Jueves 12, nuevamente no correría y más tenis

Pues eso, que hoy jueves nuevamente he quedado con Shiraz para jugar dos horas de tenis por la mañana temprano (de 8 a 10).

Hoy no hemos tenido la suerte del lunes, en el que el día estaba nublado, hoy hemos "sufrido" al Lorenzo… y como había sol desde que empezamos, a pesar de que Shiraz propuso cambiar sólo en cada set, le dije que no, que mejor cambiar en los juegos impares (como es "norma" en el tenis), ya que de esta forma, íbamos alternando el sitio desde el que jugábamos.

Hoy ha hecho muuucho calor, pero más… he sudado lo que no está escrito (exagerando un poco, es cierto), no se cuando me quité la camiseta de mangas lasisa, la puse para que se secara, y casi al final me la volví a poner… pues en ambos casos, la dejé empapaíca… y la toalla (esa del Decathlon que parece gamuza), ya no sabía por dónde estaba seca… al menos para secar un poco el puño de la raqueta y la mano, que si no… pues eso…

Me ha vuelto a ganar… y no creo que haya influido mucho el que me haya llevado la raqueta vieja… bueno, puede que un poco, pero no lo suficiente como para haber cambiado drásticamente el resultado final.

Al final me ha ganado por 6-0, 6-2 y 6-2. El día que yo aprenda a hacer dejadas como las que hace él, más de uno va a pillar un cabreo… al menos si eso de correr rápido no es lo suyo, porque mira que me hace correr este hombre… y es que normalmente ese es su recurso, sube mucho a la red y cuando no sube, sabe dejar la bola casi parada y… pues eso, que no llego…
Lo que no me ha gustado es que en un primer saque intentó sacar muy, muy flojo, pero le salió el tiro por la culata… Aunque tampoco me quejo, ya que esa es otra forma de conseguir un punto, y como de lo que se trata es de ganar… ¿no? pues eso…

La verdad es que los puntos (algunos) han sido largos, y no sólo porque quedáramos en iguales varias veces seguidas (que también), si no porque hemos estado peloteando bastantes veces en un mismo punto… ¿sabes cómo se solían resolver esos puntos largos? ¡efectivamente! con una dejada de Shiraz, aunque en alguna que otra ocasión el brazo no se me torcía y le metía un buen golpe a la bola y la mandaba casi al fondo (más de una se pasaron de la raya, las cosas como son), pero… no me quejo del resultado, he perdido, sí, pero… pues eso…

 

Después del tenis fuimos a la oficina de deportes, para reservar para la semana que viene, que en principio iba a ser el lunes, pero como "podía" ser festivo (pasado del domingo 15 al lunes 16), preguntamos, y efectivamente en la oficina lo tenían marcado como fiesta, por tanto no habría horario normal, de hecho, el conserje no sabía qué horario habría, él dijo que seguramente no abriría el poli…
Total, que como el martes Shiraz no puede, hemos reservado la pista para el miércoles de ocho a diez (la pista 2 que tiene algo más de sombra).

 

Cuando me vine del tenis me pasé por la frutería de María "la de las conchas", sí, esa que el año pasado me contó lo que le dijo el novio a la novia (antes de que ésta lo dejara): ¡Te quiero más que unas ganas de cagar!, (el enlace te llevará a mis notas en Facebook, por tanto es posible que sólo la puedas ver si tienes cuenta en feisbúc, y si no tienes y te vas a crear una, aprovecha y hazte "fan" (ahora se dice que te gusta), de la página de elGuille en Facebook).
La cuestión es que he comprado un poco de fruta, entre otras cosas (y principalmente) una docena de chumbos, que la hija amablemente le quita la cáscara… que sí, que dicen que no es complicado y que no te pinchas, pero…
Es que los chumbos están… ummmmm ¡qué ricos! ¿que no te gustan? pues… ¡peor pa tí! 😀

 

Y después de un ratillo arreglando cosas en mi casa (y avisando para que mañana me llevaran una bombona de Butano), me fui a la playa… ¿y cómo estaba la playa? (la Torrecilla concretamente), pues… si es chica y estamos a mediados de agosto, hace un calor de tres pares de c*j*n*s, y a pesar de la crisis, Nerja está petá… ¿cómo quieres que esté? pues eso… abarrotá… si no me crees, mira las fotos 1 y 3.

