Tarde del lunes 9: tenis y taichí (pasando por la natación)

Pues eso, que lo de pasando por la natación es una forma de hablar, porque como ya sabes, la natación la tengo por la mañana, más concretamente al medio día, pero como no te cuento nada cuando te hablo de las correrías matutinas, pues… te lo cuento con las actividades vespertinas (o de las tardes).

Hoy en la natación terapéutica, aparte de “recordarme” de que no recuerdo nada, sobre todo los nombres, mira que se me olvidan, en fin… y es que una de mis compañeras de natación terapéutica (de cuando yo iba a las 5 de la tarde) ha estado hoy, del nombre ni me acordaba (Pili creo que me ha dicho que se llama), pero no viene al caso, ya que esta compañera estaba allí, pero no era de ella de la que quería hablar, que vale, que ya que estamos he hablado, y para el caso es lo mismo porque tampoco me acordaba de cómo se llamaba, pero… que quería hablar de otra compi, ya que me la he encontrado alguna que otra vez en la calle, cuando voy a por los churros, que ella va andando con otras amigas (de ella, las amigas), y se para a cascar, que si esto que si lo otro, que si lo de más allá, que se me enfrían los churros (eso no se lo digo, pero seguro que lo pensaría si me pillara con los churros en la mano, pero tampoco sé si alguna vez ha encartado que ya los tuviera o simplemente hemos hablado antes de que me los dieran). La cosa es que una de las últimas veces (seguramente la última vez) que nos hemos visto, me dijo que le dijera a Mariví (la profe) que en Noviembre empezaría a ir nuevamente. Yo se lo dije a Mariví, pero no le dije el nombre correcto, ya que le dije que me lo dijo la hermana de la que en realidad me dijo que le dijera que iría en Noviembre, ¿ta claro? Y es que esta mañana, diciéndole que si Carmina iba a la natación, me dice la profe que no, que va el hijo… ¿el hijo? es que el niño ese es el hijo de Carmina, ¿sí?, sí, el que vino con nosotros cuando hicimos la fiesta (es que fuimos a tomar unas copas cuando acabó la temporada anterior, ya que en el mes de Agosto se descansa de natación), ¿vino con la tía? no, con la madre, ¿entonces la rubia es Carmina? sí, la otra hermana es Toñi, ah, yo pensaba que Toñi se llamaba Carmina, y que Carmina… pues no sé cómo pensaba yo que se llamaba Carmina… en fin… vale, pues eso ¿viene Toñi a natación? no, ah, vale.

Aparte del lío este de los nombres, en los estiramientos esos que me dice que haga para el tema del brazo y la espalda (antes de darnos el baño en la piscina estamos media hora haciendo ejercicios para los dolores que cada uno tenga), me preguntó si me dolía el codo y la espalda y le dije que no, pues te voy a dar unas pesas de medio kilo cada una y haces los mismos movimientos que antes, pero ahora con una pesa en cada mano… y aunque pesa un poco más que sin las pesas, pues… estuvo bien, no, si al final voy a echar hasta músculos, ya verás… porque con las abdominales, el tenis, las correrías, el taichí, pues… hombre, no se me va a poner un cuerpo danone porque ya está uno más para ser una cuajada, pero vamos, que lo mismo si la cosa está mal me puedo a acarrear bombonas, que me he enterado de que más de un butanero está un poquillo harto de que le paguen tan poco y le hagan trabajar más de la cuenta… estos de Repsol Butano… en fin… ah, sí, presuntamente todo lo dicho…incluso que sea la gente de R. Butano de Nerja los que se portan como se portan, sí, presuntamente, oye esto de presuntamente está guay… presuntamente… sí, así dices lo que te da la gana, pero como es presuntamente te libras de que digan: es que dijiste que yo era un explotador, nooorrr, yo dije que presuntamente eras un explotador, jejeje, sí, ta chulo esto, lo que no está chulo es tener que usar presuntamente y que el otro siga “presuntamente” haciendo lo que está “presuntamente” haciendo…

Después… tenis… (además de las cosas que yo haga desde que salgo de la natación hasta la hora del tenis). Hoy se incorporó Sandra, que iba a empezar el miércoles pasado pero no lo hizo porque estaba malilla, pero hoy me dijo por el Feisbú que vendría a las 7 al tenis. Lo que pasa es que llegó un poco más tarde que los que llegamos antes, y como el otro grupo no estaba a tope, nos fuimos a la pista de abajo los que allí estábamos, que éramos Serena, Antonio y Pepe el alemán, que ya sabes que es alemán, pero no se llama Pepe, y creo que ya me sé el nombre: Folker (creo). Pues… los cuatro nos fuimos a la pista de abajo y los otros se fueron quedando en la de arriba, y cuando Sandra llegó, también se quedó arriba. San llegó más tarde, y se vino a la pista de abajo con nosotros.
Hoy Antonio estaba enflojinao y parecía que no le daba bien o más bien que no tenía ganas de darle, pero sólo en apariencia que después le daba cada vehigazo que no veas… (vehigazo se suele pronunciar con la hache aspirada, usease: vejigazo).
Después nos pasamos a la pista de arriba y estuvimos entrenando con Ángel, primero echando las bolas a cada lado de la pista, primero con la derecha y después del revés, y por último estuvimos jugando a los puntos, pero no como partido, sino de forma que el que gana sigue jugando y si pierde, entra otro, aunque en esta ocasión, en el otro bando, se mantenía uno durante tres jugadas seguidas.
Estábamos divididos en dos grupos, por un lado Antonio y Pepe, y en el otro grupo Serena, San y yo.
Y así durante un buen rato, hasta que llegó la hora de terminar. Estuve hablando un ratillo con Sandra, que si vais a correr, que si ella va a andar por las tardes, que si el taichí, que si esto que si lo otro.

Y después del tenis al taichí.
Hoy hemos aprendido otro movimiento nuevo, yo no sé si es porque era más sencillo, si era porque me había dicho yo a mi mismo que intentara no “soliviantarme” demasiado si no era capaz de recordar los movimientos o yo qué se… pero hoy parece que me ha resultado más fácil. Además, lo bueno ha sido que el movimiento que nos enseñó Ángel el viernes y que yo no tenía muy memorizado, vamos que no recordaba bien cómo era o al menos eso pensaba yo… pues eso, que Mari Ángeles avisó de que llegaría un poco más tarde, y mientras tanto San y yo estuvimos practicándolo (los dos movimientos seguidos) y así ha sido más fácil de que se me quedara mejor…
Mejor que hoy haya sido así, que no veas lo mal que lo pasaba yo conmigo mismo cuando no me salía…  veremos qué pasa el miércoles con el cuarto movimiento que nos enseñe Ángel.
Pero eso será el miércoles… ya es hora de dejar esto que aunque el cafelillo que me tomé esta tarde parece que aún está haciendo efecto, si al cuerpo se le da un poco de cama, seguro que lo sabe aprovechar… jejeje lo que no sepa el cuerpo… en fin…

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir en Nerja, el martes 10 a la 1.25, pero publicado con fecha del lunes 9 a las 22.00

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.