Sábado sin excursión pero con más cosas…

Pues eso… que como me lastime la pierna anoche en el tenis, como que no estaba yo para subir a la cruz del Pinto que es donde tocaba ir hoy sábado 27 de febrero.

 

Me levanté tempranito… para ser sábado… pero entre unas cosas y otras, hasta eso de las 9 no me fui a dar una vueltecilla, por probar, ya que tampoco sabía si iba a poder andar mucho… pero es que tenía que salir a la calle… sí…

Así que… salí, y la primera parada, es para tener la vista del Balcón de Europa, y en la foto 1 tienes cómo se veía esta mañana.

 

Foto2424_lr
Foto 1. Balcón de Europa, 09.05

 

De ahí me fui hacia el Playazo, pasando por el paseo del Chucho, como era de esperar esta vez ya no había carpa, ni la bandera azul ni la otra bandera que no tengo ni idea de para qué era… y como ayer no la retraté, pues… me quedo sin saber para que era… y ni ganas de que me lo digan ni de averiguarlo, de verdad.

 

Cuando ya iba en dirección al puente de la fábrica, en realidad casi empezando el camino por donde está el carril de bici, y después de haber comprobado que andar por la arena me molestaba menos que por el asfalto/suelo enlosetado, me llama David para decirme que está en la puerta de mi casa (para arreglar el calentador), así que… ¡media vuelta! y apretando el paso me fui a mi casa, que el calentador/termo es necesario de que está funcionando…

 

(después sigo que hay sueño, que ya es la 1.47 del domingo 28)

 

Una vez arreglado el tema del calentador me dije de probar a ir con la bici, así que… bajé la bici (por el ascensor que eso de bajar escalones con la pierna como la tengo, como que no…), y me fui por la plaza de los Cangrejos al paseo de la Torrecilla y de ahí al paseo del Chucho para ir al Playazo tirando por el puente de la fábrica y me crucé con mi compi de las andadurías nocturnas, aunque anoche hice rabona, por aquello de que estuve paseando con San y que terminé tarde por el tema de tener la pata tiesa… cosas de los accidentes deportivos y de no tener en mente la puntualidad… en fin…
Y ya que estábamos "bicicleteando", pues… dimos una vueltecilla por el Playazo (aunque ella ya había estado, -acaba de llegar de allí, que hoy había cambiado el lugar para sus ejercicios matutinos- dijo de acompañarme).
El paseillo estuvo medio accidentado, nada grave, por una parte los baches del camino del playazo, que como es de tierra y con la lluvia, pues… ya se sabe, no porque la lluvia siempre tenga que formar agujeros en los caminos de tierra, sino porque como por allí no paran de pasar coches, furgonetas y camiones, pues… pasa lo que pasa, que se "agujerea" tó… y después los biciclistas nos lo tragamos todos… o casi…
Y si además de los baches, le añadimos la falta de frenos, pues… ya se sabe lo que suele pasar cuando sólo se frena con el de la rueda delantera… sobre todo si frenas porque la bici se te va contra la pared… no quiero señalar, pero sé de una que se dio un buen golpe al intentar frenar… sí… pero ya está bien… creo (es que es como si viera el futuro… sí, está chulo esto de escribir las cosas un par de días después, jejeje… sí, ya sé que es como hacer trampas, pero menos… ¿no? pues eso…)

 

Y después de la bici… en busca de Mari Ángeles y Pili… aunque antes estuve haciendo unas fotocopias y comprándome una tetera de barro y un poco de té de la tienda que hay en la esquina de calle Ánimas y calle Granada (también me pasé por la tienda de mi hermano, para ver si me pedía una cámara de video, que quiero hacer entrevistas a gente que conocieron a mi padre para ver si escribo una especie de biografía… pero de esto ya te hablaré más en otra ocasión…).
Lo curioso es que cuando entramos a comprar el té, no había nadie, pero lo que suele ocurrir: que la gente llama a la gente y en un momentillo entraron otras cuatro o cinco personas, el inglés dueño de la tienda estaría alucinando, ya que siempre que he pasado por ahí está más solo que la una…
Por cierto los dos tés que me traje están riquísimos… también valen caros, creo… ya que 2 euros por 100 gramos no sé yo si… en fin…

 

Los ojos de Pili

DSC_2957_h_psp_soft_lr
Foto 2. Los ojos de Pili

 

Pues eso… que al medio día estuvimos Pili y yo en casa de Mari Ángeles para "pasarnos" las fotos que teníamos de excursiones y carnavales, ya que Pili se va el lunes a las inglaterras esas y sabrá dios cuando vuelve, que la última vez se fue pa una semana y se tiró 15 años allí…

La cosa es que tenía ganas de hacerle unas fotos a los ojos de esta mujer, que no se porqué, pero me tenían escandilao… y aunque ya le hice alguna fotillo en carnaval, pero como fue con flash y en la cafetería, pues… como que no es lo mismo que con luz de día, y aunque en la sombra (dentro de la casa), ahí le hice unas fotos y una de ellas es la foto 2.