Foto3032_lr
Foto 1. La playa de la Torrecilla a las 12.01

 

La 2, mejor que ni la mires, que más que nada la he puesto porque como en la playa con tanto sol no la veía bien, sólo me percaté que estaba "borrosa", y no era porque la cámara del móvil se hubiera estropeado (o descuajeringao) si no porque se había mojado y… como no ha quedado mal del todo… es que quería captar cómo estaba la playa en la parte donde está la entrada "antigua" (ahora hay algunas más), al lado de las duchas, que casi ni se podía ir desde la orilla a las duchas, salvo si ibas sorteando a la gente.

 

Foto3034_lr
Foto 2. La playa abarrotá con "efecto artístico", esto era a las 12.49
(pero sin quererlo ni buscarlo)

 

La verdad es que aunque había mucha gente, como yo ni iba a tenderme en la playa para tomar el sol, sino a refrescarme en el agua, pues… me daba igual que hubiera más o menos.
El problema era si quería dar una vueltecilla por la orilla, que estaba complicado, porque había mucha gente, así que, lo que hice fue dar el paseo, pero en el agua, fui desde un lado a otro (ida y vuelta) pero por la parte que tenía arena, ya que andar sobre las piedras… mejor para cuando no haya más remedio…

La verdad es que me he aprovechado bien, ya que he estado casi una hora, y además todo el rato en el agua… por supuesto he aporovechado para nadar "un poquillo" que tampoco es plan de agotarse más de la cuenta, sobre todo después de las dos horas de tenis al ardiente sol de la mañana… 😉

 

Foto3036_lr
Foto 3. Para que se vea mejor el apelotamiento de gente (12.51)
(esto era cuando ya me iba)

 

Y después de lavar unos trapillos, ducharme, "desayunar" (y comer bastante fruta), he visto en diferido el partido de Nadal (el que jugó anoche en Toronto, Canadá), y que ganó por 7-6, 6-3 (creo).

Una vez que me he puesto al día con las cosas del blog… pues… ya mismo a irse para la sesión de tenis de esta tarde… que ya son casi las seis… ¡ojú! ¡cómo pasa el tiempo!

(Hasta luego)

 

En el tenis… hoy ha venido uno nuevo, creo que es extranjero (no sé si inglés), la cosa es que no tengo ni idea de cómo se llama, ya que no he coincidido con él. Y es que hoy hemos estado entrenando de otra forma, al principio estuvieron Ana y el nuevo en la pista 1, mientras tanto, Rafa, Manolo, Juan, Álvaro y yo estábamos peloteando en la pista 2, en realidad estábamos peloteando en paralelo, Manolo con Rafa y Juan conmigo, Álvaro llegó después y se puso a pelotear con la pared. En un principio íbamos a jugar un partido, pero Ángel dijo que no, que nos iría llamando y no nos daría tiempo.
Al rato, Rafa y Manolo subieron a la pista 1, y bajaron Ana y el nuevo, que se quedaron peloteando en paralelo, los otros seguimos como estábamos…

Como resulta que cuando iba para el tenis me crucé con Ana y Juan (ellos iban en una moto y yo en la mía) en el cruce que hay entre la calle Chanquete y calle Almería (no sabía que se llamaba así, lo acabo de mirar en Google Maps), vamos, al lado de Bebidas La Vega… como verás en un momento, esto de las calles no es lo mío… no.
A lo que iba, que mientras peloteábamos, Ana me preguntó si es que vivía por allí abajo, le dije que sí, y le dije en que bloque, etcétera. Ella me dijo que vivía en calle Almirante Carranza… ¿Dónde está eso le pregunté? y me dijo que después me lo explicaría, pero como no le dio tiempo, no me lo explicó, ya que además de que ella estaba peloteando con el nuevo, al poco tiempo, Ángel nos llamó…

Cuando nos tocó el turno, subimos los tres restantes (Juan, Álvaro y yo), y ahora te cuento lo que estuvimos haciendo, ya que lo que no sé lo que hicieron los otros.

