Más cosillas del último lunes de noviembre

A la natación terapéutica cada vez llego más tarde, hoy casi que ni llego, que Mariví me dijo que pensaba que iría a la 1 (llegué casi a las y 25), pero no todo es culpa mía, son cosas que te pasan y ya está… es decir, que te entretienen… claro que si saliera antes… lo mismo si me entretienen no llegaría tarde… pero… ¿y si no me entretienen? estaría demasiado pronto y tampoco es plana… jeje, el que no se consuela es porque no quiere.

La cosa es que ya iba justillo de tiempo, ya que entre unas cosas y otras salí de Curro a eso de las 12 y 10, pero al llegar a la piscina, en la recepción estaba Maribel preparando un carnet y me dijo que me esperara que tenía que comentarme una cosa, que era sobre si sabía nadar bien, y es que tenía intenciones de apuntarme a clases de natación, para aprender a nadar, no porque no sepa nadar, si no para nadar más mejor. La cuestión es que la muchacha que daba las clases a la hora que a mi me interesaba ahora da perfeccionamiento, y para entrar en ese grupo tienes que saber nadar en los diferentes estilos… y a tanto no llego, yo como mucho nado como los perros y cuando me suelto nado que parece que sé nadar, pero todo es apariencia… je, ¡ay! en fin…
Total que sería en otro horario y casi que no… de todas formas, ya no tenía intención de ir, sólo que me apunté porque había lista de espera, y por si las cosas cambiaban, tanto en las ganas de ir como en las posibilidades de ir (económicamente hablando).

Y así, entre unas cosas y otras… unos minutillos menos de estiramientos… jejeje, es que la primera media hora de la natación terapéutica son estiramientos, que cada uno hace los ejercicios dependiendo de lo que a uno le duela o lo que le duela más.
Con Mariví estuve comentando (mientras estiraba) qué horario iban a tener en diciembre, ya que "arriba" (en la recepción) decían que lo mismo en diciembre y enero se aplicaba otros precios dependiendo de los días de fiesta que se tomaran las monitoras, pero ella dijo que salvo los días de fiestas normales (el puente de la Constitución, el 25, y que los días 24 y 31 sólo sería por la mañana) el resto no iban a tomárselo de fiesta, vamos que no es como en la feria que cerraron la piscina… que por cierto, en ese mes si que tenían que haber cobrado menos, y cuando digo cobrar no me refiero a las "maestras" terapeutas, sino a la gente del ayuntamiento, ya que ellas están contratadas para hacer esta terapia y no dependen de la gente que haya apuntada… aunque esto puede que cambie a partir de enero… pero eso sería otra historia, y como en esa historia hay política de en medio, mejor lo dejamos, que ya se sabe que todo lo que toca la política se estropea, como decía aquél: con lo bonito que es una madre y cuando la toca la política se convierte en suegra… pues eso… jejeje

Después de natación

Después de la natación quedé en llevarle el coche a mi David, que me lo prestó ayer domingo y también quedando con un cliente para ver por qué ahora el programa de importación no importa correctamente los datos… total, que le digo que contacte con "los otros" a ver si han hecho cambios en los datos que exporta su programa y si lo pueden solucionar, si no, ya me llego yo después cuando abra a las tres y media (todas estas quedadas y charlas telefónicas sentado en la moto delante de la cancela del pabellón de la piscina con el casco puesto).

