Lunes final de mes

Pues eso… que hoy es 31 de mayo, final de mes y principio de la semana, y esta mañana, aunque he estado en el sitio adecuado y a la hora acordada, no ha habido correría ni andaduría rápida, que Antonio ya había dicho que no podría ir, y Mari Ángeles se sentía indispuesta y no apareció, así que… como llevo unos cuantos días así en plan vago, vamos que me faltan horas de sueño, pues me dije… mejor me voy que después me canso más… jejeje, y eso hice, que me fui, eso sí, después de esperar un ratillo por si María aparecía…

Así que… a comprar el pan, a desayunar y a echar una siestecilla mañanera, que es como continuar con el sueño interrumpido a las 7.20… lo que ya no recuerdo es si me duché y me eché en la cama directamente o antes me tomé el café, supongo que el café lo dejaría para más después… ya no me acurdo (y eso que esto lo estoy escribiendo al día siguiente, en fin…)

Después de hacer unos mandaillos y de ver cosas de esas que uno tiene que ver a diario para seguir subsistiendo, de comer y demás, a eso de las cuatro y media o las cinco menos algo, me fui a la playa, que con tanta calor como hace, se agradece estar en el rebalaje, porque allí estaba yo, que menos mal que no hacía mucho oleaje, que si no, me hubiera bañado sin necesidad de quitarme de la toalla.

Y después de la playa, pal tenis… que hoy es lunes y toca tenis… arrepentío estoy de no haberme llevado la camiseta de manga "lasisa", porque mira que hacía calor… y más si te estás moviendo con los juegos que estuvimos haciendo… Juegos que hemos estado "jugando" (practicando mejor, que eran eso, prácticas) cinco en total: San, Rodolfo, Miguel, Antonio y yo. Serena ya ha decidido que no va al tenis, que la rodilla la tiene muy mal y no es plan de lesionarse jugando, Chiqui hoy no ha aparecido (le toca esta semana) y Fran se ve que tendrá trabajo… y del resto, pues Herrero que ya está de alta y estará currando y Vicky que no habrá podido venir, de Max hace días que no sabemos nada de él.

Un buen rato, que al final acabamos jugando partidos individuales en las dos pistas, el que esperaba entraba cuando uno de los que jugaban perdía.

Por cierto, que a Ángel le han dado un pelotazo en todas las gafas… bueno, en la cara, pero justo en el centro, y arriba de la nariz, para que las gafas le encajaran bien… pero según parece sin más daño del que ya hace el que te den un pelotazo…

 

Bueno, mañana, más… espero…

 

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.