Jueves 11, no correría, si de compras en el Decathlon y tenis

Pues eso… que ayer al medio día (como habrás podido deducir mi querido Watson, esto lo escribo el viernes 12) fuimos al Decathlon para ponernos al día con la "ropía" que hay que llevar en las piraguas y en las excursiones que aún tienen que llegar… que la temporada sólo acaba de empezar… a la de las excursiones me refiero, que la temporada de las piraguas tiene pinta de no tener principio ni fin… salvo por el importe del seguro que ese habrá que renovarlo como mínimo cada año…

 

No se si lo he comentado ya, pero si no, lo vuelvo a hacer, mejor dicho: si sí, lo vuelvo a hacer, y si no, lo hago ahora, pero es que llevo unos cuantos días que el sueño puede conmigo, es decir, que sea la hora que sea, si digo de acostarme (especialmente si es por la mañana), soy capaz de quedarme dormido… sí, como te lo digo… vale que puede ser porque me "meneo" mucho (que si correrías, que si piraguas, etc.), pero es que no es normal… Al principio (por decirlo de alguna forma, ya que esto no tiene, al menos que yo sepa, un principio definido) me echaba después de corretear por la mañana, porque entre unas cosas y otras (al menos cuando dejó de ser época de bañarse) llegaba a mi casa a eso de las nueve o nueve y pocos minutos, y como mi amigo Miguel (el de los pollos) no solía tener el pan hasta eso de las diez y media (incluso más tarde), pues… ¿para qué esperar levantado si hay sueño? así que… me acostaba… y aunque en aquél principio me levantaba a la hora de ir a por el pan (o un poco más tarde, pero no más de las once), al final, es decir, últimamente, la cosa hay ido a más… y ya casi que no me conformo con esa hora de sueño extra, que ya es que me dan casi las dos y muchas veces me levanto por no seguir d¡urmiendo, no porque el cuerpo me lo pida, que el cuerpo lo que me pide es seguir en la cama… y tapaíco con el edredón… lo que yo te diga, que por la noche sólo duermo con una sábana y por la mañana me falta ropa (o ropía que diría mi amigo Antonio el rubio) que echarme encima…
En fin… te dejo por ahora que ya es más de las tres y media del viernes 12 y no quiero llegar demasiado tarde a la cita con las piraguas…

 

Y al fin pude ir al tenis… es la primera vez desde… auuuuuuu… ¡ni me acuerdo! a ver si me pongo las pilas y voy aunque sea los martes y jueves…

Nos vemos.
Guillermo

Esta entrada fue publicada en mis cosas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.