Martes 21, el otoño, correría doble, cumple y de compras

Pues eso… que hoy es 21 de septiembre, aunque no es el equinoccio de otoño… ya que eso será seguramente el jueves 23… ya que mañana 22 aún habrá 12 horas y 9 minutos de luz solar, al menos eso dice el cacharrillo ese (¿gadchet?) que tengo en el iGoogle…

La cuestión es que se supone que el otoño empieza hoy… o al menos siempre se ha dicho (o yo he oído) eso… además hoy también es el cumple de mi amiga Sandra (Dra, San-dra), que no es que ella naciera con el otoño, ya que ella nació con la primavera, porque lo que es nacer, nació en Argentina, así que…
Por tanto: ¡FELICIDADES SANDRA! y además la felicitación es por partida doble, ya que hace justo una semana es mamá de un (supongo) precioso niño: Iván. ¡Felicidades nuevamente!

 

La correría matutina esta vez ha sido en solitario… ya que cuando llegué no había nadie… Mari Ángeles sabía (o me imaginaba) que no iría, ya que el domingo fue tita y casi seguro que estaría de "madraza"… y Vicky se ve que no vino porque Mariángeles no fue… total, que allí me dejaron solo ante el peligro… o el playazo… o como comenté en el feisbúc, no tan solo, ya que había mucha gente por el Playazo, tanto andando como corriendo…

 

Imagen152_lr
Foto 1. 08.28 – En el Playazo al regreso de la segunda vuelta

 

Los tiempos (con mi zapatillas nuevas, que las que habitualmente me llevo son las que antes usaba para el tenis y ya tienen las suelas muy desgastadas, pero que no me he llevado porque las dejé en el balcón -para que se airearan- y las p*uñeteras palomas se han cagao dentro… si es que… los bishos esos, son bishos malos… lo que yo te diga) son los siguientes:
Vuelta 1: ida: 7m 50s, vuelta: 7m 46s
Vuelta 2: ida: 7m 43s, vuelta (desde los cacharros): 6m 6s
En los cacharros esos estuve cinco minutillos largos… haciendo abdominales… ahora verás que no me sirve demasiado… y estirando, es decir, me cuelgo en uno de los barrotes y estando colgado (sin tocar el suelo) flexiono las piernas… y después a levantarme a pulso… que ya al menos meto la cabeza por entre los barrotes esos… eso sí, de 3 ó 4 no paso… pero bueno… al menos ya hago más de cero… que es lo que hacía hace unas semanas…

Y después de correr, un bañito en la Torrecilla… con su correspondiente paseo playero… y como hoy llevaba las zapatillas nuevas (recuerda lo de los palomos cagones) y no era plan de mojarlas después del baño, me fui descalzo para mi casa… hacía años, pero años… que no iba descalzo por la calle… menos mal que no había nada "raro" que pisar… eso sí, las losetas esas que usan para los pasos de las sillas de rueda duelen más que las normales… sí, se te clavan todos los "botoncillos" esos… Y mientras iba pa mi casa, un saludete a la fan-namber-uan que me ha dicho que su hermana está mu contenta por haberme conocido en persona… si es que… o las espanto o… en fin… jejeje… es que el sábado nos vimos en calle Cristo cuando me estaban esperando para la cena en el Pinocchio… y yo parándome con la gente en la calle… si es que… ¡no tengo remedio! jejeje

 

Al medio día habíamos quedado para ir al Decathlon a comprarnos trajes de neopreno para ir en las piraguas cuando entrara el frío… eso era a las tres de la tarde… pero antes fui a correos a mandar una carta a Anaya en la que se cancelaba el contrato que teníamos para la publicación de mi libro Manual Imprescindible de Visual Basic 2005, es decir, que ya sólo quedarán los libros que algunas librerías tengan en stock… por tanto, si lo quieres comprar… ¡apresúrate! que ya no habrá más…
Mientras iba a correos, me paré a charlar un ratillo con mi amigo Piru (el de Cafetería Albi), que si la máquina esta, que si la Nikon aquella, que si la Leica M9 que vale seis mil euros… que mu bien, pero que no me la compro… que yo ya tengo una Panasonic Lumix TZ8 con óptica Leica y no ha llegado a los trescientos euros…
Y después de mandar la carta firmada con la cancelación del contrato… a la tienda de Carmari que les voy a preparar un sitio web para que tengan presencia en los interneses estos, que ya el que no está… es que no existe… todo esto surgió cuando fui a ver a mi amigo Pepe Álvarez para comprarle la lavadora… así que… aunque no sea al completo, algo menos me costará la lavadora… jejeje

 

