Viernes tarde, tenis taichí y más

Hoy he estado en la natación terapéutica, ya que mi amigo Fernando me dio el visto bueno, eso sí, después de nadar, que me lavara bien el dedo y sobre todo que lo desinfectara…

Después de la natación (sobre la una y cuarto) fui a ver si Mari Ángeles había logrado configurar el Skype, pero antes me había llamado Antonio de que tenía problemas con la conexión a Internet, que los de Telefónica le habían estado intentando arreglar el problema, me dice que “haciendo pruebas con el ipcolfig o algo así, pero que no funcionaba y que llevara el ordenador a un técnico” y si tengo a un amigo que sabe de estos… ¡pa qué llevá el ordenador a un técnico! esto último no lo dijo Antonio, pero se lo dije yo, jejeje

Pero primero estaba Mari Ángeles, que además estaba más cerca. Una vez configurado el Skype me da por mirar cómo va el consumo de los 250MB de transferencia que tiene (o tenía) en el modem USB que tiene para conectarse, y ya tenía consumidos 200 MB o más… ¡en dos días!

La culpa de esto es que además de que los videos de YouTube consumen mucho ancho de banda, la gente (léase programadores de sitios Web) ya no se toman las molestias que algunos nos tomamos (o nos tomábamos) para evitar que las páginas fueran lentas, en aquélla época, rápido (en Internet) era sinónimo de que ocupara pocos kilobytes, ya que las velocidades de los módems conectados a través de una “simple” línea telefónica no eran demasiados rápidos, con suerte 33.6 Kbps (bits por segundo, que no bytes por segundo, 1 byte = 8 bits), cuando ahora, en una mala conexión de ADSL estamos hablando de 3 Mbps (3 mega bits por segundo, es decir 3 x 1024 Kbits por segundo), y eso en el peor de los casos (por ejemplo, aquí en curro, la velocidad “supuestamente” es de 3 megas, pero casi seguro que no pasa de uno…). Pero aunque la velocidad sea de 1 mega, estamos hablando de 1024 Kbps y eso, aunque nos parezca que Internet es lento, es muucha velocidad, si esa velocidad la hubiésemos tenido en el 96 hace años que hubiéramos terminado de hacer lo que aún estamos haciendo, jejeje, porque mira que era lento entonces… pero lento… y no la lentitud de ahora. Si antes se te ocurría poner una imagen que ocupara “sólo” 100 KB (100 kilobytes) ya podías tener seguro que esa imagen casi nadie la iba a ver… particularmente si era para un banner o algo así. Pero hoy en día, te ponen fotos de un mega como si fuera una cosa normal… en fin… voy a dejarlo que esto del consumo de ancho de banda, de lo mal que se programan las páginas Web por la falta de optimización en la velocidad y sobre todo en el tamaño de las mismas así como de los “complementos” que suelen llevar (imágenes, sonido, videos, etc.), y lo malo no es que se “sobrecarguen” las páginas, lo malo es que no se “enseña” a que no se deberían sobrecargar, mucho Silverlight, mucho Flash y poca o nula “concienciación” con los que aún tienen conexiones telefónicas (no ADSL) o, como el caso de los módems estos de pago por consumo, en los que esos 250 MB sólo te serviría para ver el correo (sin muchos gráficos ni cosas multimedia) y poco más.