Estuvimos "jugando" dos contra uno, de forma que el que estaba solo seguía allí si en un total de cinco puntos conseguía ganar, que no, pues nos cambiábamos y el que estaba solo se ponía en el otro lado para jugar dobles. Yo no duré más de un juego, que no era capaz de ganarle a los otros dos… De todas formas, cada uno jugamos dos veces en solitario, una de esas veces de derecha y la otra de revés (el que estaba solo era el que empezaba el juego).

Y después de entrenar durante un rato, nos pusimos a jugar dobles, Ángel y yo contra Juan y Álvaro. Los otros también se quedaron en la pista 2 jugando (supongo).

 

Hoy he sudado… una jartá… vamos que he estrujado la camiseta, la muñequera y hasta la felpa y no veas la de agua que ha salido… así que… decidí irme a la playa, aunque sea un ratillo…
Cuando iba cerca de la rotonda del Parador me encontré con Pan, la saludé y cuando le dije para donde iba, me comentó que por allí me encontraría a "su marido y a su suegra"…

 

Cuando iba para la playa, al cruzar por donde está la panadería Ruiz de calle Chaparil, me da por mirar para la esquina y veo el cartel con el nombre de la calle: Almirante Carranza, ah, mira, por aquí será donde vive Ana… Y seguí dirección al Playazo (por calle Chanquete y el puente de la Fábrica).

 

Al llegar a la playa, en vez de quedarme por el principio, me fui al final (o casi) para ver si por allí había más arena (en el agua), ya que lo malo del Playazo es que cuando no hay apenas arena, lo que hay son rocas, o mejor dicho, piedras grandes, ya que no son como las rocas, sino más bien lisas y redondeadas, aunque con musgo… y algunos dicen que con erizos, pero yo creo que los erizos no están en esas piedras, suelen estar en "las rocas"…
Estén donde estén los erizos, la cuestión es que ni siquiera por esa otra parte había arena, pero ya que me había metido en el agua para comprobarlo, no era plan de salirse, que el agua estaba muy bien, al menos me sirvió para quitarme todo el sudor angustioso del tenis…

Antes de meterme en el agua, me encontré con Andrés y su madre, que estaban dando un paseo por la playa, le pregunté a Andrés si se iba a bañar, pero dijo que no, que no iba preparado…
Como les comenté porqué me había venido para esa parte de la playa, la madre de Andrés me dijo que en el Chucho suele haber arena, pero por el centro, frente al hotel, pues será por ahí, porque el otro día estuve con Mari Ángeles (por la mañana) y en la parte que está más cerca del Playazo, lo que había eran piedras… que sí, que allí hay arena… Y ahí se quedó la cosa…

 

Aquí tienes una foto de la playa (mirando para el este), y aunque no se note mucho, había bastante gente, sobre todo para ser la hora que era (cerca de las ocho y media).

 

Foto3038_lr
Foto 4. El Playazo por la tarde (20.27)

 

Después del baño y de dar una vueltecilla, me fui para mi casa… ná, ni media hora, pero lo suficiente para quitarse uno el agobio del calor de encima… o casi…

Cuando estoy llegando para aparcar la moto, me da por mirar para la esquina del bloque, y veo que… ¡también pone Almirante Carranza! ¡La madre que me trajo al mundo! (por no decir la madre que me parió, que lo mismo le molesta a alguien). ¿Cómo es posible que lleve 16 años viviendo aquí y no me acordara que esa calle se llama Almirante Carranza? Po zí… tan cierto como que ahora son las 01.44 del sábado 14… A ver, no es que yo no supiera que la calle se llama así, que seguramente/posiblemente lo sabía… lo que pasa es que nunca me ha hecho falta saberlo, y claro, ni le he prestado atención… lo que es seguro es que ya no se me olvida… salvo que le cambien el nombre… jejejeje

 

Bueno, y esto ha sido todo… o casi, que ya sabes que no es plan de contarlo todo… 😉

 

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.