Lo del programa, como me imaginaba, era fallo de los otros, pero ellos no se dieron cuenta hasta después de más de dos horas… mira que son torpes… es que me tuvieron 2 horas y pico allí esperando a que ellos comprobaran por qué no funcionaba esa parte de la exportación… que sí, que antes la longitud de datos era 356 bytes y ahora son 871, que si vais a seguir usando ese formato, yo hago cambios en mi programa y ya está, pero ellos que no, que lo mismo es que hay algo mal configurado…
Total que estuvieron trasteando en la configuración dos o tres (todo esto remotamente) y al final hubo que llamar a otro de los "jefes" porque aquellos se habrían ido a tomar café ya que no hacían nada… (no se veía que el ratón se moviera ni ninguna de las ventanas).
En uno de los paseítos por el despacho, y viendo que ya eran las 5 y pico, me acordé que San no tenía vehículos y la llamé para ver si quería que fuera a recogerla antes del tenis, pero dijo que el coche ya lo tenía operativo, vamos que no estaba arreglado del todo, pero que ya andaba… y la moto seguía pinchada.
Al final me dice el "jefe" ¿tú puedes modificarlo? sí, claro, eso ya lo dije a eso de las 4 de la tarde…
En fin… que tengo que cambiar la longitud del tipo de datos que maneja esa información…
Mañana por la mañana (después del médico) te lo traigo. Vale.

(lo dejo aquí, que como esto lo empecé a escribir sobre las 6 y pico de la madrugada del martes 1, y ya son las 7.57 tengo que irme para la playa a andar un ratillo, ya que correr no se yo si aún podré o debería… espero que la hora de quedada sea a las 8 y cuarto… porque si no… ya llego tarde…)

(Ya estoy de vuelta, a ver si me da tiempo antes de ir al ambulatorio, ya que son las 10.59 y quiero irme a las 11.15.)

Para acabar con lo de la espera mientras “los otros” miraban qué le pasaba al programa (de ellos), decir que yo estaba de los nervios, no solo por la, digamos, falta de competitividad, si no también por no estar haciendo nada. Antonio me decía, de todas formas vas a cobrar lo mismo, Ya, pero esto de estar parado con la de cosas que uno tiene que hacer, pues… Y es que resulta que uno se acuerda de las cosas que tiene que hacer cuando no las puede hacer, ya que cuando tiene que hacerlas se entretiene con cualquier comentario del feisbúc, por poner un caso, ya que moscas cada vez se ven menos que el frío ya está empezando a apretar.

Y casi justo después de volver de la oficina de mi amigo-cliente Antonio, me voy pal tenis… Bueno, directamente no, ya que algo de correo si que estuve mirando, porque tantas horas y días sin mirarlo es casi como un pecado… Y así pasa lo que pasa, que llega uno tarde… no mucho, pero si casi 10 minutos (o menos, creo que serían y 5).

Tenis

En el tenis, cuando yo llegué (entraba Vanesa al mismo tiempo, aunque ella pasó antes, que uno es mu caballeroso, jeje) estaban Serena, San, Antonio y Miguel arriba. Cuando llegó Vanesa, ella, Miguel y otro muchacho se fueron a la pista de abajo y yo me quedé con los tres que estaban arriba. al poco llegó Pepe el alemán, que ya sabes que no se llama Pepe, sino Folker (o algo así) y sí es alemán, y se quedó arriba con nosotros, yo le dije a ángel que lo mandara para abajo, pero dice que no, que a Folker no le gusta… total que se quedó arriba y además emparejado conmigo. A ver, no saques conclusiones, que no, que Pepe es buena gente, lo que pasa que el hombre va a su bola, y eso de correr, como que ya no son edades para tantas correduras, que poco a poco… y yo… (bueno, y algunos/algunas más -por no mencionar a nadie en particular-), también se desesperan.

