Lunes 19… casi de resaca

Pues eso, que el lunes ya se acabaron todos los moros y cristianos y supongo que, unos más que otros, alguno estará con la resaca de tanta fiesta…

Por nuestra parte, quedamos a las 8.30 en el bar de abajo (abajo del hostal Tropical) para desayunar y después volver pa nuestra Málaga del alma.

Cuando llegué ya estaban allí los que tenían que estar, a saber: Pilar (Palel), Mariluz, Sve, Julián y Juansa. Así que… a tomarse el cafelito, a hablar con Roca, pagar las 4 noches del hostal, y como la señora no sabía manejarse muy bien con una máquina nueva de tarjetas, tuve que esperar a que llegara la hija, que estaría reposando de tanta fiesta, jejeje, lo digo porque tardó un buen rato en llegar, tanto que salvo mis compañeras de viaje, los demás se tuvieron que ir.

El viaje de vuelta estuvo bien, unas cinco hora y media tardamos en llegar a Nerja (salimos sobre las 9.30 y llegamos a las 15.05), allí nos despedimos, yo me fui pa mi casa y pensé que ellas ya se iban para Estepona, y eso fue lo que dije en el Facebook, pero no, resulta que aprovecharon la parada en Nerja para comer, aunque aún no sé muy bien dónde comieron… sí, en el restaurante que hay yendo "pa riba" pero no sé cuál… 😉

 

Por la tarde, mi idea era ir al tenis, ya que al ser a las 8 de la tarde, pues… me daba tiempo a deshacer la maleta, dar un lavadillo a la ropa y descansar un poco. A eso de las 7 llamé a San, ya que tenía unas cosas que darle y de paso confirmar si iba a ir al tenis, pero me comentó que no se encontraba bien y que no iría al tenis, así que… le dije que me pasaría por su casa para llevarle los regalillos "oliveros", y eso hice, y como el malestar no se le pasaba ni después de degustar las rosquillas que le llevé, me quedé charlando con ella y no fui al tenis, por contrapartida aproveché que ella tenía que ir al Lidl para rellenar un poco mi nevera, que con estos días de moros y cristianos era complicado de rellenar…

 

Y más o menos esto fue todo… mañana más, y espero que desde primera hora, es decir, con "correría", ya que Antonio me llamó preguntado si iría mañana a correr… que aunque él iba más temprano, por allí nos veríamos. También confirmé con Mari Ángeles la hora a la que quedábamos, no sea que hubieran cambiado el horario.

 

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lunes 19… casi de resaca

  1. Palel dijo:

    🙂
    Comimos en:
    ¿recuerdas la rotonda dónde yo pensaba que te íbamos a recoger? Salida de la autovía, a la derecha hay una gasolinera con su cafetería-restaurante… pues allí 🙂

  2. elGuille dijo:

    ah… es que en esa gasolinera no he entrado nunca y ni sabía que tenía restaurante… 😉

Los comentarios están cerrados.