Archivo de la etiqueta: no taichí

Tarde de viernes con tenis incluido

Pues eso… otra tarde más con tenis, ya las echaba yo en falta…

Esta tarde hemos estado pocos, cuando yo llegué estaba Herrero y Dani (del otro grupo), cuando estábamos peloteando, llegó Vanessa. Al rato, cuando ya tocaba entrenar, Ángel nos mandó a Dani y a mi a la otra pista (la 2) mientras él le daba clases a Herrero y a Vane. Después subimos a la pista 1 y nos pusimos a entrenar. Hoy consistía en dar golpes, tanto de derecha como de revés echando cada bola a un lado.
Hoy si me ha empezado a doler un poco el codo derecho, espero que cuando empiece con la natación terapéutica se me quite el dolorcillo ese, ya que es molesto, sobre todo cuando quiero darle como Ángel me ha estado explicando, en el que hay que girar mucho la muñeca derecha y… al forzarla, se nota el dolorcillo.

Después de terminar la clase, llegó Mari Ángeles que iba para el taichí y empezó a decirme no se qué de un perro, pero entre que ella estaba en la puerta de la pista y que yo ando medio sordo, pues… tuvo que acercarse para contarme lo que me decía del perro… También me preguntó por San, que si había venido, pues no… no ha venido…
La acompañé hasta la piscina (que es donde se hace lo del taichí) y allí estaban Joyce y Luis (además de Ángel, claro), y cuando salí, me encontré con David y estuvimos un ratillo hablando, la salud, las bicis, la vista, que qué haríamos sin ver… que si nosotros que trabajamos principalmente con ordenadores, etc.
Y de ahí… pa casita (andando)… mañana será otro día… y a pesar de ser sábado, me tendré que levantar incluso antes que el resto de la semana… ¡todo sea por la causa! 😉 (ya contaré, ya)

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 22.44 del mismo viernes 29

P.S.
Por cierto, esta misma noche (un poco antes de las 22:00) he cambiado el "look" del blog, lo que ahora hay puesto es el tema Arclite de digitalnature

Tarde de tenis, sin tenis

Pues eso… un ratillo antes de las 7 estaba yo preparándome un té verde cuando recibo una llamada de San, que cómo estás, que si ves mejor, que si esto, que si lo otro… Vaya resfriado. Sí, llevo así más de una semana. ¿No será alergia? No creo, nunca he tenido alergia a nada. Es que es raro que un resfriado te dure tanto. Ya, pero será la sinusitis más que resfriado… Bla, bla, bla. ¿Vas al tenis? No, voy a esperar a ver qué me dice la doctora el viernes y casi seguro que el lunes que viene ya voy. Bueno, pues yo daré un par de raquetazos por ti… Vale, preo procura que sean buenos golpes, jejeje. ¿Te vas a pasar un ratillo por allí? No tenía pensado ir ¿irás al taichí? No, este mes me voy a solidarizar contigo y no voy… jaja. Vale, pues si después me traes en el coche, me acerco. De acuerdo, te llevaré.

Así que… al rato, me fui andando pal tenis, bueno, pal polideportivo, así de camino aprovechaba para pagar los 5.80 euros que me dijeron esta mañana los de deportes que había que pagar para lo de la liguilla esa de tenis y que se lo podía pagar a cualquiera de los conserjes.

Cuando llegué a eso de las 7 y media, allí estaban San, Miguel, el otro niño que nunca me acuerdo del nombre… ¿Alberto? y Shirac, que ya está de nuevo por Nerja y el otro día me preguntó cuándo podríamos jugar algún partido por la mañana, pero le dije que habría que esperar a que me operara y me dieran "el visto bueno".
Como sólo estaban los cuatro (además del profe) estuvieron practicando todo el rato en la pista 1, al menos hasta un poquillo antes de la hora en la que se pusieron a jugar un partido de dobles: los dos niños contra San y Shirac. No sé cuántos juegos jugaron, pero creo que todos los ganaron el equipo de las dos "S", sí…

Después de la hora, llegó Laura y a parte de "volver" a felicitarnos el año nuevo y esas cosas, le pregunté si le podía pagar a ella lo del tenis y me dijo que sí, así que… a la oficina nos fuimos, porque entre otras cosas llevábamos un rato hablando allí en la pista de tenis y yo me estaba quedando helado… bueno, que el viento frío ese que hacía me molestaba mucho y para el "mogollón" ese que tengo entre la nariz y la frente, pues como que no parecía que fuera bueno…