A ver a Antonio fui a eso de las 2 o algo más, estuve mirando el IPCOLFIG ese que le dijeron (evidentemente se referían a IPCONFIG), pero ni eso ni el PING ni nada furulaba, a ver, que andar si que andaban o funcionaban esas aplicaciones/funciones del sistema operativo, pero la conexión no funcionaba… después de comprobar que el cable estaba bien puesto, ya que es habitual que se desconecten, sobre todo si están tensos porque no llega como debe llegar y se retira la mesa para limpiar detrás del ordenador, que en este caso estoy hablando de una “torre” u ordenador fijo, que no portátil o notebook. Y como después de reiniciar la tarjeta/conexión, de quitarla y volverla a poner (no físicamente, ya en que en este caso es de las integradas en la placa base, pues que sólo quedaba probar con otro cable… y eso es lo que  hice, pero todo esto ya había pasado algo más de una hora…
Y después de dejarlo funcionando para actualizar la versión del Live Messenger, de instalar el IE8 que llevaba unas semanillas dando por saco en las actualizaciones del XP nos fuimos a un bar a tomarnos unas copas y ensaladilla rusa, que Antonio sabe que son mi debilidad, porque claro, a estas horas ya no era hora de ir a comer, que en mi caso, la parienta había estado esperando con la tortilla de habichuelas a ver si yo terminaba pronto o no, pero al final como eran las 3 y no sabía si se iba a solucionar con lo del cable o no, pues le dije que ya no subía. En el caso de Antonio, no había preparado nada de comer, entre otras cosas porque su parienta comía fuera.
No recuerdo el nombre del bar, se ve que es nuevo y está justo encima del Sevillano de calle Chaparil o un poco más abajo de la clínica San Fernando (que es del hermano de mari Ángeles), el dueño creo que es de Barcelona… pero bueno, lo importante es que yo me tomé unas cuantas 0,0 de Buckler y Antonio la misma cantidad de vino y de tapa, ensaladilla, muy bien presentá, pero yo prefiero menos presentaciones y más cantidades, que este cuerpo danone necesita más materia prima, jejeje, pero vale, no me quejaré… Y estando allí llegó mi amiga Marisol y ya de paso estuvimos hablando un ratillo, que vivimos casi enfrente uno del otro y nos veíamos más cuando ella estaba en Granada,,, de verdad, lo que son las cosas… en fin…

Y después de comprobar que las cosas se habían instalado correctamente, ¡hasta luego lucar!
Por fin podré mirar el Facebook y el correo… que ya casi que lo echaba de menos, jejeje

Al tenis llegué un poquillo después de las 7, no mucho, pero un poco. Hoy me he encontrado con tres nuevos, una chica que iba con Vanesa, Antonio, el hijo del churrero y otro más, que no me acuerdo del nombre, pero creo que se llama Herrero).
En el primer tramo de la hora, estuvimos peloteando Serena, Antonio (el hijo del de los churros), Antonio el pariente de Serena y yo. Mientras peloteábamos, en la otra pista estaban entrenado los demás (Vanesa, la amiga y Herrero), además de Miguel y cuando San llegó, también se quedó con ese grupo.
Después cambiamos y nos tocó entrenar a nosotros y ellos a pelotear, que como eran 5 se ve que jugaban 2 contra 2 y uno descansaba o al menos eso es lo que parecía…
El entrenamiento que estuvimos haciendo primero fue jugando individual, en un lado jugaban tres veces y en el otro el que ganaba seguía. Antonio y yo por un lado, y por otro, Serena y Antonio (el de los churros), que me enteré que era el de los churros porque el padre se acercó por allí, que se ve que él en sus días también jugaba al tenis y ha sido el que ha estado enseñando al hijo.
La segunda parte del entrenamiento era con los cuatro en la misma pista y consistía en jugar unas cuantas bolas cada uno (pero seguidas) e ir echándolas a un lado o a otro mientras que Ángel nos la echaba al derecho o al revés. Al derecho no se dice, pero vamos, lo contrario del revés, que ahora no me sale la palabra… lo mismo es que se dice así, no sé… y tampoco es importante.
Y así hasta que dieron las 8. Por cierto, Miguel está con la “recolecta” para el viaje de fin de curso y allí que colocó algunas cosas, y otras más que le pedimos… eso sí, sin azúcar no tenía, que si los mantecados, que si los chocolates (tienen nombre y no son bombones, pero más o menos es como el turrón de chocolate, pero en piezas individuales… cuando me traiga el que le pedí te digo como se llama).

