Correría y otras actividades del viernes 19

La mañana amaneció con lluvia… así que… mis dos compis de correrías no aparecieron, pero un poco después de las 8 paró de llover, así que… me fui a correr un poco… pero yo solo…

Foto2288_lr
Foto 1. El Balcón de Europa, 08.29

Foto2290_lr
Foto 2. Por donde amanece… 08.29

El recorrido fue desde la parte esta en la que se da vista al Balcón de Europa (foto 1) hasta la desembocadura del río Chillar, pero por donde nos solíamos poner a estirar, todo esto pasando por el puente viejo, es decir, para arriba fui por el margen derecho del río hasta el puente y volví por la otra parte, llegando hasta la desembocadura y la vuelta "supongo" que fue por el mismo sitio de la ida, pero volviendo… por eso se llama vuelta… la verdad es que no recuerdo exactamente cual fue el recorrido de la vuelta, es decir, si llegué hasta el puente o… ¡espera! ya me acuerdo, porque saludé a uno justo cuando iba a empezar a subir la rampa que lleva al puente… así que… sí, la vuelta fue igual que la ida, pero… ya sabes, uno yendo y el otro viniendo… 🙂

No sé si el despiste este, de que no recordara por dónde fui al volver, lo mismo es por "culpa" (más bien causa) de Enrique Morente y de la canción Estrella (que dedicó este hombre a su hija), bueno, no sólo por esa canción, sino por todas las demás que me dio tiempo a oír, lo que pasa es que esa fue la canción con la que empecé a correr, y claro… es la que me fijé en el nombre…

 

El peligro de los caracoles

En estos días de lluvia suelen verse muchos caracoles por el paseo del río Chillar, ya que ese paseo divide lo que antes fue todo campo y se ve que los caracoles tienen ciertas costumbre de ir de un lado a otro del camino… lo que pasa es que los caracoles son lentos… muy lentos… y los seres humanos como que no hacen ni caso a los "bichos" que van deambulando por ahí… supongo que porque no van mirando para abajo, pero si no miran hacia abajo corren el peligro de pisar una mierda (que hay muchas y algunas bastante grandes), pero seguro que esos furullos los ven… pero a los caracoles como que no los ven… y eso implica que en lugar de ver cosas como lo que te muestro en la foto 3, veamos cosas como lo que se puede apreciar en la foto 4.

Foto2297_lr
Foto 3. Cuando llueve, los caracoles salen de paseo…

Foto2299_lr
Foto 4. Así es como acaban muchos de los caracoles que salen en estos días de lluvia

¿Humano significa caritativo, solidario y bondadoso? al menos esa es la segunda entrada en el diccionario WordReference.com lo mismo habría que quitar esa entrada, al menos cuando la lean cierta gente…

Esta mañana me entretuve en ayudar a algunos caracoles a cruzar… algo que también hacemos cuando vamos los tres corredores habituales (Mari Ángeles, Pili y yo), sí, seguramente un poquillo majaras que estamos, pero… a otros les da por chupar bombillas y nadie les dice nada…

 

La foto 5 la tomé cuando llegué al punto de partida, y después de estirar un buen rato, de vuelta a casita a ducharme y a prepararme para el desayuno.

Foto2302_lr
Foto 5. El final de la carrera de hoy, 09.13

 

Después del desayuno (sin churros) me fui a la piscina, que hoy viernes tocaba a las 12 de la mañana.
Hoy hemos estado 2 en cada calle, es decir 6 en total, que al final se convirtió en 7, ya que una muchacha llegó cuando ya estábamos en el agua…

(después sigo, que ya son las 2.38 del sábado 20 y estoy que me caigo del sueño y aún me queda contar un poco lo del tenis…)

–Málaga, Mac
-Tenis
-Paseo, Coco

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.