Las cosas del viernes 11 por la tarde-noche

Hace un rato te dije que tenía que ir a mandar un libro de VB2005, y es que me los piden, principalmente para que se los mande dedicados… bueno, eso era al principio, ya que ahora casi todo el que lo pide es porque (supongo que) no lo encuentra en las librerías… aunque aún no está descatalogado, es más (y no es porque lo haya escrito yo) sigue siendo útil, incluso si se va a usar la versión 2008 (que es la siguiente y la última que hay a fecha de hoy día 11 de diciembre de 2009), así que… si estás buscando un libro que te "enseñe" a programar en Visual Basic para .NET ya sabes cuál tienes que comprar
(cuando yo no me haga propaganda ¿quién me la va a hacer? o como decía aquél si yo no hago publicidad de mis libros ¿de qué libros tengo que hacer publicidad?, pues eso…)

 

Reencuentro con un viejo amigo

Y después de la publicidad vamos a lo que vamos, pero es que todo está hilado, te explico, cuando fui a dedicar el libro a la tienda de mi primo Pepe Som (hijo), como también tenía que ir a una tienda en la que me habían cargado dos veces una compra y después tenía que llevar el libro a MRW para mandarlo, decidí que en vez de ir en la moto iría andando. Así que, cuando salí de la librería de mi primo, tiré por el callejón (o pasaje) ese que hay entre la Ermita y Castilla Pérez, y me topé de frente con Alberto Pomar un indio peruano, no se si es indio, pero yo siempre le decía el indio, lo que es seguro, es que es peruano. Bueno, a este hombre lo conozco desde hace años y un día, hace también unos cuantos años (más de 6), tuve un "rifi-rafle" con él, vamos que lo mandé a tomar por ahí mismo, no directamente, pero casi, tanto que no volvía a dirigirle la palabra ni el saludo, y cuando pasados unos años se encontraba con mi David y le decía que me diera saludos, lo que le respondía yo era que le dieran mucho por ahí…
La cuestión es que me lo topé de frente, y como ya han pasado unos años y la verdad es que esto de tener "rencores" almacenados como que no es muy sano, pues lo saludé (o nos saludamos) y estuvimos un rato hablando. Al final él dice no acordarse de porqué fue toda la pelea, yo le dije que yo si me acordaba… se lo expliqué, él insistía que dudaba que él dijera/hiciera/pensara (o lo que tuviera que pasar, que no lo voy a contar, al menos en público, jejeje) eso que yo comentaba… pero como no era plan de volver a pelearse a ver quién tenía razón, lo dejamos en tablas. Pelillos a la mar que se decía antes.

Y las cosas son como son y pasan porque tienen que pasar… ¿verdad? no sé qué decirte, ya que precisamente anoche, en un capítulo de medium (en la cuatro, que el satélite estaba inoperativo) la hija mayor estaba enfadada con los padres porque no la habían dejado ir a un concierto o algo así, y la madre fue a hablar con ella y le dijo (entre otras cosas) que ese enfado se le pasaría, que no le iba a durar toda la vida, y cada segundo que siguiera enfadada sería un segundo que habría perdido de estar bien, pluf ya se ha ido otro, y otro… 
Que no te creas que lo Alberto ha sido porque vi el capítulo ese, que si no lo hubiera visto y me lo hubiera topado, igualmente nos hubiéramos dado un abrazo del tipo "sin rencores". El futuro no está escrito, pero parece que hay un guión o boceto de guión que algunas veces parece llevarte o "guiarte" para que ciertas cosas ocurran… si hubiese cogido la moto casi seguro que no me lo hubiese topado, si no hubiese echado la bonoloto seguro que no me lo hubiera topado… en fin… causalidades o casualidades, ¿qué más da? son dos palabras muy parecidas… cualquiera te puede valer… todo depende…

 

Tenis

Y a las 7 de la tarde, el tenis.

