Archivo por meses: enero 2011

Yo lo intento, pero el Expression Web sigue con sus fallos

Pues eso, que me pongo hoy a actualizar cosas de mi sitio y después de un rato creando secciones, las páginas de enero, y esas cosas… y aunque ya había guardado las cosas escritas, aunque sin tanta insistencia como con las versiones anteriores (ahora uso el Expression Web 4) ya que se "colgaba" menos que las versiones anteriores… pues… va y me da un error en una página maestra (master page) y después de darle a cancelar (para comprobar si realmente me había cargado algo) va y se cuelga… creo que sólo me ha dejado esa página sin guardar pero… no deja de ser un incordio… y si ya me cuesta trabajo ponerme con el Expression Web a crear/actualizar las páginas de mi sitio, si además se sigue colgando el puñetero programa, pues… menos ganas tengo de "perder" el tiempo… en fin… paciencia… y a seguir usando el Crtl+S (para guardar, sí, uso la versión en inglispitinglis).

Además lo curioso es que siempre se me cuelga con alguna página que usa o es una página maestra (master page) y claro, cuando reporto el bug (o reportaba, ya que después de reportar unos cuantos o varias veces el mismo, como que me he hartado de que no lo puedan reproducir) y me dicen que no lo pueden reproducir o que a gente que lo usa bastante (el Expression Web) no se le cuelga, eso me da que pensar de que esa gente (ni siquiera los de Microsoft) utilizan las Master Page (páginas maestras), pero como da la casualidad de que yo si las uso… porque pensé que era una buena solución para mí, ya que yo NO uso bases de datos para almacenar el contenido de mi sitio (sí, puede que tuviera que hacerlo, pero… ¡me niego! bastante tengo con el blog) por tanto no me vale el usar plantillas "estáticas" o configurables (como prefieras llamarlas), si no, que he optado por usar las master page y esas páginas maestras están muy bien, además de que a mí en particular me ayuda a tener ciertas secciones o partes de las páginas actualizadas sin tener que modificar chorrocientasmil páginas (que son las que tengo desde hace casi 15 años en mi sitio web), y el problema es que esas páginas maestras sólo las soporta este editor Web además del Visual Studio, pero éste último es poco amigable para usarlo como editor de sitios Web, aunque en la versión actual (VS 2010) no lo he probado tan a fondo como en la versión 2008, pero si en la versión anterior fallaba al usarlo como editor de páginas Web no quiero pensar qué es lo que ocurrirá con la versión 2010… lo mismo lo pruebo un día de estos…

Bueno… te dejo, que con esto ya he descargado un poco el "mal rollo" que me ha dado con el puñetero Expression Web 4.

 

Nos vemos.
Guillermo

Los Reyes Magos son verdad

Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escucharle como todos los días lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando ésta en voz algo baja, como con miedo, le dijo:
– ¿Papa?
– Sí, hija, cuéntame
– Oye, quiero… que me digas la verdad
– Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido
– Es que… -titubeó Blanca
– Dime, hija, dime.
– Papá, ¿existen los Reyes Magos?

El padre de Blanca se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.

– Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?
La nueva pregunta de Blanca le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:
– ¿Y tú qué crees, hija?
– Yo no se, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso.
– Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero…
– ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!
– No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo  con sus dos manos la cara de Blanca .
– Entonces no lo entiendo. papá.
– Siéntate, Blanquita, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.

Blanca se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:
– Cuando el Niño Jesús nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:
– ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.
– ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo.
Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó: – Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.

Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:
– Sois muy buenos, queridos Reyes Magos, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?
– ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas.
Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero. no podemos tener tantos pajes., no existen tantos.
– No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.
– ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes Magos con cara de sorpresa y admiración.
– Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios.
– Sí, claro, eso es fundamental – asistieron los tres Reyes.
– Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?
– Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.
– Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?

Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:
– Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades,
los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.

Cuando el padre de Blanca hubo terminado de contar esta historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:
– Ahora sí que lo entiendo todo papá.. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado.
Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano mientras decía:
– No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.
Y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres Reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos.

 

Nota:
Este "cuento" lo he recibido por correo de Eladio Rincón, un colega de SolidQ, pero buscando por Internet, parece que "puede" que el que lo publicó inicialmente fuera  "tajinaste" en el blog Diario de un loco, lo digo porque lo felicitan y no lo niega.. pero parece ser que no fue el primero (o autor), ya que revisando más coincidencias, me he encontrado con otra versión anterior titulada: La verdadera historia de los Reyes Magos? así que… será un "cuento popular", aún así lo aclaro para que nadie piense que me lo quiero adjudicar, sólo que me gustó y… aquí está por si te hiciera falta alguna vez.

Si lo reutilizas, recuerda cambiar el nombre de Blanca o las alusiones a la hija/niña por el nombre que corresponda y si es hija o hijo, es que siempre hay alguna que otra persona que está más despistadilla de la cuenta y… po ezo… 😉

 

Nos vemos.
Guillermo

Miércoles 5, piraguas y partido de tenis, paga el

Pues eso, este miércoles 5 de enero (víspera de Reyes), después de estar más de cuatro horas con las piraguas he jugado con Rodolfo Rolón otro de los partidos de la liga de tenis del patronato de deportes (o concejo municipal de deportes) de Nerja, el resultado ha sido a su favor: 6-1, 2-6, 6-3. La cuestión es que el partido era a las cinco de la tarde y yo pensaba que me tocaba con Germán Roldán, y como el año pasado me ganó en menos de una hora (no llegaría ni a media hora), pues.. le dije al Víctor que me recogiera a eso de las seis (para ir al Corte Inglés, que como ese es un día tranquilo, pues… jeje), pero resulta que se alargó más de la cuenta el partido… ya que (casi sin yo esperarlo) le gané el segundo set, así que… hasta eso de las 7 no nos fuimos pa Málaga…

