Lunes 21, llega el invierno

Pues eso… que este lunes 21 de diciembre empezó el invierno en este lado del mundo, que en otras partes lo que empieza es verano, pero como lo que me pilla más cerca es el invierno, pues… del verano ya hablaré cuando le toque, que aún queda medio año…

Ayer domingo, el día ya estaba raro, pero hoy se confirmó que sería un día de lluvia.

Por la mañana no fuimos a correr, pero no solo por el tiempo que hacía, sino porque Mari Ángeles avisó de que no podría, aún así, me levanté a las 8.30 para ira correr por mi cuenta, pero viendo que la lluvia no paraba, me metí otra vez en la cama y puse el despertador para una hora más tarde, ya que en la cama se estaba más agustico (y calentico) 🙂

A la natación terapéutica me fui a las 11, con idea de que me diese tiempo para ir a la cita con la gente de Andalucía Orienta ya que esa cita era a las 13 horas y si iba a la piscina a las 12, como que no me iba a dar tiempo.

Llegué unos minutillos tarde, ya estoy empezando a pasarme más de la cuenta, verás que me volverá a castigar… jeje… la excusa es que estaba el tiempo como estaba, que si no me dejaban pasar porque mi horario es a las 12 y la tarjeta no funciona… después la cambié para que me dejara pasar a las 11, que al menos en lo que resta de año quiero ir a esa hora.

En los estiramientos le pedí a Mariví el papel para firmar la petición que la gente de los grupos que van los martes y jueves han hecho y así mi querida amiga Paz dejaría de preguntarme si lo había firmado… que no sabía yo que había que firmar nada… que si normalmente no me entero, imagínate sin que nadie me diga ná, pues eso… Total, que firmado quedó y de paso creo que los otros dos compañeros de natación también firmaron. La petición es para que el ayuntamiento tenga piedad de nosotros (sobre todo de los que van los martes y jueves) porque durante un par de semanas el agua estaba fría y no pudieron dar las clases… del grupo de las 11, la mujer que había dijo que ella no fue en alguna ocasión. En mi caso, salvo que coincidiera cuando no pude ir por "mi baja dedil" creo que aparte del repullo por lo fría que estaba el agua, pues como que no dejé de ir… es que si digo que el agua de la piscina está fría después de haberme estado metiendo en la playa a 14 ó 15 grados, pues…  eso sí, el agua de las duchas (las que hay que usar antes de meterte en la piscina) si que tardan/tardaban en dar el agua caliente e incluso templada.

A ver si la gente del ayuntamiento se enrolla, aunque lo dudo, ya que la piscina parece que está limpia de todo pecado, aunque más bien al ser "presuntamente" un monopolio, esto es lo que hay, y es lo que hay… y si no te gusta… aire… que mucho vender la película de que si los empadronados tienen ventajas y preferencias, pero al final si no te "justificas" con el carnet de socio (que pagas anualmente) pues como que no te vale si estás o no empadronado… esto no tiene nada que ver con la reivindicación, pero…

Ya no me acuerdo lo que hice en la piscina (esto lo estoy escribiendo el martes cerca de las 9 de la noche), aunque antes de… sí que hice todas las cosas que tenía que hacer e incluso lo de la firma, con su correspondiente lectura para que supiéramos qué se pedía. Si no me acuerdo es que lo que tuviera que hacer no lo haría demasiado mal, si no… me acordaría de la regañina, jeje.

A eso de la 1 de la tarde me fui a la cita con Andalucía Orienta, la cita era a la 1, pero como estaba el día como estaba, pues… incluso como no tenía chubasquero a mano, tuve que buscar uno entre la ropa que tiene el David, y eso me puse uno de color verde y negro, creo que de esos de publicidad, ya que es de Passport y eso creo que es una ginebra… en fin…
La cuestión es que entre unas cosas y otras yo creo que llegué a la oficina a eso de la una y cuarto, aunque la muchacha que me tenía que atender estaba ocupada, y otra persona que estaba esperando (una chica) tenía la cita para la una y media.

Cuando terminó con la persona que estaba delante y después de hablar con la otra chica que estaba esperando y viendo que no le daría tiempo atenderla, quedaron para el día siguiente.

… (es aburrido todo el proceso que hizo y no vale la pena que tenga que relatarlo)

Entre unas cosas y otras, terminé a eso de las 2 y media, y ya cuando me iba, me da un papel que me dice que es importante que no pierda… -¿Para qué sirve esto (el papel)? -Justifica de que tienes una hora de orientación. -¿Una hora de orientación? ¿En qué? -A ver criatura (así no lo dijo, pero como si lo hubiera ducho) ¿qué he estado haciendo yo todo el rato este? -Ah, sí, "orientándome" en cómo conseguir trabajo… vale, sí, perdón…
Al menos la muchacha estuvo entretenida al ver que me lo tomaba con alegría a pesar de que no tenía derecho a ningún tipo de ayuda "económica" y que difícilmente la tendría, aunque me comentó que existía otro "plan" llamado prodi (o algo así), en que "posiblemente" me podían dar una ayuda… cosa que después comprobé que no… no me "tocaba" a mí… (lo comprobé al día siguiente, recuerda que casi todos estos relatos son en diferido).
La chica que me atendió se llama Carmen, es joven y tiene los ojos castaños, en realidad todas las que trabajan allí tienen los ojos marrones, salvo una que los tiene azules, según me comentaron a raíz de decirles que la chica del SAE (Jazmina se llama) me preguntara sobre quién me atendió

