Jueves 8, sin chicha ni limoná

Pues eso… que no se lo que significa lo de "sin chicha ni limoná", pero más o menos como si dijera "ni fú, ni fá", vamos más soso que… pues eso… que en estos últimos días estoy de un cansao que no es normal, y me cuesta levantarme temprano, incluso si no me acuesto muy tarde, y lo más que hago por las noches es leer, que no es que me fatigue de ninguna otra forma, a ver, me refiero a que no está uno andando ni trabajando, a eso me refería que… en fin…

Por lo de leer, decirte que ya me leí los dos últimos libros que compré: Tres vidas de santos de Eduardo Mendoza y Palabras Trenzadas de Vicky Fernández y Lucía Muñoz, además de dos de los tres libros que tengo de la colección El mundo es matemático (el cuarto no se si me lo compraré, va a ser que no, que son 10 euros y últimamente la cosa está flojilla…), esos dos libros son: Matemáticas, espías y piratas informáticos -Codificación y criptografía de Joan Gómez y Los números primos -Un largo camino al infinito de Enrique Gracián, el que me queda por leer de los tres es el segundo que me compré: La proporción áurea -El lenguaje matemático de la belleza de Fernando Corbalán. Además de este último, que lo tengo medio abandonado, estoy leyendo Momo de Michael Ende, que ya lo tenía desde hace años (desde el 31/Mar/93, es que suelo ponerles la fecha en que los compro), pero el otro día revisando los libros que tengo para "regalar", surgió y como me recomendaron leerlo, pues… aquí estoy leyéndolo. Y otro que he retomado nuevamente (a ver si lo termino ya, o lo mismo es por no querer terminarlo, porque ya se que ya no habrá una cuarta parte…) es La reina en el palacio de las corrientes de aire -Millennium 3 de Stieg Larsson, que anoche empecé la cuarta y última parte, concretamente me quedé en la página 657, por tanto me quedan unas 200 páginas escasas, sí, porque en realidad son 854, y como de esa última página solo hay escritas unas cuantas líneas, pero de la número 657 me queda a partir del segundo párrafo, pues… eso, que me quedan unas 198 páginas por leer… ná, unas cuantas noches más… eso si no voy alternando con El símbolo perdido de Dan Brown que lo tengo ahí apalancado desde el 24 de noviembre del año pasado.

 

Todo esto para decirte que no hice ni un pijo este jueves 8 de abril… bueno, sí, salí dos veces a la calle, la primera para comprar el pan nuestro de cada día, que a mi me gusta que sea tierno, y la segunda vez para arreglarle el ordenador al rubio, que el hombre me llamó anoche a eso de las 12 menos cuarto y después por la mañana (cuando yo estaba sobando) a eso de las 10 menos cuarto, y quedé que me trajera él el ordenador, que ya lo avisaría yo cuando me levantara, decía que no salía la imagen por la pantalla, vamos que lo encendía y no se veía ná. Al final me pasé yo por su casa, que no fuera que se hubiera soltado la tarjeta de video y después con el trasiego de un lado a otro se volviera a soltar. Pero fue llegar a su casa y ¡funcionar a la primera! Pero solo a la primera, que a la segunda volvió a fallar, pero al ver el síntoma, la solución rápida era clara: lo vuelves a apagar y a encender y ya funciona… Sí, esas cosas ocurren… a lo mejor no es la mejor forma de solucionarlo, pero no es la primera vez que pasan estas cosas… que se queda como congelao y no sale por pantalla ni el test inicial… A ver lo que le dura…

Y ya nuevamente a casita… a seguir con lo mío… ¡que ganicas tengo de acabar! en fin… paciencia nos de el señor… ¿no? pues eso…

 

Ah, sí, al medio día me asomé al balcón, en realidad no me tengo que asomar, ya que la puerta siempre la tengo abierta y como estoy sentado frente al cristal que mira para la calle (al pasaje que hay, porque mi casa mira para el oeste, en vez de para el este que es para donde está la calle), lo que te decía, que vi un "palomo cojo", es decir, con sólo una pata… y me dije… pos voy a hacerle una foto (o varias) y es que no se si lo sabes, pero siempre se ha dicho (al menos en estas tierras): "es más maricón que un palomo cojo", y claro, ves al palomo cojo y te dices, pos voy a retratarlo y aponerlo en mi blog… y cuando le hago la foto (ver la foto 1), se ve que el palomo se percata del dicho ese, y va y se pone en plan "gallito" como diciendo… ¿palomo cojo yo? ¡yaumate! y va y se pone chulo, tal como puedes ver en la foto 2.

 

DSC01344_lr
Foto 1. Un palomo cojo…

DSC01345_lr
Foto 2. ¿Decías?

 

 

Nos vemos.
Guillermo
Publicado/terminado de escribir a las 11.19 del viernes 9, otro día que se presenta "movidito", pero publicado con fecha y hora del jueves 8 a las 23.00

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Jueves 8, sin chicha ni limoná

  1. jaime dijo:

    jajajajajajaa
    ta bueno el coment de las fotos del palomo, se puso en modo aguila 🙂

Los comentarios están cerrados.