Domingo de comuniones, playa, tenis y fútbol

Pues eso… lo que pasa es que de las 4 actividades del título de esta crónica la mitad son mías propias (en el sentido de que las he "sudado") y las otras dos… de los que cobran por estas cosas, jejeje.

El fútbol, pues… enhorabuena a todos los culés, especialmente al Guille "chico", a los merengues decirles que aunque yo no soy futbolero, pues… la tierra tira y como jugaba con el Málaga, hasta me he alegrado de que empatara y el Málaga no bajara a segunda…

El tenis… la final de Madrid entre Nadal y Federer, que ha ganado Nadal, que no solo porque haya ganado Nadal sino porque con este máster 1000 que gana (creo haber oído que era el 19) ha conseguido otro nuevo récord.

El que lo debe estar pasando muy mal, pero mal de verdad, es Antonio Fajardo (el profe con el que empecé el revés con dos manos), ya que Fajardo "odia" a Nadal y además es del Madrid… así que… doble pena que tendrá hoy, jejeje. Bueno, lo de odiar no tanto, pero que le tiene manía a Nadal y seguro que quería que ganara Federer, eso es indiscutible, jejeje

 

Y de las otras dos actividades, decir que hoy he vuelto a hacer de fotógrafo, pero de los de bodas, bautizos y comuniones… y para más datos, este es mi primer trabajo "profesional" con una cámara digital, el último que hice fue hace ya unos cuantos años (creo que en el mismo sitio de hoy) y la cámara era de las de carrete, nada de cámara digital, nada de tener más de 300 fotos en "un carrete", que antes si que era un "lío" al tener como máximo 36 fotos en un carrete, y además tener que hacer tus cábalas para que no se te acabara en medio de un momento importante, como es el caso de hoy, que han sido unas comuniones, que tenías que calcular los niños que había, las fotos que solías hacer (cuando era el momento cumbre: la comunión, habitualmente dos por cada niño) y todo para que te "llegara" sin problemas. Que algunas veces tenías que cambiar el carrete sin terminarlo, más que nada para asegurarte que no te fallaba ninguna foto… eso o ir cargado con más de una cámara y su respectivo flash y hacer el cambio si se acababa… pero yo era más de los que calculaban las fotos, sí, llevaba cámara de repuesto, pero más para una emergencia que para ir cargado con las dos…

La cuestión es que hoy he vuelto a sentir lo que sentía en aquellos casos (habitualmente en las comuniones), bueno, en realidad no solo sentía "eso" cuando iba a hacer fotos, ya que años después, cuando me dedicaba a dar charlas técnicas, también me pasaba "eso".

Seguro que te preguntarás ¿"eso" qué es? Lo que habitualmente menciono como "hablar con roca", vamos que me cagaba las patas abajo… de los mismos nervios me entraba el canguelo, nunca mejor dicho, ya que aunque canguelo significa "miedo, temor", al ser una palabra parecida a "cagar" pues… eso… ¡tres veces, tres! Lo que yo te diga… ¡vaya manojo de nervios! Pero es que siempre me pasa (o me pasaba), y acabo de comprobar que algunas cosas no cambian…

A las comuniones de Cómpeta he ido con una ayudante de excepción: mi amiga San, que se ofreció a "ayudar" además de hacer de conductora, y por lo que me comentó también estaba nerviosilla, que si teníamos que haber quedado antes, que a Cómpeta hace mucho tiempo que no voy (incluso creo que dijo que era la primera vez que ella iba conduciendo), y si a eso le añadimos que la noche antes mi hermano me advirtió que es mejor ir con tiempo, que en la carretera esa como te toque delante uno que va a paso de tortuga casi ni lo podrás adelantar… y ya por el camino haciendo cábalas de qué hacer si llegábamos justos de tiempo… que si en vez de hacerle las fotos a los niños solos al principio hacérselas después del grupo… que si esto, que si lo otro… lo que yo te diga: de los nervios… También he de decir que yo intentaba que no se me notara mucho el nerviosismo, no fuera que le diera a la señorita por correr por esas curvas y… ¡como que no!

Después de todas las cábalas que íbamos haciendo, incluso cuando paramos en la gasolinera estuve a punto de ir a hacer la cuarta visita a Roca… pues… que al final llegamos a las 10.20, es decir, media hora después de haber salido de la gasolinera (o así), y unos 40 minutos después de que me recogiera en la puerta de mi casa. Y aunque la ceremonia empezaba a las 11, lo recomendable era estar a eso de las 10.30 o así, para, además de estar con tiempo suficiente, hacerle las fotos a los niños con más tranquilidad, que la cuestión es que salgan "bien", porque si no salen bien, como que no vendes y si no se vende, pues… ¡mal negocio!

Por supuesto, después tuvimos que esperar a que los niños estuvieran listos y… bueno, todo bien… dio tiempo sobrado para hacerle las fotos antes de que empezara la ceremonia y que San le fuera tomando los datos a cada niño en el mismo orden que le hacía las fotos (para tenerlos mejor localizados). Y con ese tiempo extra me sirvió sobre todo a explicarle tranquilamente a "la ayudanta" qué hacer en caso de que tuviera que darme algunas de las baterías u otros "repuestos" que llevaba en caso de que algo fallara… que no falló.

En la foto 1 tienes el altar de la iglesia preparado para recibir a los nueve niños de comunión (no hace falta aclarar que cuando digo "niños" estoy hablando de forma genérica, ya que había tanto niños como niñas)

DSC_4611
Foto 1. El altar de la iglesia de Cómpeta, listo para recibir a los niños de primera comunión

 

Y la segunda actividad fue la de irme un ratillo a la playa (después de haberle llevado a mi hermano los artilugios y las fotos).

Hacía un poquillo de viento, pero mucho sol, así que.,. a eso de las tres y media me fui a la playa… y como ya había hablado con Mari Ángeles, me dijo que lo mismo ellos (Ángel y ella) se iban un ratillo a la playa después de comer, así que lo mismo me avisaba… y eso hizo y allí estuvimos un buen rato.

En uno de los paseíllos que dimos (en realidad, los tres solo dimos un paseo), nos encontramos con Maribel y estuvimos hablando de retomar la "natación terapéutica", pero eso sí… intentando hacer cábalas de cuándo podríamos ir… que si yo estoy muy ocupado y casi nunca puedo, etcétera… en fin… a ver si quedamos la semana que viene, que ya voy notando el dolorcillo del codo…

 

Bueno, que tengo que irme… te dejo una foto del Balcón de Europa que hice cuando volvía de la playa…

DSC01637_lr
Foto 2. el Balcón de Europa a las 19.05

 

Ah, que sí, que después me puse a ver el "partido" de Nadal y Federer y cuando me enteré de que el Barça había ganado "oficialmente", pues… a saludar al Guille chico…

 

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Domingo de comuniones, playa, tenis y fútbol

  1. Encarni dijo:

    Pues lo siento por tu amigo, sea quien sea (un petardo seguramente jejejej) pero la alegria que lleva mi cuerpo con el triunfo numero 18 (estoy casi segura que es asi jejeje) no me lo quita nadie!!! ole ole y oleeee

  2. elGuille dijo:

    Pues será el 18, es que me pareció que dijeron que había superado a Agassi y me pareció oír que tenía 18 y Federer 17, así que… si Agassi tiene 18 y Nadal ya le gana por uno, pues…

  3. elGuille dijo:

    Se ve que los comentaristas (como de costumbre) se equivocaron ya que Federer tieen 16, Agassi 17 y Nadal 18, según la wikipedia.

Los comentarios están cerrados.