Y ya que estaba haciendo fotos, pues… le hice unas cuantas más, le pedí a Mari Ángeles que buscara algún trapo blanco para usarlo como reflector, para quitar algunas sombras, en realidad para atenuarlas, y allí que se puso ella aguantando la colcha o lo que trajera para usarlo como reflector improvisado, y algunas de esas fotos son las tres siguientes (3 a 6) que en realidad son tres seguidas y parece que está haciendo muecas… además me he entretenido un poco en "emparejarlas" es decir, en hacer que más o menos se muestre lo mismo en cada una de ellas, para que se vea mejor el "efecto" cuando se pasen una detrás de otra.

DSC_2953_psp_soft_lr
Foto 3. Una sonrisa por favor…

DSC_2954_psp_soft_lr
Foto 4. Una sonrisa… ¡por favor!

DSC_2955_psp_soft_lr
Foto 5. Así está mejor…

 

Todas estas fotos están "suavizadas" usando un filtro del Paint Shop Pro, y es que cuando yo era fotógrafo siempre hacía las fotos usando un filtro suavizante (soft) y la verdad es que las fotos quedaban muy bien, ya que suavizaba bastante la piel, eso sí, en una ocasión una mujer me dijo que las fotos estaban "mu tulbias" en realidad eran las fotos de boda del hijo que estaban hechas en el exterior con "matas verdes" de fondo, en un césped y tal, y la mujer (que es de Maro) dijo: "[las fotos] están mu tulbias y mu veldes".
Y es que a mi me gustan las fotos "turbias" qué le vamos a hacer… en fin…

Por la tarde habíamos quedado en reunirnos en casa de Mari Ángeles para meditar un ratillo y estar "de buen rollo" entre amigos. Ángel se pasó a recogernos a Inés y a mí, primero a ella y como yo aún no había terminado de comer y las cosillas esas que hago después de comer, pues… les dije que se pasaran a recogerme más tarde… (no recuerdo bien, peo supongo que sería sobre las cinco y media o así).

Yo había preparado un té que había comprado ese mismo día por la mañana y me lo llevé en el termillo que tengo, digo termillo porque es eso un mini termo, que además tiene la mala fondinga de quemar más que… vamos que no está preparado para llevarlo de forma normal, es decir, que mantenga caliente (o frío) lo que haya dentro, pero que ese calor (o frío) no salga fuera… es que era de publicidad, de cuando la gira por Perú del 2006 ó 2007, en Trujillo concretamente me lo dieron.

Y para acompañar el té… un bizcocho que hizo Mari Ángeles, que por cierto, como sobró, pues… ¡me lo llevé para mi casa! (y buena cuenta que he dado de él, sí).

 

Al pasar por la Ermita, cuando volvíamos de casa de Mari Ángeles, nos paramos en la sala del mercado para ver una exposición de arte alternativo (y de paso visitar a algunos conocidos -de Inés-).
Por suerte ya había parado de llover, porque antes había estado cayendo un buen chaparrón.

De la exposición, me gustaron mucho unos cuadros de siluetas, que estaban enmarcados e iluminados (o no) y mostraban (o intentaban mostrar) dos cosas diferentes según tuviesen luz o no. Hubo más cosillas "chulas", pero casi lo que más me llamó la atención fueron esos cuadros…

 

Después de visitar la exposición nos fuimos a dar un paseo… la andaduría nocturna que no hay que perder las buenas costumbres.
El recorrido el habitual, pero esta vez saliendo desde la Ermita, aunque de paso nos llegamos a por un paraguas, por si decía de seguir lloviendo… y creo que sí que llovió ¿no? no recuerdo… lo mismo ni nos pasamos a por el paraguas… es que ya es martes 2 y claro, la información se pierde, como mi memoria es muy volátil y se ve que cada vez le dura menos la batería, pues… pasa lo que pasa…
Pero está bien… esto es para que ya deje de escribir que si no, se me va la mañana, que a estas horas (07.37) ya debería estar casi acabando de meditar y mira como estoy todavía…

 

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sábado sin excursión pero con más cosas…

  1. elGuille dijo:

    ya está terminado… ¡uf!

Los comentarios están cerrados.