Una vez en la oficina, me dijo Laura que me sentara en una silla, que me iba a mirar "las energías" que tenía. Es que tenía un aparatillo que se ve que se usa en acupuntura y que al ponerlo en la oreja (a mi me lo puso en las orejas) le dice en qué punto hay algo que no "fluye" como debe fluir… el cacharro ese es casi como un termómetro digital, lo acerca al cuerpo (a la oreja) y pita de forma diferente cuando hay algo que no está bien… o eso decía Laura… y en esos sitios que le marcaba el cacharro ese va y me pone una "semilla" (eso entendí yo), que es como un puntico de hierro que lo ponía en los sitios que marcaba el cacharrico ese… creo que me puso dos en cada oreja. En la oreja derecha si llegué a notar la descarga eléctrica que soltaba el cacharro ese… pero cuando me lo dijo (empezó por la oreja izquierda) no notaba nada… Y ahora a darme masajes en los puntos esos y a echar o meter la energía… meter si el masaje me lo doy en dirección de las agujas del reloj y echar si es al contrario… ya le advertí que casi seguro que sería para echar, que, al menos en la oreja izquierda, la intención sería de dar el masaje al revés (al menos así es como me lo imaginé y así es como después me lo di, al menos en el punto de arriba, ya que en el de abajo el masaje lo hice en el sentido de las agujas del reloj).

Un rato (largo) estuvimos hablando, y Laura contándonos cosas de las que ella cuenta, que no son rollos, que a algunos les puede parecer, pues bien… pero que cada cual se lo tome como quiera…

Pero como tengo la memoria que tengo (de esto de que siempre digo eso de que no me acuerdo, que si me falla la memoria, también comentó algo) pues no me acuerdo de todo lo que hablamos (o ella dijo)… espero que me recuerde algo de lo hablado (al menos de lo más importante) y poder contártelo con más detalle, que resultó interesante la charla… si no… ¿de qué íbamos a estar más de una hora hablando?, ya que estuvimos hasta cerca de las nueve y media, porque más o menos a esa hora es cuando San me dejó en la puerta de mi casa… Ahora que lo escribo (y recordar hasta cuándo estuvimos) si que se pasó rápido ese tiempo, Y menos mal que San dijo que se tenía que ir… si no… nos hubieran dado las tantas…

Bueno, pues… así pasó el tiempo en el que hubiera tenido tenis (y un poco más, casi el tiempo del taichí) si no fuese porque estoy "convaleciente" (pobrecico él).

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 00.27 del 12 de enero, pero publicado a las 21.40 del lunes 11 de enero.

Viernes sin correría, ni tenis, ni ná… o casi…

Pues eso… que como tengo que seguir con el "reposo", ni a correr por la mañana, ni al tenis por la tarde (y eso que hoy no ha llovido) ni al taichí… que aunque no iría si pudiera, pero como hoy tocaba, pues…

Pero esta mañana si que me fui a andar por el Playazo.
A eso de las 9 y pico con algo menos de 9ºC y con un poco de viento (que hacía que el frío se notara más) me fui a dar una vueltecilla por la Torrecilla y el Playazo.
La primera parada fue la vista al Balcón de Europa y ahí tienes la foto 1 para que veas cómo estaba:

Foto2013_lr
Foto 1. El Balcón de Europa desde la Torrecilla, 09.25

Y de ahí, al Playazo pasando por el paseo nuevo de la playa del Chucho, y como el agua sigue cortando el paso por el río Chillar, pues… a subir un poquillo hasta el puente de la Fábrica y después a recorrer todo el Playazo… no me encontré con casi nadie… bueno, un par de guiris salieron a correr desde el final del paseo del Chucho, una muchacha que otras veces nos la hemos encontrado estirando y de vez en cuando corriendo, pero pocas veces, se ve que suele ir más tarde, y a parte de unas pocas personas andando y un hombr4e de color (negro que diríamos) con un peazo de perro que pasó demasiado cerca mía y si se llega a pegar un poquillo más a mi pierna, con la velocidad que llevaba, capaz de tirarme… (un poquillo exagerao, pero algo hay que contar, jejeje)

Después del paseo y la ducha correspondiente, (a eso de las 11) me fueron a visitar Mari Ángeles y Ángel, y estuvimos tomando unos chocolates con churros (ellos) y un té (yo), intercambio de regalos de Reyes, y un ratillo charlando…
Mientras llegaban, ellos venían en coche y a mi me pillaba enfrente, estuve hablando con Isabel (de las excursiones) que me preguntó dónde sería este sábado (mañana) y le dije que se esperara un poco que llegaba Ángel… Y eso hizo. Y quedaron a las 9.30 en el polideportivo, como de costumbre… digo que "quedaron" porque casi seguro que yo no voy, que aunque sea andar, mejor lo dejo para la semana que viene después de la revisión de la doctora… Sí, con todo mi pesar, ya que… otra "no" actividad a sumar a las que ya voy acumulando, jejeje… en fin… todo sea por ver bien… o al menos no tener más problemas de los que pueda tener…

Y lo último, a parte de ir de compras al super y tomarme un cafelito con el Moe, eso fue después de las cuatro y media de la tarde… fue ir a ver al colega que fui ayer tarde, con idea de llevarle el programilla para que ya funcionara con los cambios que le habían hecho "los otros" y que le impedía hacer los traspasos a la contabilidad… ¡developers! que tocan donde no deben tocar, jejeje

Ah, por cierto, me comentó Mari Carmen que este medio día ha estado "nevando" en Curro, no muy fuerte, ni daba tiempo a que llegara al suelo, pero eran copos de nieve… en fin… ¡otra vez más que no veo nevar! ¡Qué le vamos a hacer!

