Jueves 19, nuevamente con correrías

Pues eso, vuelta a la "normalidad", al menos en lo que a las correrías matutinas se refiere, ya que hoy hemos ido los tres al encuentro "mañanero" en la playa del Playazo… que por poco nos la encontramos toda "enfangada", ya que anoche estuvo lloviendo… al menos cerca de las dos de la madrugada estuvo lloviendo en plan "chispeando", pero se ve que después… no sé exactamente la hora, pero una de las veces que me desperté era algo más de las cinco, ahí si que llovía algo más fuerte… y se ve que estuvo lloviendo hasta cerca de las siete… pero finalmente escampó… lo bueno de esta lluvia es que anoche refrescó… tanto que hasta estuve a punto de taparme… y tuve que apagar el ventilador… sí, a pique de pillar un resfriado, jejeje

 

Después te cuento, ahora te dejo las fotos que he hecho con el F480 (ya sabes que el disparador está de aquella manera), y también te dejo un resumen (para que no se me olvide) de los tiempos, que no han estado nada mal: 9, 7, 6 y 6.

 

Foto3080_lr
Foto 1. Estaba chulo y tuve que "retratarlo" (07.43)

 

Foto3081_lr
Foto 2. El Balcón de Europa a las 07.43

 

Foto3084_lr
Foto 3. Un arco iris sobre la Torrecilla (07.45)

 

En la correría matutina hemos estado los tres habituales, además Antonio tenía ganas de correr rápido, no lo dijo, pero casi que se le notaba… Mari Ángeles, que iba con Dandy, nos dijo que nosotros fuéramos a nuestro aire… así que… aprovechamos la ocasión, aunque en la primera vuelta (en la ida) fuimos algo más despacito, con idea de que no se quedara demasiado detrás… y aunque los tiempos no son exactos ya que no puedo hacer fotos, al menos cuando quiero… (independientemente de que la cámara tarde un tiempo en capturar desde que se dispara), ya que puede ser que tenga que pulsar varias veces (y normalmente muy fuerte) antes de que se dispare (por eso últimamente las fotos salen borrosos/desenfocadas/movidas), al menos te puedo decir que fueron los siguientes. Comentarte que Antonio ya ha empezado en fijarse en los segundos para que sean más exactos los tiempos, que ya sabes que si sólo se miran los minutos no es demasiado fiable.
La cuestión es que en el primer tramo tardamos unos nueve minutos (u ocho y medio, aquí no se tuvieron en cuenta los segundos), en el segundo tramos fueron poco más de 7 minutos, unos 3 ó 4 segundos más.
La segunda vuelta la hicimos hasta los cacharros esos de estirar, y más o menos tardamos 6 minutos en cada tramo (ya no recuerdo si había segundos).

Cuando llegamos a los cacharros esos que hay al final del Playazo, estuvimos haciendo un poco de abdominales y otros "ejercicios" con los cacharros que hay allí. Antonio "se inventó" uno nuevo, que consiste en colgarse de una barra (de esas que hay como una escalera en paralelo con el suelo y haciendo ondas o curvas) y dejándose caer al peso, levantar las piernas doblando las rodillas (no en paralelo) y hacer estiramientos con las piernas, pero sin dejar de caer totalmente los pies… yo lo intenté… en una parte de la barra y en la otra (la parte más occidental, usease la que mira a poniente) al ser más baja, cuesta más, ya que al poder tocar el suelo, pues… como que parece que hay que hacer más fuerza para levantar los más de 96 kilos que pesa el Guille. Mientras que en la otra parte, al quedarte un poco al aire (sin tocar el suelo) parece más mejor… pero en ambos dos casos y en los más de tres intentos que hice, lo más que logré hacer fueron un par de movimientos de esos y un dolor de cintura que no veas… y además, como estaba todo sudado, las manos se resbalan… total que no… mañana probaré nuevamente a ver si…

Hoy Antonio se iba con la piragua de Mari Ángeles a darse una vuelta por los acantilados, así que no se bañó con nosotros en la Torrecilla, pero nos acompañó hasta la playa, ya que la piragua la tiene el ex de Mari Ángeles en la misma playa (en un trastero del merendero), y Antonio iba a comentarle al que estaba por allí que después a eso de las 10 se pasaría a recogerla.

Por cierto, mientras volvíamos Antonio nos ilustró y aclaró por qué la playa del Chucho se llama así (la playa del Chucho es la que hay después de la Torrecilla y antes del Playazo), y no es por temas de perros (chuchos) si no por un pescado que se llama así y que se ve que por allí había muchos o algo así.
Y ya que estábamos de que si el Playazo esto, que el Chucho lo otro, nos dijo que la otra parte, la que está después de la desembocadura de río Seco se llama "…(no recuerdo el nombre)…", total que cada desembocadura divide el litoral en una playa diferente; lo que yo siempre he considerado como el Playazo, (seguramente para quemar más materia gris de la necesaria, ya que seguramente me imaginaba que se me iría agotando con la edad), en realidad son tres playas, siendo el Playazo la que está entre las dos desembocaduras de los río Chillar y Seco.
De todas formas, buscando por las playas de Nerja, esa en concreto (la que está después de río Seco) no la encuentro… y como no recuerdo el nombre, pues… ya le preguntaré el martes (es que estoy escribiendo esto el viernes a las 16.58 y claro, ya no veré a Antonio hasta la semana que viene).

 

Y por la tarde: tenis.

Hoy hemos estado: Ana, Juan, Manolo, Shiraz y yo.
El entrenamiento ha consistido en jugar uno contra dos. El que estaba solo, tenía dos oportunidades con cada jugada, la primera de saque, si fallaba en el saque, Ángel le echaba la pelota y seguía con el juego. Si perdía el punto, el otro que estaba esperando entraba y así estaba hasta perder cinco puntos, en ese momento otro de los que están en el otro "bando" ocupaba su lugar. De los tres que jugaban en la parte de dobles, realmente había uno que esperaba y los otros dos jugaban, uno en el fondo y el otro en la red, cada cierto tiempo el que estaba fuera entraba en el fondo, el del fondo se iba a la red y el de la red… ¡fuera!.

Después de un buen rato, nos pusimos a jugar, en la pista 2 se fueron Shiraz y Manolo a jugar, mientras que en la otra pista jugamos dobles: Ana y Ángel contra Juan y yo, jugamos cinco juegos en total… no recuerdo el resultado, pero seguro que ganaron ellos… ¡pa variá!

 

Cuando terminamos el tenis, nos quedamos un ratillo charlando Shiraz, Manolo y yo, ná, cosas triviales, que si la TDT, que si las antenas, que si has reservado ya la pista, que no, que es mañana viernes, que pensaba que hoy era viernes, voy a preguntar a ver si la puedo reservar… no pude reservarla, mañana viernes lo intento de nuevo.
Y mientras estábamos hablando de estas cosas tan transcendentales, vi a Lorena y Marta que iban como para la cancha de baloncesto, y me acerqué a saludar y esas cosas, para ver qué tal el viajecito… que si yo pensaba que llegabais esta noche, que no que llegamos esta mañana, y cosas así…

 

Y ya está, es todo fue todo lo del jueves 19 de agosto… bueno, después del tenis no se acabó el día… pero casi… jeje

 

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.