Después de comer una manzana y un yogurt me fui andando al tanatorio, para estar un rato con mis primos y demás familiares y amigos de la difunta (mi tía Ana, hermana de mi padre), en particular quería ver a mi prima Carmen y a Backy (el marido), que llegaron ayer noche de Alemania, y mi tía Chón (Asunción) que también llegó por la tarde.
A las cuatro y media era la misa y el entierro. No paraba de llover, en realidad estuvo lloviendo todo el rato… alguien dijo que así le gustaba a mi tía… supongo que los días de lluvia, no que lloviera cuando ella se muriera, que no creo que dijera eso…

 

Hoy lunes, por culpa de la lluvia no ha habido ni tenis ni taichí. Tenis era seguro que no habría, el taichí dependería de si paraba o no de llover… le comenté a San esto que me había dicho Mari Ángeles, aunque ella (San) ya daba por hecho de que así sería (que no habría taichí) y estaba por ahí con una amiga… Y efectivamente no paró de llover… así que… no taichí… y ya hasta el lunes próximo, ya que los otros dos días de esta semana serían jueves y viernes y esos dos días no hay actividades que el personal del ayuntamiento descansa. El jueves porque es 24 (víspera de Navidad) y el 25 porque es Navidad y además festivo (en el calendario laboral).

La tarde la pasé en mi casa, esperando a ver si escampaba… aunque sin ordenador, que el portátil me lo llevé a la casa de mi parienta. Antonio el rubio me llamó a ver por dónde andaba, que tenía un problemilla en su ordenador, y como vive cerca de mi casa, me pasé a ver si se lo arreglaba. Fue cosa sencilla, es que había movido de sitio la barra de botones (en un XP) y no sabía cómo ponerla otra vez en su sitio… Antonio, no desbloquees la barra de tareas y así no la moverás… le expliqué cómo la podía mover de un lado a otro, más que nada, para que no lo hiciera.

En vista que no escampaba, a eso de las 8, decidí irme para Curro, me iba a subir en la moto, pero me lo pensé mejor y me fui andando… al rato de empezar a andar me di cuenta de que me había puesto otros pantalones encima de los vaqueros, con idea de que no me mojara demasiado, ya que en la moto al ir sentado y con el agua cayéndote, pues… lo primero que se moja, aparte del cuerpo son las piernas. Por el cuerpo no tenía problemas, ya que además del chubasquero ese del David, me puse otro que encontré en mi casa, bueno, encontrar, lo que se dice encontrar, no lo encontré, simplemente lo cogí y me lo puse. Lo de encontrar más bien es porque ni me acordaba que lo tenía colgado en la percha de detrás de la puerta, como casi nunca me lo pongo… pues…
A lo que iba, cuando llegué a la altura de la tienda de mi hermano (enfrente de la marisquería) me metí y me quité el pantalón extra (previa consulta a mi cuñá María Isabel).
Y como esto de ir andando a mi en particular me producen sudores, además de que llevaba más ropa de lo habitual, que si la camiseta, que si la camisa (que en realidad no era una camisa sino un quitaviento que es más bien fino, pero…), que si el cacharro ese del David que por dentro es de esos de los gordos (o casi) y además el cacharro ese para el agua, pues… a la altura del cuartelillo de la Policía Local (concretamente resguardándome en la Caixa) me quité parte de lo que me sobraba, concretamente lo del David.

Cuando llegué a la altura del polideportivo, me pasé por la oficina a ver si estaba Laura, que a esas horas estaría muy solica y lo mismo le venía bien charlar un rato… efectivamente allí estaba, y nos pusimos a hablar de cosas… je… Se puso a calentar agua para tomarnos unas infusiones y en eso que "plaf" salta el automático de la luz… y es que el cable que tenía para un alargador (comprado en los chinos) se quemó y se cortó "literalmente" como si lo hubieran cortado con unas tijeras… el cable estaba que parecía chicle, pero caliente… es que si se sobrecarga mucho y el cable no está preparado para tantos vatios, pasa lo que pasó… total que se quedaron a oscuras… y Manolo que acaba de llegar y se iba a poner a hacer sus ejercicios diarios, pues… se quedó con las ganas… Nosotros (Laura y yo) si que nos tomamos la infusión y seguimos charlando un ratillo más… después (sobre las 9 o así) me fui para la casa… ¡subiendo la cuesta de Curro!
Lo de ir andando es que algo hay que hacer… que con tanta agua, pues… lo que también digo es que las calles de Nerja no están preparadas para andar en días de lluvia, que entre lo mal que circula el agua y los desniveles en las losetas de la calle, pues… acaba uno con todos los pies mojados… y los pantalones llenos de barro y casi hasta la mitad de agua… en fin… menos mal que no llueve muy a menudo…

Pues… eso… esto más o menos fue lo que ocurrió el lunes, que ocurrieron más cosas, pero… ya sabes… que después todo se sabe… 😉

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 21.37 del martes 22 de diciembre, pero publicado con fecha del lunes 21 a las 21.00. Ampliado a las 22.19 (que se me olvidaron un par de cosillas que contar).

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.