Excursión a la playa de Cantarriján

Pues eso… después de dos semanas sin excursiones (de las organizadas por el Ayuntamiento y coordinadas por Ángel), hoy hemos estado en la playa de Cantarriján, ya en la provincia de Granada.

Hoy el grupillo ha sido más numeroso que en otras ocasiones, ya que en total éramos 16. De los habituales-fijos ha faltado San, seguramente por eso no habría gaviotas en la playa, porque como no iba a ir a espantarlas, jejeje.
En la foto 1, puedes ver a parte del grupo mientras bajábamos por la carreterilla que va desde la N-340 hasta la playa.

DSC_0059
Foto 1. Bajando a la playa

La playa estaba vacía, de gente, ya que llena de piedras… mira que había piedras… porque normalmente las playas tienen arena, también piedras, pero más chicas, pero es que la mayoría de estas piedras eran grandes… con decirte que me fui por la orilla descalzo (metiendo la pata mala en el agua), y aunque eran piedrecillas (chinos), se podía andar, pero al llegar al final y querer ir (descalzo) hasta donde se sentaron los demás, pues como que no… y tuve que ponerme nuevamente las zapatillas si quería poder ir esta tarde a jugar el partido de tenis que tengo…

En la foto 2 puedes ver un contraluz de la playa, no se ve muy bien las piedras, pero esta foto no es para que veas las piedras de la playa, sino para que veas toda la vista…

DSC_0062
Foto 2. La playa de Cantarriján

Después de descansar un poco, aprovechando para comer y beber algo, si el tiempo lo permite (el que se tarda, no sólo el que hace),a Ángel le gusta que hagamos unos estiramientos, con idea de desentumecer un poco los músculos e incluso hacer que algunos que normalmente no movemos se activen un poco. A estos paseos/excursiones suelen ir gente que están en taichí, por tanto, además de los estiramientos, se suele hacer un grupo con los que prefieren ejercitar esos músculos con el taichí, y a mi me mandó a que “taichitara”, que aunque no me sé, aún, todos los movimientos, me dijo que al menos hiciera hasta el que aprendimos ayer y para los otros, que mirara, que en total se iban a repetir tres veces… y aprovechando que llevaba la cámara, le pedí a Pepe el alemán, (sí, el que es alemán pero que se llama Folker o algo así, que no se muy bien como se escribe, es que ya es costumbre de llamarlo Pepe, así que… el nombre verdadero, pues… ¡que no me acuerdo!). Y aquí tienes una de las fotos que me hizo (en el álbum publicado en Picasa hay algunas fotos más):

DSC_0090
Foto 3. Algunos nos pusimos a hacer taichí

Como puedes apreciar en la foto 3, eso de ir coordinado con el resto, como que no es lo mío… eso sí, yo ya estaba un poco adelantado, y aquí se ve (o eso parece) que estaba esperando a que ellas llegaran a esa misma posición.

Y como no es plan de que solo te rías de mi, aquí te dejo una foto de los “otros” mientras hacían sus ejercicios:

DSC_0095
Foto 4. El otro grupo haciendo ejercicios

Y como a mi me sobraba tiempo (porque aún no me sé todos los movimientos) le hice una foto a los dos grupos para que la vista fuera más “acuífera”.

DSC_0097
Foto 5. Los dos grupos de ejerciciantes

Y después de los ejercicios y antes de subir la cuesta (que esta si que era una gran cuesta), había que relajarse un poco, así que… aproveché que había un columpio (y ya estaba libre) y a columpiarse un poquillo… (el de atrás era nativo, vamos que sería un currante de uno de los merenderos).

DSC_0107
Foto 6. Columpiándome…

Ya casi al final de la carretera (a la vuelta) vimos unas cabras monteses, que yo pensaba que el macho de los cuernos grandes le explicaba a otro macho (de cuernos más chicos) cómo se tenía que embestir, vamos cómo darse cabezazos y cornazos (o cornadas)… pero se ve que no era eso… ya que según me explicaron después (los compañeros de la excursión, no las cabras, que esas no se explican, creo) en realidad el macho lo que quería era… pues eso… procrear (en SLQH dirían jincarse a la hembra) que si no veía que el macho le sacaba la lengua en plan relamiéndose, que… pues no, no veía nada… pa mi que el que estaba enfrente del de los cuernos grandes también tenía cuernos más chicos y pensaba que era también macho…

DSC_0138
Foto 7. Unas cabras monteses en plan ligoteo

Lo que es cierto, es que si el macho quería ligar con la hembra o la hembra no estaba por la labor o esa es la forma de decirle que sí, que me voy contigo, pero si te fijas en la foto 7 la hembra le estaba envistiendo al macho… así que… me parece que (el macho) se quedó con las ganas… sí.

Y más o menos esto ha sido todo… la verdad es que ha sido una excursión cortita, ya que entre unas cosas y otras salimos a las 10 (yo sólo llegué 5 minutos tarde, pero avisé antes de la hora), y cuando llegamos de vuelta serían un poco antes de la 1.

La excursión de la semana que viene (sábado 5) será a la cruz de Pinto.

Bueno, que me tengo que ir, que ya mismo juego al tenis mi primer partidillo de la liga esta que han organizado los de deportes del ayuntamiento de Nerja. Este es mi primer partido, pero la de hoy es la segunda jornada, que yo no jugué la semana pasada, y si no llueve, ese partido lo jugaré mañana domingo a las 5 de la tarde.

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 15.57 del sábado 28 de Noviembre de 2009

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Excursión a la playa de Cantarriján

Los comentarios están cerrados.