Sábado con metedura de pata… (literalmente)

Pues eso… que esta mañana después de ir a dar un paseíto desde Curro hasta el puente viejo (y vuelta), que por cierto, el otro día (cuando fui con mari Carmen) había una mantis religiosa y hoy estaba casi en el mismo sitio, bueno, un poquillo más cerca de la carretera… ¿es que los bishos estos siempre se quedan en el mismo sitio? pues eso parece… creo que la foto del otro día no la puse, pero… en la foto 1 tienes al bicho este y el rastro que dejó al desplazarse… como tarde una semana en moverse ese trozo… lo tiene claro…

Foto1608
Foto 1. La mantis y el fotógrafo…

Pues… como te decía, que después del paseíto, nos fuimos a la playa de Burriana, que el día estaba para irse a la playa. Y como vi que ahora había menos arena que el otro día y eso de estar todo el rato tirao en la toalla tomando el sol, pues… como que no, así que…me fui con mi móvil Samsung F480 a hacer unas fotillos de cómo estaba todo aquello, y en la foto 2 puedes ver que ahora el cacharro ese de vigilancia está aún más adentro que en las fotos del otro día.

Foto1611
Foto 2. Cada día hay menos arena…

Y como todo aquello estaba sin arena y aún no tenía ganas de mojarme (en el agua) fui por la parte de arriba y cuando ya estaba llegando a la barandilla esa que se ve en la parte derecha de la foto 3, ´me metí entre las dos rocas esas que hay allí ya que habitualmente en ese hueco está lleno de arena… en fin… por tener fotos de todo aquello…

Foto1615
Foto 3.

Y a pesar de que iba con cuidado, sobre todo cuando iba por la parte de arriba o al moverme por las rocas, ya que al ir descalzo era fácil de hincarme algo, en fin… pero claro, cuando ves la arena y nada raro alrededor, pues… y patapúm… al pisar en la arena,. se me hunde el pie… y un picorcillo en el dedo gordo del pie derecho, pero nada… ni cuenta que me di, hasta que después al subir las rocas para ir a la barandilla esa, vi que tenía un trozo de pellejo suelto, pero nada de sangre ni me dolía, ni nada… pensé que sería una especie de ampolla y que se abrió al darme el porracillo con la roca…
En la ducha me lo enjuagué, me lo miré y no salía sangre ni notaba nada raro, así que… seguí con lo mío, me subí a las escaleras esas que hay al final, hice unas fotos (ver la foto 4), etc.

Foto1620
Foto 4. La playa de Carabeíllo y Burriana

Al pasar nuevamente por donde “metí la pata”, le hice una foto de cerca y ahora me he dado cuenta de que además de la roca también se ve un alambre mohoso por allí… (foto 5)

Foto1627
Foto 5. Ese hueco del medio es donde colé la pata…

Pero como no me molestaba, tiré por el agua para no tener que ir nuevamente por arriba y de paso la herida podría ir limpiándose o al menos no llenarse de tierra y arena.
Y en las fotos 6 y 7 tienes algunas vistas del paseillo de vuelta…

Foto1633
Foto 6. Las algas aprovechan las rocas aunque sea por pocas semanas

Foto1636
Foto 7. La Cuesta del Cielo al fondo

Después estuve recorriendo la playa hasta la otra parte, me bañé, que el agua estaba muy rica, clarita y no tan fría como debería estar en un 14 de Noviembre.

Y tras el baño me puse a leer un rato tendido en la toalla… y ya tendido es cuando empecé a notar un picorcillo en el dedo… fui a enjuagarme con un poco de agua y ahora si que había sangre, no una exageración, pero había y también había arena y… en fin… que lo mismo era más escandaloso de lo que tendría que ser, pero… como el dolor no se me iba y… pues… pensé que lo mejor era ir al ambulatorio a que me lo curaran, ya que por la playa no vi que el puesto ese de la Cruz Roja o de protección civil estuviera operativo, así que… a urgencias.

Allí tuve que esperar poco, la verdad, que ya pensaba yo que tendría que estar un buen rato y que Mari Carmen se aburriría de esperarme, ya que le dije que mejor se quedara ella en la playa y ya volvería yo más tarde. Pero como el resto de gente que había era para ver al médico de urgencia,.la enfermera me llamó al poco (no pasó ni 10 minutos), me curó el dedo, creo que dijo que puso algo de antibiótico, que si me había puesto la inyección del tétanos, que creo que sí, que cuando era más chico me hinqué unos clavos en el pie, y supongo que me la pondría… vale, pero eso hace mucho tiempo, mejor te pongo una de recordatorio (o algo así dijo). Y que no me moje el dedo, que mañana vaya de 5 a 7 (de al tarde) para que me lo curen, que ya apunta ella que me ha puesto la vacuna esa y después ya me tendré que llegar a la consulta 5, que lo de mañana es porque es domingo.

Pues eso… y como es natural, si te tienes que dar un golpecillo… ¿dónde te lo das? ¡efectivamente! en el dedo chungo… es que la patilla de la moto hay que controlarla con el pie derecho y para facilitar el “aparcamiento” usé la otra aptilla, esa que vuelca la foto, pero esa también es complicado levantarla… y como la levanté con el pie izquierdo… se me escapó un poco y… ¡plaf! a todo el dedo gordo… la madre que… en fin…

Bueno, ya está bien… ahora a por el cafelillo (de Colombia, pero comprado en el Mercadona) y a echarme un rato en el sofá… y después veré como estoy, que ya para mañana he cancelado un “posible” partidllo de tenis y no se yo si tendré que cancelar la excursioncilla que tengo prevista con Andrés para mañana a las 9.30 de la mañana… yo creo que sí iré… ¿no? total… 😉

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.