Sábado, sabadete tranquilete

Pues eso, que hoy sábado he estado "de tranqui", entre otras cosas porque me acosté a las siete y pico de la mañana, así que… "me he dejado dormir" las ocho horas esas que dicen que debemos dormir… y después de levantarme, espabilarme un poco, hacer un poco la colada, me fui a dar una vuelta por "los súper", ya que he ido a dos, que en cada uno hay cosas de las que me hacían falta para que en este fin de semana tan largo no faltara nada… al menos fruta… sobre todo los melones, que últimamente están saliendo como a mi me gustan… ¡dulcecicos!

Después de hacer las compras y "desayunar", que en realidad fue una especie de almuerzo-merienda, ya que, cuando a eso de las siete menos diez, Mari Ángeles me llamó aún me estaba metiendo en el cuerpo (comiendo) un poco de melón… (el postre).
Y me llamó por si me quería ir un rato a la playa y después ir con ellos a su casa, y cenar mientras Nadal jugaba en las semifinales del torneo ese de Toronto, Canadá.
Como es natural, le dije que sí… jeje

En la playa, la verdad es que no estuvimos mucho rato, pero lo suficiente para darnos un baño refrescante, Dandy también se metió. pero eso de nadar como que no le va tanto como lo de correr o, sobre todo, lo de morder los pies… particularmente cuando está en la playa…

Al rato nos fuimos (sobre las nueve o así), y tras pasar por la casa de la madre (a por provisiones, que no le quedaban patatas y la convencí de que hiciera tortilla de papas) y yo de ir a mi casa a cambiarme, ya que sólo me llevé el bañador, bueno, me llevé más cosas, pero no me llevé recambio, así que… fui a cambiarme…

La comida muy bien, y abundante (Mari Ángeles sigue empeñándose en que como poco), lo de Nadal ya estuvo peor, porque perdió 3-6, 4-6. Y eso que en el primer set todo hubiera cambiado si llega a pedir el "ojo de halcón" en uno de los juegos en los que Murray sacó y cometió doble falta cuando iba 15-40, pero no la cantaron, y Nadal tampoco la pidió… y fue… aunque una vez anotado el punto, ya no sirve el que se viera que había salido fuera…

Pero no importa, otra vez será… a ver si es en el Open USA que según me ha dicho Ángel es a finales de este mes.

 

Bueno, y ya está todo, como te he dicho antes, hoy el día ha estado en plan tranquilo.
Mañana más… no se si más tranquilidad o más de qué… pero seguro que algo habrá que contar, aunque sea que no he hecho nada y me he tragado 20 capítulos de Padre de Familia… jejeje

 

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.