Primer día del último mes del año

Ese es hoy, el 1 de diciembre de 2009, el mes en el que se cumplen seis meses desde que empecé a correr, y de aquél 1 de junio esto es lo que tengo "apuntado" en mi calendario de Outlook (que no he encontrado lo que puse en Facebook, que algo pondría, seguro):

No me quedé al tenis con Fajardo, me sustituyó el hindú. Fui con Sandra y Miguel a correr por el playazo

Desde el puente del Supersol ida y vuelta hasta el cesped del apartahotel, más o menos 42 minutos, sin descansar… a paso lento, pero sin parar…

¡No me lo podía creer!

Y es que no me lo creía… y mira tú por dónde, casi como lo de Forrest Gump: ¡corre Forrest, corre! y hasta hoy… bueno, hasta el martes después de haber "metido la pata"… pero seguramente mañana empezaré de nuevo, que ya tengo mejor el dedo.

Andaduras playeras

Hoy tampoco ha aparecido Antonio y yo he sido puntual, más que nada porque estaba levantado desde las seis menos veinte (5.40), ya que quiero ver si puedo hacer otro horario, con idea de "trabajar" antes de ir a correr y así aprovechar que hay más silencio (salvo cuando llega uno que reparte pan o algo así y siempre lleva la radio a tope). Lo malo de estos madrugones es que hay que acostarse pronto, si no… ¡chungo!

Y me he levantado "meándome" de la risa… a ver, no se si sabes que yo de despiste ando sobrao, y si a eso le sumamos que mi memoria es de 1 ka, y que no me entero de ná, pues…
La cosa es que (no se por qué) me desperté y de pronto me vino a la cabeza una cosa que San comentó anoche cuando salíamos de taichí y es que me preguntó si me acordaba de antes, de cómo estaba ella los lunes… yo no sabía a qué se refería, ¿de que no te daba tiempo de ná? que si tenías que ir a hacer la compra… eso lo hago ahora también, será cosa de que ahora hace más frío… y lo dejé correr, que después te toman por torpe (y con razón jeje), pues la cosa es que nada más despertarme me acuerdo de porqué dijo eso, y es que siempre estaba "vaga" que no tenía ganas de moverse, vamos más floja que un muelle guita, y al acordarme me eché a reír… supongo que por "el despiste" y de que después de un montón de horas se me viniera a la cabeza ese "detalle".
De todas formas, ayer San estaba "inspirada" en los golpes de tenis (en otras cosas no lo sé si estaba inspirada o no, bueno, sí, en el taichí también, ya que sus movimientos eran más "gráciles", al menos que los míos, que son más del tipo robocop) ya que llegaba a muchos más de los que habitualmente llega y correr, como corría la condená, que hasta por poco me pone Ángel a hacer flexiones… pero eso fue ayer… y lo de ayer ya está publicado, así que… me centraré en lo de hoy.

Esta mañana estuvimos andando, con una temperatura de unos 13ºC y con el viento fresquito del mar… vamos que las manos las teníamos heladas, y yo iba con el chándal completo y hasta guantes (que después le dejé a Mari Ángeles que se estaba quedando helada).
De los corredores habituales, vimos a Paco Parras (que también iba de largo, en cuestión de la ropa, que era de mangas largas la camisa y el pantalón, que ya a ciertas edades se deja de crecer), también estaba el padre de Isabel, la chica de Alcorcón (4-0 jejeje).

Bañarnos, no nos bañamos, preguntar si nos íbamos a bañar si que nos preguntaron, pero como que no… no por nada, por el dedo que… jejeje

