Que dice la oculista que…

Pues eso, que hoy martes día 29 a las 09.18 tenía cita en oftalmología del hospital comarcal de la Axarquía. En principio era para una revisión "rutinaria" a raíz de que el oculista que me operó los ojos me dijo que "podía" tener glaucoma, que me lo mirara de vez en cuando. Y como el oculista que me operó las visitas ya empezaban a ser de pago, la siguiente ya tenía que pagarla y este buen hombre cobra 150 euros de nada, así que… me fui al ambulatorio a ver al médico de cabecera y pedirle cita para el especialista. Eso fue el 4 de noviembre.

Al hospital llegué a eso de las 9 y 10 (más o menos, a las 9.15 ya estaba sentado esperando a que me llamaran). A esas horas había poca gente, pero después fueron llegando más, y aquello empezó a "abarrotarse".

Al buen rato de estar allí, supongo que a la media hora o así, me llaman, me dicen que me ponga en una de esas máquinas que te muestran una casa de campo con un camino, hace un par de enfoques en cada ojo y después me pasa a otra habitación, a mirar unas Es en varias posturas. Primero con el ojo derecho (tapando el izquierdo). Que le diga pa donde miran los palicos de la letra E, que si pa la derecha, que si pabajo, que si parriba… al llegar a la quinta o sexta línea ya no veía ni palicos ni ná… le pone unos agujerillos delante y ya si que lo veo. Ahora el izquierdo. Con ese si que lo veía todo bien.

Me dice que me salga que ya me llamará.

A eso de las 10 y pico me llaman, esta vez con la doctora. Y en otra máquina, esa que te deslumbran con los focos esos… mira un ojo, mira el otro, que si te han operado de cataratas, que si antes tenías miopía, que cuanto tenía, que si la operación no se qué, que si la operación no se cuantos… no me acuerdo de lo que me decía, pero vamos en plan hablar por hablar… supongo.
Después pasamos a otra habitación y se pone con una máquina que tiene como unos cable y un cacharro en la punta (creo que la luz era azul) que te toca el ojo (yo ni lo notaba, al menos en plan molestia), la máquina decía una cifra cada vez que tocaba… tres veces en cada ojo.
Me da unas gotas, échate dos veces más cada diez minutos. Esto era un pelín antes de las 10.30, ya que a esa hora es cuando le mandé un mensaje a mi David, para decirle que a las 11 ni de coña le iba a llevar el coche. Después llamé a Mari Carmen para decirle que no iría a desayunar, que si ahora tengo que esperar y después volver a entrar, pues como que no… Mientras hablaba con Mari Carmen estaba recibiendo mensajes… de que el David intentaba hablar conmigo pero mi número estaba ocupado, es que no tengo eso de la llamada en espera, que es un rollo… al menos para mí. Y es que resulta que el David necesitaba el coche que lo habían llamado para que fuera a ver a un cliente a Málaga antes de las 3 de la tarde, y para ver cuánto me quedaba… Que ni idea, que ahora me tienen que volver a llamar y no sé cuánto tiempo estaré dentro… Vale, pues avísame cuando termine, mientras tanto voy a ver si consigo que alguien me deje un coche y hacemos el cambio. Vale.

Pasa una hora y nada… y eso que mientras tanto se habían colado al menos dos. Colado en el sentido que se acercaron a la consulta con "acompañantes" del hospital. Primero dos muchachillas, casi niñas, que la madre se ve que trabaja allí, ya que iba con una bata y un montón de bolis y rotuladores en los bolsillos de la bata. Esto fue después de mi primera entrada.
Después llegó otro con una muchacha (ya más mayorcilla), se mete directamente en la puerta en la que estaba la doctora… y al ratillo la ayudante de la doctora los hace pasar por la otra puerta…  En fin… no quiero pensar nada, lo mismo tenían cita de antes…

A eso de las 12 me llaman para que entre de nuevo. La doctora me pone un cachibache en el ojo izquierdo. Que si mírame, que si mira parriba, que si mira pabajo, que mires pabajo, que mírame, el móvil que suena, no le hagas caso, como si no estuviera tocando, suena un mensaje, ni caso, sigue mirando… y así un rato mareándome… bueno, mareando a mi pobre ojo izquierdo.
Que tienes un agujero en la retina. ¿Ein? Sí, y una empalizada (ya se me han colao y quieren apoderarse del ojo…), ¿Y eso? Pues que tienes un agujero en la retina y lo mismo se te puede desprender. ¿Y cómo no se han dado cuenta antes? Es que es complicado de ver, que con la lente esa que tienes dificulta verla, pero lo mismo te ha salido ahora.
Y después con el ojo derecho… la misma historia, que si mira al frente (mírame) que si mira a la derecha, a la izquierda, abajo, mira abajo… que estoy mirando, pues deja el ojo quieto que no haces más que moverlo y así no hay quién pueda, que no lo muevo… vale… total que se ve que si que lo movía, pero yo ni me daba cuenta… y claro, con tanto "movimiento" tardó un poquillo más… y con lo molesto que es tener el cacharro ese en el ojo…

