Martes 8, un día más que tranquilo

Pues eso… tranquilo de más, ya que me levanté a eso de la una y pico o las dos, por tanto, no fui ni a correr-andar y tampoco a la playa ya que hacía mucho viento… y además tenía cosillas que preparar, papeleos y esas cosas…

Y a pesar de haber dormido más de 10 horas, estaba hecho polvo y eso que casi que ni me moví… la cosa es que antes de las 12 de la noche ya estaba en la cama… con llamada inesperada (a eso de las 12.30) de una rubia que se quedó sin batería y al ver mi llamada y mensaje, quiso confirmar si quedábamos para ir a andar-correr…

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.