao pegando el rubico mientras no ha venido a correr a la playa… pero exagerao… que no ha querido que le hiciera una foto… jejejeje… y la cosa es que Fernando (el curandero que cura) me lo comentó que si Antonio seguía yendo a correr, porque le estaba creciendo el buche que no veas…
A ver si el lunes viene, seguro que viene, porque antes “faltaba”, pero como ya nos hemos estado metiendo con su barrigón, seguro que aparece, jejeje. Eso sí, de llegar, llegará a las 8.30 o más… pero nosotros le hemos dicho que estaremos de 8 a 8 y cuarto (yo me plantearé que es a las 8 porque si me lo planteo a las y 15, llego a la misma hora que Antonio).

Y más o menos esto ha sido todo… ahora me iré a la natación terapéutica, que he llamado a mi amigo Fernando a ver si me podía meter en la piscina o no, y dice que sí, que después me lave bien el pie, que me desinfecte la herida y me ponga una gasa con betadine o cristalmina… así que… en un rato estoy bañándome de nuevo… ¡que ganas tenía! de verdad… porque esto es como todo, si te acostumbras a una cosa y te la quitan, lo echas de menos, pero cuando te acostumbras a lo otro que tienes ya casi que te vuelves a acostumbrar y… eso, que no hay que darle tiempo a que se te quiten las ganas de nadar, de correr, de hacer ejercicio… que eso de estar haciendo “tumbing” está muy bien, pero… que le pregunten a Antonio el rubio si prefiere el tumbing diario o sólo los fines de semana… sobre todo cuando se mira de arriba a abajo y no se ve… los pies, por poner un caso… 😉

Después más…

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 11.50 del viernes 27 de Noviembre de 2009

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.