Visita al médico en el ambulatorio

Después de desayunar me fui  al ambulatorio, que tenía cita para ver si me mandaba algo para la uña del pie que según Fernando tengo hongos o algo así… la cosa es que no le gustó el aspecto de la uña y me dijo que le pidiera al médico que me recetara "no se qué" y así se me curaría… y como le dije a Fernando, si no te gusta así, la tendrías que haber visto hace 9 ó 10 años cuando estaba casi… aggg… lo dejo, que… en fin… que estaba mu mal la uña, y hace pocos años ya se "renovó" la uña y más o menos está bien…
Aprovechando que iba al médico, no sólo para lo de la uña, también para que me recetara lágrimas artificiales que los ojos los tengo que "refrescar" un par de veces (o tres) al día, pues, como te decía, también fui a ver a mi enfermero, no es que sea mío, sino el que me corresponde, y la verdad es que no tenía ni idea de por qué fui… yo "suponía" que tenía que ir, vamos, que estaba seguro que Juan me dijo que fuera… o lo mismo no me dijo nada, pero la cuestión es que pedí la cita del médico a una hora en la que el enfermero tiene consulta, así que… esa "coincidencia" es porque tenía que estar, ya que a mi no me gusta pedir hora después de las 10, ya que esa es la hora que se va a desayunar, y si se ha retrasado con los pacientes de antes de las 10, pasa lo que pasa, como hoy, que a las 11.40 acaba de entrar la persona que tenía cita a las 10.45.
Bueno, la cosa es que me pasé por la enfermería y me estuvo haciendo la prueba esa de la sensibilidad en los pies, con intento de engaño incluido (para ver si en realidad sentía los pinchazos que me daba o yo siempre decía que si notaba si veía que él hacía el amago de pinchar, pero no me "pilló" en un renuncio, jejeje ya que yo estaba por la labor de hacer las cosas bien, que esto de la diabetes cada vez me asusta más, que si afecta a los pies, ahora resulta que esas ampollas que me salen (y que yo achaco a las zapatillas o la falta de costumbre -cuando he estado algunos días sin andar o correr-) o lo reseco que tengo los talones, no son buenos síntomas, y si a eso le añadimos que también afecta a los ojos, pues… Es que mientras esperaba que me tocara entrar había por allí un par de "expertas" en diabetes o en síntomas-problemas de diabéticos y… pues eso añadido a lo que me dijo el enfermero (que era un sustituto, ya que Juan había estado de guardia) del cuidado que debía tener con los pies, pues… pero vamos que no es nada malo, que tenga cuidado y que si sigo como tengo el azúcar está bien (últimamente tengo 105 ó 110, y me dice que está bien, que lo normal en gente que no tienen diabetes es estar entre 85 y 110, que me cuide cuando me baje (ya que le dije que algunas veces se me pone por debajo de 65) y que lleve algún caramelo, que es preferible tenerla a 140 que a 55.

El programa modificado

Después del médico me pase a llevarle el programa a Antonio (de Matachinas) y ya que estaba, aproveché para actualizarle el antivirus, que ayer pedimos la renovación y hoy ya estaban las claves, ya que caduca el 5 de diciembre y no era plan de estar desactualizado. El antivirus es el Nod32, que por cierto, ayer le bajé la última versión (la 4), pero no se la instalé, y le dejé la versión 3, pero como es un XP con esa versión no tiene problemas… otro día que vaya por allí le pongo la última que haya.

Aprovechando que estaba por allí, el yerno, que tiene nombre de un santo labrador, pero que no es tan santo, me trajo su portátil para "mirarle unas cosillas" y así hasta las 3… menos mal que había tortilla de papas para comer y esa comida no me importa demasiado comérmela fría, que si llega a ser mañana que seguramente habrá coles con pringá… jum… otro gallo cantaría, jejeje

Un ratillo con la bici, la luna llena y el atardecer

A las 5 y pico me fui con la bici a dar unas vueltas por el Playazo, cuando estaba subiendo la cuesta que va desde la desembocadura de río Seco hasta el apartotel me llama Isidro, como aún no había empezado la cuesta me paré, ya que si me llega a pilar en plena cuesta (que no se ve que haya mucha cuesta, lo sé, pero la hay, de verdad), no me paro. Mientras me llama, me quedo mirando para unas nubes (a las que ya había echado el ojo) y veo que también está la luna llena debajo de las nubes, pero como estoy hablando por teléfono no puedo hacer fotos, me quería pasar también a Antonio, pero le digo que cuelgue y que llame después que quiero aprovechar antes de que se oculte la luna en las nubes… ye so hizo, lo de colgar, no lo de llamar, ya que lo tuve que llamar yo en la siguiente vuelta (antes de ponerme a hacer fotos del atardecer… para que no interrumpiera, jeje).

