Correría del martes 17, el dedo, la cura o no…

Pues eso… que esta mañana estuvimos en el Playazo los que habitualmente vamos, (de nuestro grupo de tres), es decir: Mari Ángeles, Antonio y yo, y de los "extras", estuvo Paco y el padre de Isabel, la de Alcorcón, que como pudiste apreciar ayer, y con idea de no meter baza a los madridistas, no hice ningún comentario de que fue el equipo que lo eliminó de la Copa del Rey, que a mi no me gusta meter el dedo en la llaga, porque si lo hiciera o peor aún yo fuera del Real Madrid, si que lo pasaría mal… en fin… jejeje, como lo lea mi amigo Fernando, cuando vaya a hacerme la cura del dedo, lo mismo me lo corta, jejeje

Pues eso, que allí estábamos, y como el día amaneció nubladillo, me fui a hacer una foto (entre otras cosas para no perder la costumbre), y esa foto es la que está etiquetada como foto 1.

Foto1676_lr
Foto 1. Amanecer desde el Playazo, 17/Nov/09 08.05

La foto, a pesar de estar hecha con el F480 no está mal, sí, podría estar mejor, pero…

Y, como es costumbre, llegué un par de minutos después de las 8 (no sé cómo me la apaño que casi nunca llego a la hora en punto y cuando llego no hay nadie para verlo… en fin…), pues eso, que llego una mijilla después de las 8, y Mari Ángeles regañándome, parece el entrenador del Madrid ese que mira el reloj cuando Ronaldo llega tarde (no, no me gusta el fútbol, pero es que mi Guille siempre ve las noticias de fútbol en Cuatro y claro, me entero de casi todo lo que hay que enterarse… por cierto, hoy es el cumple del Guille, chico), la cosa es que "pasé" de la regañina y me fui a hacer la foto… cuando hice la foto, allí estaba ya Antonio, que estaba estirando con Paco Parras y Mari Ángeles (ver la foto 2).

Foto1677_lr
Foto 2. Los otros compis de correrías estirando

Pero claro, lo de ayer había que restregárselo a esta gente (el que me dejaran solo ante el peligro), así que… le hice que se pusieran de rodillas a pedir perdón, tal como se puede apreciar en la foto 3.

Foto1679_lr
Foto 3. Antonio y Mari Ángeles a mis pies… 🙂

Que no, que es broma, que estaban poniéndome un cacharro en los zapatos para calcular cuánto corremos, la velocidad y las pulsaciones… y uno de los cacharros iba en el zapato, el otro en el pecho y en la muñeca el reloj. Pero me parece a mi que esto sin instrucciones , pues… en fin… a ver si David, el cuñado de Mari Ángeles (e hijo de mi primo José Antonio) lo mira y saca algo en claro, porque yo, salvo lo de las pulsaciones del corazón no sé qué significaban los numericos esos que salieron, que en la foto 4 lo único que tengo claro es que tenía 136 pulsaciones. En reposo tenía antes de salir 55 y 65 cuando nos paramos ahí mismo y estuvimos trasteando el cacharro este para ver cómo funcionaba, que después estuvimos trasteando y aquello no marcaba nada de nada… salvo las pulsaciones…

Foto1681_lr
Foto 4. La foto finish de la primera mitad con los datos del reloj ese que nos prestaron

Por cierto, Antonio tiene otro reloj de estos, pero sin el de los zapatos y no sé yo si le metería interferencias, aunque creo que estos son de los buenos y esos usando bandas distintas… es que el baratillo ese que me iba a comprar yo si que metía interferencias con otros, al menos si estaban a menos de 5 metros.

Pues esa primera vuelta la hicimos en 8m 12s, pero una y no más… que la vuelta sólo pude llegar hasta la mitad, que me dolía el dedo una "jartá", y no solo el dedo, sino también el "empeine" (la parte de arriba del pie), ya que al llevarlo doblado para que no se apoyara el dedo gordo, pues… total, que un dolor que pa qué contarte… así que… me tuve que parar e ir andando y Mari Ángeles y yo no dimos la segunda vuelta, y como ella venía preparada para darse un baño, pues… mientras Antonio daba la segunda vuelta, nosotros nos fuimos en busca de la tercera farola (que es donde nos dijeron que siempre había más arena en el agua) y nos metimos en el agua.
Según el termómetro ese que tengo, el agua estaba a unos 18ºC, pero aún así estaba fría, sobre todo al principio, y es que fuera estaba la cosa a 15ºC que sí, que hacía más frío fuera que dentro.
Para entrar en el agua, a mi me costó menos que a Mari Ángeles, aparte de que yo soy menos escandaloso y no pego los gritos que pegaba ella, que parecía otra cosa, así se paraba la gente que iba por la playa, jejeje, que no, que no se paraban por los gritos, bastante raro es ver a un par de chalaos meterse en el agua el 17 de Noviembre, por muy cambiado que esté el tiempo… en fin…
La cuestión es que ella, una vez que estaba dentro ya ni se quería salir, y hasta le hice unas fotos, porque normalmente salgo yo después que ella, pero hoy me salí antes, (después de dar unas cuantas brazadas pa un lao y pa otro), y en la foto 5 puedes ver a la valiente haciendo como si nadara… jeje