(otro parón, que ya son las 11.12 y tengo que irme… y si te preguntas por qué no lo publico cuando esté terminado, decirte que lo voy escribiendo en distintos ordenadores, por ejemplo, empecé a escribirlo en mi casa y ahora estoy en Curro, y después seguramente lo acabaré en mi casa, así que… de esta forma me lo bajo y lo sigo completando… Esto por darte una explicación y no decirte que porque… eso mismo… jeje)

(a ver si me acuerdo qué tenía que seguir contando, que ya son las 20.52 y… ya, lo sé, que podría haberme puesto antes, pero es que tenía que ir al super y al final he acabado en el Mercadona aunque iba a ir al Más, ya que también me faltaba la barra de pan y me gusta más la del Mercadona además de que vale más barata, lo que no había eran uvas ¡cachis! así que… esta noche lo mismo no como pipas, es que las pipas salás con las uvas están… ummmm)

Tenis (continuación)

Lo dejamos en que estaba de pareja con Pepe (en el tenis, entrenando), Serena y San jugaba también juntas y Antonio estaba sólo. Este "juego" era el de los tres puntos, es decir, los que estamos "abajo" si ganamos tres puntos tenemos que ir corriendo "parriba" y mientras tanto (es decir, mientras corremos) el otro equipo que se pone abajo empieza a jugar, lo cual si no falla (como yo, que fallé alguna que otra) es un punto casi seguro, ya que a los otros no les da casi tiempo de llegar.
Las parejas después fueron cambiando, así como el que jugaba solo, con idea de que todos estuviéramos con todos.

Con la cosa de que tengo el dedo como lo tengo, antes de empezar con este ejercicio, Ángel me preguntó si podía correr, le dije que sí… y corrí, aunque no como debería haber corrido (las veces que ganamos a los otros), ya que en un par de ocasiones en que ganamos San y yo, yo llegaba después que San a la otra parte de la pista, y Ángel me dijo que la próxima vez, tenía que llegar yo antes, y si no llegaba, me ponía a hacer 10 flexiones… no coincidió que ganara más (ya que cambiamos nuevamente de pareja), pero seguro que hubiera sido capaz de ponerme el castigo… otra cosa es que yo hubiera aguantado las 10 flexiones… que la fuerza de la gravedad es mu fuerte, sí… y no creo que me dejara despegarme mucho del suelo… jejeje

La otra mitad de la hora, nos teníamos que cambiar de pista, los otros subían y nosotros bajábamos, lo que pasa es que éramos 5 y así era más rollo, así que Ángel dijo que uno de nosotros se quedara arriba. Yo propuse a Pepe (el alemán…), no por nada, si no porque según parece no le gusta jugar en la pista de abajo (¿o era que no le gusta jugar con los más jóvenes? no sé…). Pero la cosa es que no se daba por aludido, así que San dijo que ella se quedaba arriba, pero Pepe reaccionó, y dijo que se quedaba arriba y a San se le escapó un "pues podrías haberlo dicho antes" jejejeje

Como se suponía que íbamos a jugar un partido yo me iba a poner con Serena, pero dijo ella que se pondría con Antonio, que siempre juega contra él y después (Antonio) le viene con eso de que nunca juegas conmigo… jeje

Y nos pusimos a jugar y a sacar como se debe sacar y haciendo todas las cosas que nos dice el "profe" para que saquemos como se debe sacar, que si levantar bien la mano, echar la pelota parriba, pero no demasiado adelantada y al darle a la pelota bajar la mano contraria a la raqueta, lo del saltito no lo hicimos mucho y lo poco que yo lo hice no coordiné, pero bien… sacábamos como profesionales, sí…

(que va, ni sacábamos ni ná, es que el profe lee esto y así se cree que somos unos alumnos muy aplicados, jejeje)

En serio, al principio estuvimos jugando como se debe jugar, aunque sin hacer el saque, lo que pasa es que nos empezamos a liar con los puntos y las cuentas y los saques, así que… después de hacer una ronda en los que los cuatro sacamos, nos pusimos a jugar a ver quienes llegaban antes a 15 puntos, y llegaron ellos, lo menos 15 a 8 o cosa así nos ganaron…
Pero lo importante era jugar y pasarlo bien, y en eso ganamos los cuatro, jejeje.