Y después del tenis, al taichí. Hoy si que había tortilla de papas, en realidad he estado a punto de poner otra cosa, algo así como: “hoy ha venido –la hacedora de tortillas-” pero en vez de hacedora de tortilla iba a usar otro “sinónimo” que no suena bien o puede parecer otra cosa, y mejor me callo que si no…
Pues eso, que hubo tortilla, mu rica por cierto, y no es por decirlo, también hubo vino, pero no había vasos, así que el que más y el que menos se la ingenió para beber de la botella o buscarse otros medios. Por ejemplo, alguna usó una botella de agua como vaso, pero la cosa es que a pesar de que el contenido no era agua, a mi me dio la impresión ( y a Ángel también) de que se lo bebía como si de agua se tratara… sí… no digo el nombre que… en fin… Otras empezaron con el tapón de la botella o con un tapón, pero claro, eso ni chupito ni ná, así que… botella al aire y… que caiga donde quiera, pero si cae en la boca, mejor que en la ropa, jejeje. Claro que existen métodos para que no se desperdicie nada y sin tener que meterse la botella en la boca… lo que pasa es que no todo el mundo controla bien ese método… y no doy más pistas, que si no… pues eso… que tó se sabe…
De todas formas, algunos no bebimos vino, y también hubo quién no probó la tortilla de papas. Yo es que eso de beber así sin tocar la botella y que no derrame, me cuesta… yo si hay que derramar se derrama, pero no es lo mismo derramar agua que vino, así que… mejor no probar que después parece que ha estado uno todo el día en el bar… bueno… ahora que caigo… casi… jejeje

Hoy estuvimos aprendiendo otro movimiento más, que acababa con la pierna en el aire… y claro como uno de equilibrio anda medio regular (y eso que no caté el vino), pues… pero bueno, independientemente de que se aguante más o menos tiempo con la pata tiesa, al menos creo que conseguí memorizarlo. Aunque más “memorización” tuvo que hacer San, que como no vino ayer jueves, se tuvo que aprender dos movimientos seguidos… y se los aprendió…

Después del taichí estuvimos un rato hablando con David, que estuvo comentado cosas de los trabajos con el cristal, de las cualidades de los mismos y otras cosas… que ahora ya no soy capaz de recordar, y todo esto a raíz de un colgante que llevaba San y de lo bien acabado que estaba, que si ese tipo de trabajo no se ve mucho, y cosas por el estilo. Es que David trabaja estas cosas (y otras más) y ya nos estuvo comentado… bueno, en realidad se lo empezó comentando a San, pero ya que estaba yo por allí, pues… también entré en la conversación… instructiva por cierto, ya que los que no sabemos de esas cosas no tenemos ni idea de cómo se hace y sobre todo cómo se hace bien y menos bien.

Mañana de excursión a Cantarriján, David comentó que no podría ir, ya le dijimos en varias ocasiones que se animara, pero es que trabaja hasta altas horas de la madrugada y según parece tiene que guardar un número de horas de sueño… pero que lo mismo cambia un poco el horario para poder apuntarse a las caminatas de los sábados. San también comentó que seguramente no iría a la excursión, que se iba a quedar ayudando a su “chico” en el taller (recuerda M & M).
Y prácticamente esto fue todo… o casi… mañana más…

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 03.35 del domingo 29 de Noviembre de 2009, pero publicado con fecha del día 27 a las 22.00 (que yo pensaba que era cuando puse la nota esa de que iba reservar el sitio, pero se ve que no, que esa  nota la pues el 28… sea como fuere, y para que quede constancia de que lo puse, lo he pasado aquí abajo, porque arriba del todo, como que no pega)

(esto estaba antes de escribir todo este rollo que he escrito)

Pues eso… el hueco para contar las cosillas de la tarde del viernes, que si haciendo de técnico con los amigos, que si el tenis, que si el taichí, que si la tortilla de papas…  cosas, cosas que contar… pero después…

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.