Con una falta para San, que después de un rato (por aquello de que algunas veces llega más tarde), hasta le extrañaba a los demás… bueno, en realidad, preguntar sólo preguntaron Ángel y Serena, ya que Antonio como que… y Herrero no sabe (aún) que el tenis es el leitmotiv de los ejercicios vespertinos de San. Confieso que he tenido que buscar como se escribía esto de leitmotiv y si en realidad venía al caso, y casi que sí, ya que se puede tomar como "motivo conductor", sí, es que me estoy poniendo mus finos yos, con lo fácil que hubiera sido decir que el tenis para San es lo que le motiva a hacer los ejercicios por las tardes, que es lo que la libera del estrés acumulado durante el día de trabajo… pues hubiera quedado igual de claro que si ha faltado es porque algo habría que la retuviera, aunque claro, una fiestecilla puede ser un motivo retenedor o excusa para no venir, y como en estos días tenía el cumple de la hermana, lo mismo estaba de fiestuqui…
Y hablando con Ángel, había que comentarle unas cosillas, pero mejor llamarla cuando acabara el tenis, que si no ha venido… algo "gordo" la habrá retenido… y lo mismo hubiera agradecido la llamada… en fin… que no se sabe nunca si es mejor no "incordiar" o incordiar siempre que lo mismo alguna vez se agradece el incordio… supongo, que tampoco lo sé… en fin…

Bueno, vamos a lo que vamos. En la pista de abajo estaban "los niños", pero con "las niñas", es decir, Vanesa, Jessica, Miguel y Alberto (¿o era Manolo?). Y en el de arriba estábamos Serena, Antonio, Herrera y yo.
El entrenamiento de hoy ha consistido en que uno tiene que ganar puntos contra otros dos, si pierde cinco, se cambia el que juega solo y si consigue ganar tres puntos seguidos, los que tuviera en contra se les quita y se pone nuevamente a cero. En el otro lado, el que pierde el punto se sale y entra otro. Todo esto de derecha y de revés. Y por último estuvimos haciendo unos saques. ¡Que trabajico cuestan los saques! Algún día lo aprenderemos… que son importantes, al menos si se tiene un buen saque… pero es que… en fin…
Decir que por allí estaba Alberto (Cortés) que será mi rival la semana que viene, y ya vio un par de puntillos que hice y que eran de esos que te hacen correr y parece que no vas a llegar, y al final llegas y hasta te sale el golpe bien y el otro no le da, pues de esos… a ver si se espanta un poquillo y nos da tiempo a jugar tres sets, que es a lo que al menos aspiro, ya que ganar, como que no creo que gane a ninguno de los que quedan…

Hablando de casualidades, por allí estaba Miguel (el fontanero, el compi de las correrías y del tenis) que dice que en Nike factory (o algo así) hay una oferta que comprando 3 pares de zapatillas sale cada una a 27 euros, y estaba buscando a dos "voluntarios", el problema son las tallas, no porque tengan que ser todas iguales, sino porque ya se sabe lo que pasa con las tallas que no todas las 43 (por poner un caso) son iguales… y lo suyo es ir a probárselas… o eso entendí que quería decir… la cosa es que le iba a decir que mis zapatillas están "nique" y al mirarlas veo que tienen un "descosío", vamos que se están rajando por la costura esa que hay entre la suela y el resto del zapato…  así que… lo mismo habrá que buscar a alguien más que quiera unas Nike para jugar al tenis… Aunque la verdad es que tengo otras de repuesto y las zapatillas que yo suelo usar se las compro a mi amigo Manolo el de Deportes Carisma (en calle Castilla Pérez), así que… no sé, no sé…

Después de nuestro entrenamiento, nos fuimos a la pista 2, a pelotear. Serena y yo por un lado, Antonio y Herrero por otro. Y allí estuvimos un buen rato, después apareció San y se puso a jugar en el lado nuestro, pero Serena se fue… no porque llegara San, que los humos ya estaban algo alterados (o lo mismo estaba cansada, no sé).
La cuestión es que San estaba en el almuerzo de empresa y… se había alargado más de la cuenta, y porque se vino, que si no… y por lo menos pudo pelotear un poco… que no le dio tiempo a muchos peloteos…

Cuando terminamos del tenis, y ya que Miguel me trajo una caja de esas de las que vende para lo del viaje de fin de curso (Petras, roquitas de auténtico chocolate) y no tenía para darle los 15 euros que vale (tenía 20, pero él no tenía 5), y como yo tenía que pagarle a San 10 euros de un décimo de lotería que llevamos a medias, ella fue a por el dinero al coche, más que nada para ver si así arreglábamos cuentas, ya que Ángel también me iba a dejar 5 ó 10 euros (lo que me hiciera falta), pero al final Miguel fue en busca del conserje (la conserje, ya que creo que estaba Laura, al menos estaba en la oficina) para que le cambiara los 20 euros y así poder darme la vuelta… ¡que follón! Total que San se podría haber ahorrado el ir al coche y volver… aunque lo mismo le sirvió para despejarse un poco… no sé… en fin…

¿Qué número llevamos? Dos diferentes, la terminación de uno es la mitad del otro… que no, que no lo digo, que después toca y to el mundo pidiendo… ¡no hijo!