Y ya… a estas horas deben estar los compis jugando al tenis… con mucho frío, pero… supongo que con los raquetazos entraran en calor… o  lo mismo ni aparecen, que entre las fiestas y el frío la gente se escaquea más de lo habitual… en fin…

Bueno, pues… mañana más…  supongo… 😉

Nos vemos.
Guillermo
Terminado de escribir a las 19.38 del mismo viernes 8 de enero de 2010

El día después… de Reyes…

Pues eso… a día 7 de enero de 2010 que estamos ya y parece que fue ayer cuando…

Vale… que poco tengo que contarte y si me pongo con las pamplinas y las tonterías, se me gasta la batería del portátil, que me lo he traído a la mesa,junto al sofá… para estar más cómodo, que no puedo estar demasiado tiempo mirando la pantalla… aunque lo mismo es peor el remedio que la enfermedad, ya que al menos en el otro sitio (que está a dos pasos o menos de donde estoy ahora) tengo la pantalla de 24 pulgadas y veo las letras, porque lo que es aquí… no veo ná de ná… vamos que me tengo que pegar a la pantalla para ver que escribo fatal y que ni el corrector este que tiene el live Writer lo soluciona… en fin… ¿qué le vamos a hacer? esto es lo que hay… al menos hasta que vea mejor…

Pues… como te decía, que poco tengo que contarte, que con el tiempo que sigue haciendo, ni a correr ni n´de ná… de todas formas, como aún estoy "convaleciente" pues ni a correr puedo ir, ni esta noche iré al taichí, ah, no, que dije que en enero ya no iría…  pues eso… que poco tengo que contar si no hago nada… bueno, hacer si que hago, aunque sea vaguear… jejeje. No,en serio, hoy por ejemplo, he tenido que ir (porque he querido, las cosas como son) a arreglarle un problemilla a un colega, en realidad a mirarle el problema, ya que arreglarlo lo he arreglado, pero después de haber ido… y como algo tengo que hacer (de ejercicio y desgaste físico) pues… me he ido andando, que para el que conozca esto o mire en los mapas de google (o del que sea) puede ver que es un buen trecho, ya que yo vivo en lo hondo de castilla pérez y el almacén del colega está en castillo alto, un poco después del Lidl, y aunque me dijo que me mandaba a alguien a recogerme, le dije que no, que mejor andando que así hago algo de ejercicio… que si no será eso malo para lo que tengo, me pregunta, que no creo.,.. que voy despacico y menos trotes doy que si pasara por el puente viejo, que eso si que debe ser malo para lo que tengo… Y cuando iba a cruzar por el Supersol, me encuentro con Estrella (de las excursiones y del taichí) y se para y me dice que vaya, que tengo aquí una cosa para tí desde hace días y eres el único que me queda por dárselo… ¡un regalo! ¿La cerveza cero cero la dejamos para otro día?  la pregunta era así como si después de darme el regalo me debiera algo… por lo de haberle arreglado el portátil y no haberle cobrado, que le dije (por decirle algo) que me invitara a una cerveza cuando me viera,… que no hay "obligación" a nada… ¡faltaría más! No se lo dije, pero se lo tendría que haber dicho, que parecía que me debía algo… que no… bueno, lo mismo lee esto: Estrella que no me debes ná 😉 y gracias, que están mu ricos… ¡y sin azúcar! 🙂

Pues eso… que poco tengo que contare… y esto lo escribo para que haya algo en el día 7… que no quiero dejar huecos… aunque seguramente los tendré que dejar, que no voy a estar todos los días contándote de qué color son las musarañas que tengo en el techo de mi casa… porque visto lo visto, no puedo estar mucho tiempo delante del ordenador (la pantalla) ni tampoco leyendo… que se me lían las letras y las líneas se doblan y… un rollo… pero lo mismo no tiene nada que ver con lo de la operación esa… ¿no? ni idea.,. que yo de esto no entiendo…

Bueno, me voy a poner a mirar las musarañas, que ya llevo un buen rato mirando el teclado (porque no miro a la pantalla mientras escribo, que si no… me lío y me pierdo… )

Nos vemos.,
Guillermo
Terminado de escribir (no re corregir) a las 20.04 del jueves 7 de enero de 2010 a la hora que debería estar en el taichí, pero que evidentemenmte no estoy… jejeje