En las fotos 1 y 2 tienes cómo se veían esas nubes y la luna, que hoy está llena, llenísima, vamos al 100%, la lástima es que con el móvil salga como salen… en fin…

Foto1754
Foto 1. La luna ocultándose entre las nubes. 01/Dic/09 17.45

Foto1755
Foto 2. Idem que la anterior, pero con una vista más panorámica. 01/Dic/09 17.45

Esas nubes eran a las que le había echado el ojo cuando iba subiendo por el carril bici del paseo del río (hasta donde están los campos de petanca, el parking del Supersol, etc), ya que en algunas ocasiones tienen aspecto de OVNI, aunque en estas de la foto no se vea (porque ya se había quitado), si había una que tenía un saliente arriba en el centro…

Después de dar la vuelta completa y llegar nuevamente al final de la playa, me quedé para ver la puesta de sol (al principio del trozo de playa que hay después de cruzar el río Seco).
Antes de hacer las fotos llamé a Antonio para que me contara lo que me iba a contar que no era plan de que se le ocurriera llamarme cuando estuviera haciéndolas… (casi que ocurrió así, ya que tenía la cámara lista para usarla cuando llamó, y tuve que esperar a que terminara para hacerlas).

Foto1757
Foto 3. La puesta del sol del día 1 de diciembre de 2009 a las 17.59

Foto1762
Foto 4. El sol ya estaba oculto a las 18.01 

También aproveché para hacerle fotos a la luna y las nubes, ya que la luna apareció por encima de las nubes, y con el colorcillo que tenían de darle el reflejo de la luz del sol, pues… quedaba bonito, tal como puedes apreciar en la foto 5.

Foto1766
Foto 5. La luna saliendo por encima de las nubes. 01/Dic/09 18.02

Y ya par rematar la faena, otra foto de la puesta de sol que es casi como la foto número 5, pero no es la misma… 🙂
Es que tiene unas nubecillas más donde estaba el sol y… eso… que mejor mostrarla que guardármela, y el que no quiera verla que no la mire, jeje

Foto1767
Foto 6. Otra foto más del atardecer en el Playazo. 01/Dic/09 18.02

Y de la playa a mi casa, una duchita, mirar los correos, responder a algunos (los que no son consultas), ya que las consultas técnicas prefiero que la hagan en los foros, que así se aprovechan más gente de las respuestas).

Las uvas mágicas

Después estuve en la farmacia, que por la mañana fui a recoger lo que me había recetado y a que me devolvieran lo que había pagado de más, y le pedí una caja de Revidox, que como ahora está la cosa chunga (de dinero) me lo empecé a tomar cada tres días (creo que empecé el 12 de noviembre, que antes me lo tomaba cada dos días), y Mari Carmen también empezó con ese mismo "espaciado" para que nos dure más la caja de 30 pastillas, ya que cuesta cerca de 50 euros.

Pues eso, que le pido las pastillas esas y me dice la muchacha que ahora hay otra que es lo mismo y que vale menos, que me pasara por la tarde que ya tendría el Revidox y así podíamos comparar los componentes. Dicho y hecho. Un poco antes de las 8 me llego a la farmacia y allí tenía las dos cajas, miramos así por encima lo que tiene y e la parte más importante: concentrado de Vitis vinifera, (concentrado de uvas, pero que así en latín parece otra cosa) la nueva hasta parece que tiene más, y el precio de la caja de 30 pastillas: 12 euros, que comparados con los cerca de 50 que valen las otras, pues… creo que compensa… y lo mismo volvemos a tomarla cada dos días, que aunque debe ser cada día, pues… como que no está el horno para uvas, que somos dos y 12 x 2 son 24, mientras que de la otra forma, sólo gastamos una caja al mes.

Escribir para el blog

Y finalmente tirarme más de 3 horas terminando las cosas que pasaron ayer y las que han pasado hoy… bueno… algunas de las cosas que pasan, que ya sabes que no es plan de contarlo todo, jejeje, más que nada porque te puedes aburrir y no llegar a leer esto… que sí, que o sé que tú si llegas… un día pondré un regalo-sorpresa en medio del texto a ver si alguien se lo gana… jejeje

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 00.36 del 2 de diciembre, pero publicado con fecha del martes 1 de diciembre de 2009 a las 22.00

P.S.
Las pastillas esas de los 12 euros se llaman Resveradox, y en Internet las he visto a menos de 9 euros, aunque la foto de la caja no es lo mismo que esta (en la de internet pone advance y en la mía por con resveratrol), pero supongo que serán iguales.

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.