Cena (y copas) con los colegas de taichí

Pues eso… el último relato de hoy sábado 7 de agosto de 2010, y lo último es por la noche, y por la noche, lo que toca (entre otras cosas) es cenar, así que… esto es lo que te voy a contar: la reunión (para cenar) que hemos hecho en esta noche de sábado algunas de la gente que van (o íbamos) a taichí. Aunque de los del pretérito este sólo he ido yo, ya que San también iba a venir, pero al final han podido más otros planes que tenía.

La cuestión es que al final nos hemos reunido doce en total, íbamos a ser once, pero Belén "pasaba por allí" y se quedó…

 

Te dejo unas cuantas fotos tomadas durante la cena, que como puedes ver estuvimos al fresquito de la noche… usease en plena calle estuvimos comiendo…
Pero bien, sin demasiado alboroto ni platos rotos ni nada de eso, lo de los platos rotos, no porque hubiese (o tuviera que haber) pelea, pero con tanta gente, no es de extrañar que alguno hiciese una trastá… pero no… nos portamos bien… además, como puedes ver en la foto 3 (y otras posteriores) bebimos mucha agua y pocas cervezas… gente sana… (ahora vendría lo de: "in corpore sano", pero eso ya lo dejo a tu discreción, jejeje)

 

 

DSC_7963_lr
Foto 1. Al principio, grupo casi al completo… (22.15)
El pajarito… a la de tres… una, dos… ¡clic!
(ehhhh repite, repite)

 

DSC_7965_lr
Foto 2. Repetimos…

 

DSC_7966_lr
Foto 3. Con los aperitivos…

 

DSC_7968_lr
Foto 4. Momento teléfono…

 

DSC_7970_lr
Foto 5. Momento teléfono… dos…
aunque durante la noche hubo más…

 

DSC_7972_lr
Foto 6. Belén que se quería ir, pero como si una fuerza la atrajera… aparte de que aún quedaba la foto de todo el grupo

 

DSC_7973_lr
Foto 7. El grupo al completo… toma una…

 

DSC_7974_lr
Foto 8. El grupo al completo, toma dos…

 

 

Después de la cena fuimos a comernos un helado en la Gelateria, una heladería que hay al final de Castilla Pérez, y como sobre gustos no hay nada escrito… no a todos les pareció que fueran "tan, tan, tan buenos", que los de la Ibense me gustan más (dijo alguien por ahí, y no le faltaba razón, jeje, es que uno se acostumbra a comer en ciertos sitios y…)

 

Después os pasamos por la plaza de España (detrás del ayuntamiento, la plaza que hay sobre el parking), en la que hay estos días un mercadillo marinero, que en realidad de marinero sólo tiene el estilo de la vestimenta de la mayoría que están en los puestos (ya sabes, camisetas a rayas que es lo que dicen que se lleva este verano), porque por los estandartes y otras banderolas que hay, es más parecido a lo de las tres culturas de Frigiliana (una especie de mercado medieval) que a uno marinero… pero bueno, está bien, al menos la gente se acerca y tiene otras cosas que ver aparte de las terrazas llenas, los aparcamientos abarrotaos y el paseo que si no fuera porque la base es roca pura, era capaz de irse a pique… sí, exagerando un poquillo… jejeje

 

Una vez vistos los puestos del "mercadillo marinero" nos fuimos a la tetería de calle Granada a tomarnos una copilla… aunque hubo opiniones dispares sobre dónde ir, entre esos otros sitio estaba el Rey Alfonso y el que antes era merendero de pico (ahora creo que se llama merendero del sol, donde lo del chillout en la playa de Burriana), pero el primero iba a ser pequeño (¿?) y el segundo estaba algo retirado para ir andando… así que… al de calle Graná que estaba a dos pasos… y como ya era más de la una, no era plan de deambular más de la cuenta…

Y allí acabamos los once, ya que Belén se fue después de la cena, no hay fotos, porque yo dejé la cámara en mi casa cuando fuimos a por los helados, y nadie más llevó cámara, y se ve que los móviles que teníamos no eran muy aptos para hacer fotos… así que… te lo tienes que creer, estuvimos tomando unos mojitos (que para mi gusto en esta ocasión estaban demasiado dulzones) y otras bebidas refrescantes, ya que no todo el mundo tomó "agua de fuego" (o similar).

Y entre unas cosas y otras nos dio más de las dos y media, momento en que nos fuimos cada cual para su casa… a una de las integrantes solo le faltó pegar un salto desde el patio de la tetería para irse a casita, jeje. Al resto nos tocó andar un ratillo, y como Ángel se llevaba a cuatro del grupo, y Estrella y Joyce iban en la misma dirección (o casi) de donde Ángel tenía el coche aparcado, pues ellos siete se fueron por un lado y Antoñita, Luis y yo por otro. Antoñita porque vive más arriba de donde iban los demás, Luis porque tenía el coche aparcado también en aquella dirección (en realidad por la Ermita, detrás del Mercadona creo que dijo) y yo porque como Antoñita vive en mi misma calle, aunque en la otra punta, dije de acompañarla.

 

Cuando llegué a mi casa, aún faltó un par de horas para que finalmente me acostara, que tengo esa manía, la de no acostarme al llegar, sino como mínimo un par de horas después, así que… hasta eso de las cinco de la madrugada no me fui al sobre… ¡a psar calor! porque mira que ha hecho calor bochornoso esta noche… al menos yo he estado sudando a pesar de tener el ventilador funcionando toda la noche (y parte del día), pero bueno… es lo que tiene el verano… ¡calor!

 

Hasta mañana, que seguro que habrá poco que contar…

 

Nos vemos.
Guillermo

P.S.
Si quieres ver todas las otras cosas de este sábado 7 de agosto de 2010, puedes hacerlo desde aquí: Sábado 7, tol día liao.

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.