Total, que me dice que eso hay que operarlo, que el día 4 está ella de guardia y el quirófano estará libre, que me venga a la 1 y que me opera, que cuanto antes se opere mejor, que hay riesgo de desprendimiento de retina.
Empieza a explicarme lo que tengo, y después de preguntarle que como es que esto no me lo han visto antes con la de pruebas que me hicieron antes y después de las operaciones (porque han sido dos operaciones), que dice que eso ha podido salir ahora (yo no se si esto me lo dijo en este momento o antes cuando me hacía las pruebas con el cacharro ese metido en el ojo).
Total que le digo que me lo apunte en un papel, y va y me dice que ella no quiere problemas legales… que no, que no voy a denunciar a nadie, es que dentro de dos minutos ya no me acuerdo de qué es lo que me has dicho. Y me lo apunta en el un papel, Que si a las 12 me tengo que empezar a echar unas gotas para que se me dilate la pupila, que si me las eche cada 10 minutos durante tres veces, apúntamelo en el papel que se me olvida… Lo mismo se creía que era broma lo de que se me olvidaba… pero no, no es broma.

Resumiendo:
En el ojo izquierdo: un agujero a las 6 horas y empalizada a las 12 horas.
En el ojo derecho: empaliada de 12 a 2.

Le pregunto que si para esto de no ver ná me tengo que echar algo (es que no veía, bueno, sí, pero todo borroso), que no, que me siente un rato ahí fuera y se me irá pasando.
Me siento un rato. Los ojos escociéndome lo que no está escrito y si miraba para donde había algo de luz, a rabiar más. Llamé al David para ver qué me decía, el mensaje que me mandó, por supuesto no pude leerlo, pero al menos pude llamarlo, ya que era el último número al que había llamado y era fácil, incluso sin saber qué ponía en la pantalla del móvil. Que lo mismo, que si el coche, que preguntará a este y a aquél a ver si… que si yo estoy mejor que lo llame y le avise…

Otro rato y nada… seguía casi igual que antes. Decido ir a la calle a que me de el aire, que allí hace mucha calor y entre eso y los nervios, pues… por supuesto, sin contar que desde antes de las 8 levantado y con solo un yogurt y una taza de té, bueno, más que taza, tazón de té, pero que eso no es ná para lo que yo me meto cada día…
Al pasar por la gente que hay, ni les veo las caras. Después de salir a la calle y "ver" que es imposible estar con tanta luz, ya que las gafas de sol que llevaba son unas que los cristales son clarillos, ya que cuando salí esta mañana estaba chispeando y no era plan de ponerse las gafas y como no había previsiones de que hiciera mucho sol, pues… me llevé unas gafas para salir del paso…
Que no, que me tuve que meter otra vez dentro. Esta vez pude ver a una de las que estaban en la primera fila, pero de la sala de espera de al lado. Creo que era Cinthia, una muchacha que estuvo saliendo con mi David y que la vez aquella que me dio el dolor de lumbago (en el 2005) estuvo dándome masajes (también trabajaba de fisioterapeuta y a domicilio). La verdad es que con el pelado ese que tenía no lo puedo asegurar, pero seguro que era ella… esta memoria mía… en fin… La cuestión es que si que tenía que tener las pupilas muy dilatadas (que fue lo que me dijo ella nada más verme). Total, que me fu a sentarme un rato… y después de aburrirme un ratillo, decidí irme a la cafetería a tomarme un cafelillo y media tostada antes de que me diera un bajón de azúcar… que está uno ya mu pachucho, jejeje. A la vuelta, cuando me iba, ya que después no volví a sala de espera, estuve hablando un ratillo con Cintia… que qué es lo que ella tenía (tenía un cacharro de esos en la muñeca derecha, de echar el goteo). No recuerdo lo que me dijo, pero se ve que algo de las anginas o algo así… ya sabes que… eso, memoria de pez…

Mientras me tomaba el café y después de pelearme con el cacharro ese del aceite de oliva, que al final se lo tuve que dar al camarero para que me lo abriera, que yo no podía romper el eso que tiene para romperlo, ni podía separar la tapa, que sin uñas es complicado, lo de no tener uñas no es por que me las comiera por los nervios, es que ayer mismo me las corté…
Lo que te decía, que llamé al David a ver que había conseguido. Nada, que si tito Antonio Manuel tiene el coche en el garaje, que si el Fran hasta las dos no vuelve, que la Encarna va camino de Málaga (o donde sea que ha llevado el coche al ITV) que de haberlo sabido antes me hubiera ido con ellos.
Yo ahora veo un poquillo más que antes, ya puedo leer las letras del papel, si veo que no mejora, te lo digo y si no, pues me voy despacico y te llevo el coche. vale, cuando salgas me das un toque y te espero en la marisquería enfrente de la tienda de tita Mariisabel. Vale, ya te aviso.