Merchandising para viaje de fin de curso

El otro día (el viernes) Miguel le llevó a Ángel y Antonio unas cajas de mantecados y Petras La Estepeña (roquitas de auténtico chocolate) y cuando la tortilla de papas, probé un chocolate de esos y estaba rico (no debería comer de esas cosas, que tienen mucho azúcar, pero…. es que después del cacho tortilla que me comí, pegaba algo de postre, jeje). La cosa es que tanto San como yo le pedimos una caja de Petras, y me la llevó, y ya que estábamos le pedí una caja surtida de mantecados, que siempre gusta que te ayuden cuando estás "recolectando" para el viaje de fin de curso, pocas papeletas y otras cosas que vendí yo cuando me tocó el turno de hacer lo mismo que Miguel, aunque cuando yo lo hice aún se llevaban los pantalones de campana, fue el año en que Bruce Lee falleció y se estrenó la película Operación Dragón, los Rollings sacaron Angie, también fue el año en el que apareció el disco Houses of the Holy de Led Zeppelin, The Who publicó Quadrophenia, Queen debutó con su primer álbum, aparecieron los dos primeros discos recopilatorios de los Beatles (los discos rojo y azul) , también fue el año en el que Pink Floyd publicó su obra maestra: The Dark Side of the Moon… y así podría estar hasta mañana, aunque me quedo con el disco de Pink Floyd, de todas formas los otros grupos (y algunos más que no menciono por no aburrirte más de lo necesario) no se quedan cortos, y si quieres algo en castellano, fue cuando los de Mocedades cantaban aquello de Eres tú.
Pero si quieres saber más…  ya sabes lo que tienes que hacer: a "Wikipediar" y a buscar que año fue ese en el que yo cumplí los 16… ¡ay! en fin…

La cuestión es que Miguel está contento porque ha vendido unos cuantos "lotes", (no se todos los que ha vendido, que tampoco lo esto inspeccionando), pero me dijo que estaba contento de que hubiéramos colaborado.

Taichí

Y como los lunes tenemos taichí después del tenis… allí que nos fuimos, aunque a la salida de las pistas de tenis estaba David, el compi del taichí, y comentaba que a su pareja le habían robado la bici en su propia casa, y ese "hurto" jodía más, porque ellos están acostumbrados a moverse con la bici y como no viven precisamente en el centro del pueblo, casi que las necesitan, y como San es más buena que un cacho de pan tierno, se ofreció a dejarle su bici, y seguramente el jueves cuando vayan a taichí se la llevará.

Aparte del incidente de la bici y ya que estamos hablando de David y de las explicaciones que dio el otro día sobre los cristales al ver el colgante de San, decir, que ese colgante pasó a mejor vida, que se le cayó a San y se le rompió por la mitad, y dice David que eso es porque no sería de "tal" material que no se rompe tanto… en fin… que seguramente estarían "mentando" a San y se le cayó de las manos… que según parece los colgantes de cristal sirven para absorber las malas energías (casi como amuletos).

Mari Ángeles no apareció por el taichí, aún así estuvimos practicando un nuevo movimiento, que sigue siendo con una pierna levantada y yo… pues con eso de mantener el equilibrio como que no me llevo muy bien… Y mientras nosotros aprendíamos ese movimiento y practicábamos todos los demás movimientos aprendidos, "los otros" hacían de las suyas, y con la espada, y yo que estaba mu cerca de uno de ellos y… en fin… que entre que me retiraba de las espadas y que por el otro lado casi que había que pedir la vez, es que aún no calculamos cuanto nos tenemos que desplazar y algunas veces ves a tu compi como demasiado cerca y… pues como que no es plan de que el taichí se convierta en kung-fú, jejeje.

Y así más o menos pasó el día… y como el mes lo quería empezar con otros horarios, por la noche no me quedé haciendo este relato y por eso casi lo publico al día siguiente. Cosas…

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 22.36 del martes 1 de diciembre, pero publicado con fecha del 30 de de noviembre de 2009 a las 22.00

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.