 

Taichí

Y como hoy es viernes, después del tenis: taichí.
Con el tema de la transacción chocolatera y lotera entramos más tarde, pero no los únicos que llegamos tarde, que Luis y … (no recuerdo el nombre) también llegaron después del resto. El resto es: Mari Ángeles, Belén, María José, Charo y David (aparte de Ángel).
No sé si comenté que el martes hay "chocolatada belenística" es decir que habrá chocolate (del de beber) con … (eso que dio Belén que habría) y la excusa es ir a ver el belén que ha montado Belén en su casa. Y como el martes a las 6 está lo de Meditación y Celebración de Navidad, pues Belén (la anfitriona) ha pensado en cambiar la fecha y hora, de forma que sea el miércoles a las 6 (¿sí? que a las 7 tenemos tenis) para que podamos ir los que iremos a lo de Laura. Si es que… ¡Belén, un beso!

Un beso le tenía que haberle dado, pero antes de que nos regañara, que nos regañó, incluso "incitó" al profe para que quedara patente que nos estábamos pasando en la "cháchara" que teníamos el otro grupo… y es que como ayer no vino San, le estábamos explicando cómo era el movimiento que nos enseñó ayer, pero como no nos aclarábamos, y si a eso le añadimos que a San le dolía la cabeza, pues… allí no había quién se aclarase… total que el "jefe" dijo que ya nos lo explicaría él y que a hacer series completas… Y casi que ni nos dio tiempo a muchas series, y después el árbol… El descanso y a aprender los movimientos, en esta segunda parte se unió Mari Ángeles a nuestro grupo.
El que volviera a explicar nuevamente el movimiento de ayer, nos vino muy bien, sobre todo a mi, que no me aclaro demasiado… aunque poco a poco van saliendo, pero me "atrancaba" y cuando me atranco… pues… me atranco y hasta que me desatranco… ¡qué mal lo paso! Pero poco a poco…
Finalmente salió todo bien, o al menos nosotros nos creemos que lo hacemos bien, que esa es otra, que después llega Ángel y que si el peso hacia delante, que si la pierna más abierta, que si…  en fin… lo dicho, poco a poco…

Y después… cada uno para su casa… despidos, que si nos vemos mañana a las 9.30, que si hasta el lunes…

Bueno y esto ha sido casi todo por hoy viernes, por supuesto, hubo más cosas, pero… y sabes…

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 02.13 del sábado 12, pero publicado con fecha del 11 de diciembre a las 21.30.
Decirte que calculo que he estado 3 horas escribiendo todo esto y me he tomado al menos tres tazas de infusiones (porque si no me hubiera tomado esas infusiones, seguro que hubiera acabado con paquete de "revueltos", el Tango del Mercadona), sí, la culpa es mía que me enrollo como yo solo… en fin…

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Las cosas del viernes 11 por la tarde-noche

  1. Palel dijo:

    me alegra un montón lo del “indio_vaya_usté_a_sabé”
    Y dónde a la hija de la medium no la habían dejado ir es a un fin de semana de esqui… porque iban chicos de 18 años también 🙂
    Pero el fondo es lo que cuenta, que tiene razón (la madre) pero… ¡habrá que enfadarse de vez en cuando, digo yo! 🙂

  2. elGuille dijo:

    jejeje, ya veo que no ves gran hermano… 😉
    [enfado] sí, sí, que si no… ¿qué cuenta uno después? o mejor aún, no está la “gracia” de desenfadarse, jejeje

  3. Alex dijo:

    El efecto mariposa que se llama….. una pequeña decisión, aparentemente sin repercusión puede llegar a desencadenar el fin del mundo….

    Lo tuyo no terminará en apocalipsis….espero 😉

  4. Juansa dijo:

    Lo que yo decía, que bonito, el libro ha servido para algo… jejejeje

  5. elGuille dijo:

    @Alex: no, esperemos que no… menos mal que es de Perú y no es Maya, jejeje (por lo de adelantar el fin del mundo ese)
    @Juansa: esperemos que el libro “no sólo” sirva para este encuentro, aunque aún así, ya hubiera valido la pena… o no… jejeje

Los comentarios están cerrados.