Al ratillo de "desayunar" o terminar de comer, casi el almuerzo, diría yo, porque era algo más de la 1 de la tarde. Pues eso, que pagué, 2.65 creo que me costó, y me fui a ver que tal… Estuve un ratillo en la calle, a la sombra a ver si se me acostumbraban los ojos… seguían escociendo, pero menos que antes, y ya casi que veía bien… o al menos veía así las cosas que estaban más retiradas.
Total que me metí en el coche, antes me eché unas gotas de las lágrimas artificiales esas que llevo (o debería llevar) siempre encima, para ver si me aliviaban, pero como que no es eso lo que tenía… ya que lo que me molestaba es tanta luz que me entraba… si fuera una foto, saldría (lo que nosotros llamábamos) quemada… muy sobre-expuesta.
Así que… me fui… di un par de vueltas hasta que me centré en dónde estaba… y salí para la autovía… una vez en la autovía… dejé que el coche me llevara… sí, ya se conoce el camino… y como no veía bien los números de la velocidad no te puedo decir si iba a 100 o a 160… bueno, sí que te lo puedo decir, ya que la aguja estaba un poquillo más a la derecha y arriba del todo está el 140 creo… eso sí, las revoluciones no pasaban nunca de tres mil (o el 3 que es lo que muestra el cacharro este) es que esto de tener sexta está muy bien… sí…
Cuando ya iba por la recta final (cerca de la salida para Frigiliana) llamé al David ¿manos libres? ¡por supuesto!, ¿para qué está el cuello? 🙂
Se lo dejé donde habíamos quedado, ¿Te llevo para tu casa? No, que me voy a pasar por la óptica para comentárselo a Macarena. Vale. Cusha, que el lunes 4 a la 1 tengo que estar allí para operarme ¿podrás llevarme? Sí, pero me lo recuerdas. Vale.

Me fui a la óptica Chaves de Castilla Pérez, y esperé a Macarena, para comentarlo con ella… estuve un ratillo esperando a que llegara, estaba de bancos, y después de hablar un rato sobre eso que tenía, que si debes operarte, que si esto que si lo otro (explicándome de qué va todo eso que tengo).
A las 6.30 hemos quedado para que ella me mire… Se iba a quedar con los papeles, pero le digo que me los de que tengo que "bloguearlo"… ¿el qué? escribirlo en mi blog. Pues entonces a ver si te puedes hacer una foto de la retina antes de operarte y otra después… que lo mismo allí en Vélez (en el hospital) te las pueden hacer o si conoces a alguien del ambulatorio, puede que tengan una cámara allí y que te la haga. En Nerja va a ser que no, que eso hay que pedir cita y son los martes y ya casi que la próxima podría ser para el día 5 de enero. Lo intentaré con la propia doctora en Vélez cuando vaya el día 4.

Bueno, y con la pechá de escribir que me he metío, que ya son las 16.16, no se si esta tarde-noche te contaré algo… los mismo lo que me cuente haaaayyyyy Macarena… 😉

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Que dice la oculista que…

  1. Palel dijo:

    joé joé joé!!!
    Por lo de los ojos, por lo de “dejé que me llevara”, por lo del manos libres…

    Ahora a esperar al próximo lunes…

  2. elGuille dijo:

    a ver… el coche de mi David es estable y va como la seda incluso a 180 (al menos por esta parte de la autovía, otra cosa es desde Rincón a Málaga que yo no paso de 120), y lo de las manos libres solo fue un segundo… sí, como el del anuncio ese de la tele… vale, ya no lo hago más… al menos en lo que queda de año, jejeje

  3. jaime dijo:

    tio, por lo visto que sales de una y caes en otra con tus ojos. Ojala luego que te operen no te salgan con otro huequito mas por ahi.
    Cuidate y si te operas que salga todo bien.

  4. JBOSSF dijo:

    Espero que ahora den el el clavo, joder que llevas un monton de tiempo jodido.
    Suerte!

  5. elGuille dijo:

    Gracias, gracias, la verdad es que sí, desde el principio que me tienen “fastidiado” con tantos problemas en los ojos… y ya que parecía que estaba “estabilizándosse” la cosa, pues… en fin… paciencia…

Los comentarios están cerrados.