Y una mijilla después de las tres llegó Manolo al bar de la Encarnica a por nosotros (Encarna, Ángel y yo) y nos fuimos a Decathlon, y al poco me llama Andrés, que estaba por Marbella y que si íbamos a Decathlon, que sí, que ya estamos en camino, que te llamo cuando lleguemos… vale… y eso hice, cuando llegamos le di un toque para que supiera que ya estábamos por allí viendo los trajes de neopreno…
Y nos compramos tres trajes, además la Encarna va a cambiar el suyo por otro más apropiado para las mujeres (tiene el hueco para las tetas o pechos o senos o como quieras llamar a la delantera femenina), ese no lo vimos la semana pasada cuando estuvimos allí y la Encarna se compró el traje…

A Andrés le guardamos la talla XXL, ya que sólo quedaba uno… porque Ángel estuvo a punto de llevárselo, que el de la XL le iba justito… pero Manolo le dijo que mejor así, que después estira, y siempre se le puede echar crema y así entrará mejor…
El mío también es XL, lo que pasa es que yo ahora estoy creciendo "palante" y como los puñeteros trajes estos son muy ajustados… pues… me sale un barrigón que paqué contarte… como comenté ayer en el feisbúc… ahora tendré que cambiar el nombre del blog y en vez de llamarlo "el guille mola" será "el guille BOLA", si, lo que yo te diga, si no, fíjate en la foto 2, en la que estamos Andrés y yo junto a los probadores del Decathlon…

 

P1010143
Foto 2. 16.38 – Con los trajes de neopreno…
¡vaya barriguita Guille!

 

Dice Andrés que eso no es la barriga, es que llevo la bombona de oxígeno… (cuando Andrés bucee se enterará que las botellas llevan aire comprimido, no oxígeno… que el oxígeno quemaría los pulmones a eso de los 10 metros… es que hace más de treinta años estuve en un curso de buceo… y hasta me dieron el carné… sí…)

 

Y después de hacer algunas compras, nos volvimos, y como Andrés iba solo en el coche, me fui con él y los otros tres se fueron en el coche de Manolo… y pararon en el Ingenio a comer algo, pero cuando nos avisaron ya estábamos en la rotonda que va para el puente viejo…

Andrés me comentó que hoy iría a correr, y como dice que él sólo corre un poquillo y después tiene que ir andando, porque se cansa, le dije de acompañarlo a ver si podía correr todo el rato sin pararse a andar… que iríamos como Sandra (Dra…) me enseñó y que yo pensaba que tampoco sería capaz de darle la vuelta al Playazo… y si yo pude ese 1 de junio por la tarde, ¿por qué no iba a poder Andrés un 21 de septiembre? (también por la tarde).
Así que… a las ocho quedamos en el Playazo… (yo antes estuve en el Mercadona haciendo unas compras…).

Mientras Andrés llegaba hice la foto 3.
Al poco llegó con la madre… ella siguió andando y nosotros estuvimos estirando un poco antes de empezar la correría…

 

Imagen156_lr
Foto 3. 20.00 – El atardecer en el Playazo

 

¡Y lo consiguió! El tiempo que tardamos en la ida no lo cronometramos, pero en la vuelta fue poco más de diez minutos, que no está mal para ser la primera vez y además yendo despacito que no era plan de apretar más de las cuenta…

 

Imagen159_lr
Foto 4. 20.18 – La luna casi llena entre las nubes…
(esta foto fue al parar después del primer tramo)

 

Sólo dimos una vuelta completa: desde el principio del Playazo hasta el "final" del césped del apartotel, que Andrés se pensaba que era hasta el principio, pero como después pudo comprobar ir hasta el final supone casi un minuto más… y sobre césped que se hunde uno más…

Mañana miércoles si él va, le dije que me avisara a ver si yo podía escaparme, ya que para mañana, tengo la intención de ir al tenis después de las piraguas… siempre que haya alguien con quién ir… y que me de tiempo… ya que mañana miércoles hemos quedado en salir con las piraguas a las cuatro de la tarde, pero lo mismo es que tienen pensado de ir hasta el Cañuelo o más o menos… lo cual significará que estaremos más de dos horas en el agua…
Bueno, ya veremos…

 

Y esto ha sido casi todo lo del martes 21… podría haber sido de otra forma, pero se ve que las cosas no siempre salen como uno espera y… una vez me dijeron que lo mejor es no esperar nada y aprovechar con lo que te encuentres… y eso es lo que estoy haciendo… aprovechar y disfrutar lo que me voy encontrando… pero cuesta… jeje

 

¡Hasta mañana!

 

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en fotografía, mis cosas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.