Foto1685_lr
Foto 5. Mari Ángeles bañándose el 17 de Noviembre  a las 08.59

Después de estirar un poquillo, hacer las abdominales y esas cosas que hacemos cuando terminamos (lavarnos los pies, etc., no pienses que… no… ), pues… nos fuimos.

Y como esta gente insistieron y a mi el dedo me dolía más de lo deseado, después de desayunar me fui al ambulatorio, que antes llamé a mi amigo Fernando (el del Madrid) y le pregunté a qué hora estaría por allí, y me acerqué cuando él estaba, para que me curara el dedo y me dijera que tal lo veía… sabía que me iba a regañar, porque ya lo sabía, pero aún así, fui…

Y me regañó… pero ya sabes, así como el que no quiere la cosa: a ver, esto se puede curar de dos formas, si haces caso a lo que te decimos, se te cura en 4 ó 5 días, si no, se te curará pero en un par de semanas… ¿Y no me lo puedo mojar? No, Es que mañana tengo natación y si esta tarde voy al tenis, me tendré que ducha. Que ni andar, ni nadar, ni tenis, ni ná de ná…
En realidad no fue exactamente así, pero más o menos, y me puso una venda de esas más gorda para que me durara dos días, que si no te duches mañana y te vienes el jueves… que con eso que te he puesto y con reposo, te aguantará… si quieres que te aguante…

Y claro, como esta tarde había quedado con Miguel, pues… llamé al otro Miguel (Alonso) para ver si él podía ir a jugar con Miguel (Ponce, que yo no sabía como era el apellido, pero Miguel -Alonso- me dijo que era Ponce), pero dijo que no, ya que a las 9 había quedado para jugar, y lo que yo le decía era para las 8. Vale, me llegaré al poli para ver si tienen el teléfono y avisarlo, y Miguel dijo que seguramente, ya que este hombre es árbitro y deben tenerlo. Y efectivamente, lo tenían, y lo llamé y me dijo que no había problemas que él avisaría a su sobrino y que jugaría con él (el sobrino).

Pues… habrá que hacerle caso a Fernando (el enfermero que es del Real Madrid, sí el equipo blanco ese que perdió con el equipo de 2ª B que es del pueblo de Isabel la de las 2 camisetas solidarias que mandé para Alcorcón…) y tendré reposo unos días, que si no, el fin de semana no podré corretear por la sierra de Cazorla… así que… esta tarde no hay tenis, mañana no habrá correría matutina ni baño en la playa, y tampoco habrá las dos horas de tenis que íbamos a tener el miércoles… en fin… a ver s lo puedo aguantar…

Por cierto, mañana, tengo que llevarle al Moe el cacharro ese de medir el azúcar en la sangre, ya que me lo encontré en el ambulatorio para hacerse la prueba, pero como se había tomado un café hacía un rato, no lo podían hacer la prueba, pero él insistía y al rato llegó otra vez, y allí estaba yo todavía, pero en la calle, charlando con Loli la mujer de David el de la Canon, los que se esperaron a que yo llegara a la Cuesta del Cielo, que se tenía que esperar a ver si le hacía reacción la vacuna antialérgica que se puso (que cotilla que soy, jeje), y el Moe que se quería hacer la prueba… que no puedes, que tienes que esperar como mínimo dos horas y media, lo mismo será, se hace la prueba y más o menos se sabe ¿no? que no… mira, yo tengo una máquina de esas, quedamos mañana y te lo miras… vale… ¿vas mañana a por churros? sí, pues cuando vayas te pasas por mi casa y me hago la prueba, vale… te doy un toque cuando baje… a ver si no se me olvida llevarme el apartico ese pa Curro…

Y ahí lo tengo para llevarme el cacharro ese de ver cuánto azúcar tiene uno en la sangre… y.,.. uf, esta mañana tenía 113, pero ahora debe estar por menos de 70 que ya es hora de estar comiendo… si es que… en fin… bueno… que me voy…

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 15.04 del martes 17 de Noviembre de 2009

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.