Y por la mañana habíamos quedado para salir un rato con las piraguas, lo que pasa es que sólo nos presentamos tres: Manolo, Alberto (Betto) y yo. Aunque antes de ir a la playa me pasé a llevarle a Antonio un "arreglillo" en mi programa de gestión que, a pesar de estar hecho para MS-DOS, sigue usándolo…
La cuestión es que entre unas cosas y otras hemos estado cuatro horas en el agua (desde las diez y poco hasta casi las dos y media. Y hoy ha habido "movida" con helicóptero de la guardia civil y todo… Aparentemente se ve que "alguna gente" sacaron un motor del agua (sería de alguna patera o algo parecido, pero como no lo sé con seguridad… hasta aquí puedo leer…).

La cuestión es que primero fuimos hasta la playa de Maro y después hasta el Balcón de Europa, aunque a esta segunda parte sólo fuimos Alberto y yo, que Manolo se quedó en Burriana.

 

Una vez terminada la sesión "piragüil" y después de comerme un par de huevos fritos con papas y pimientos (del Ayo) me fui pa mi casa para prepararme para el partido de tenis de esa misma tarde.

 

Como te comenté antes, después del partido de tenis nos fuimos Encarni, Víctor y yo al Corte Inglés que habían avisado a Víctor que tenían "algo" para él… así que… allí que nos fuimos (yo en chándal), aunque al final no se trajo nada… así que… nos dimos una vuelta por el "mogollón" pre-Reyes y de ahí nos fuimos a su casa (el apero de Víctor) a jugar una partidita de dominó… y entre unas cosas y otras estuvimos hasta cerca de la una… por supuesto, Víctor nos ofreció algo de comer… y como es habitual en estos casos yo llevé el coche de la Encarna hasta su casa (en Conejito) y a la vuelta me vine con Víctor, es que las partidas de dominó son muy reñidas y… pues eso… que hay que acompañarlas con un poco de vino (o vermú) y algunos después del vermú nos pasamos al redbul o a la casera y otra gente como que no… así que… si bebes no conduzcas… e incluso si no bebes y está el Guille para llevar el coche, tampoco conduzcas… jejeje

 

 

Aquí te dejo algunas fotos y los enlaces al recorrido según el programa que tengo en el móvil Nokia N97 mini y a todas las fotos que hemos tomado con la cámara de Manolo, además, por supuesto, la foto del partido de tenis con Rodolfo.

 

 

Las fotos de las piraguas:

 

DSCF4053
Foto 1. 10.06 – Antes de salir
(Guille, Manolo y Alberto)

 

DSCF4062
Foto 2. 10.17 – desde la cueva de los roncaores o el lobo marino
(yo siempre le he dicho "lobo merino" -creo)

 

DSCF4121
Foto 3. 13.18 – En la playa del hotel con el Balcón de Europa de fondo

 

 

La foto del tenis:

 

P1040081
Foto 4. 17.06 – Con Rodolfo antes de empezar el partido

 

 

Los enlaces:

 

El recorrido de las piraguas (en dos partes):

primera parte del recorrido en piraguas del miércoles 5 de enero

Piraguas 05 ene 11

Paddling 9.6 km in 02:38:20.

 

segunda parte del recorrido en piraguas del miércoles 5 de enero

Piraguas segunda parte 05 ene 11

Paddling 6.1 km in 01:37:59.

 

Todas las fotos de las piraguas:

Te recomiendo que las veas… hay unas cuantas (en la cueva de los roncaores) que vale la pena… sí…

Piraguas – Miércoles 05Ene2011

 

Una vez que entres en el álbum de las fotos de las piraguas, puedes ir a la "portada" del álbum y ver el resto de fotos, incluidas las del tenis con Rodolfo.

 

Nos vemos.
Guillermo

Martes 4, un día completito

Pues sí… o casi… por decir algo…

Te cuento: por la mañana hemos ido con las piraguas, habíamos quedado a las 9.30 pero entre unas cosas y otras no hemos salido hasta cerca de las 11.30, aunque hemos estado cuatro horas, sí, cuatro… total, que mientras unas cosas y otras, hasta las cuatro de la tarde y poco más no dejamos todo aquello recogido.

Aquí te dejo unas cuantas fotos de este día tan fabuloso en el que hemos estado "roqueando" (metiéndonos en todos los huecos entre las rocas) y en esta ocasión hemos roqueado tanto a la ida como a la vuelta.
La ida la hicimos desde Burriana a la playa de Maro, donde paramos un rato. De ahí volvimos por el mismo sitio y seguimos hasta el Balcón de Europa, justo hasta un poco antes de la playa del Salón.

Hoy no llevaba la cámara de Manolo, ya que la batería no estaba cargada, así que… las pocas fotos que hay están tomadas con el móvil (Nokia N97 mini), y da la casualidad que me paré para hacer la foto 1, y mientras yo tomaba la foto, tanto Alberto como Pepín se pararon también, pero se ve que donde se paró Pepín había algunas rocas de estas que están casi en la superficie, pero sin salir fuera del agua… esas rocas tienen la mala costumbre de que te pueden dejar parado (porque te atrancas) y creo que eso le pasó a Pepín y como en esa parte aunque no sean olas grandes (el agua estaba prácticamente hecha un plato) si que suele haber algo de resaca, así que… en una de esos vaivenes… ¡Pepín al agua! (ver foto 2). Además la primicia es que este hombre no se ha caído nunca al agua… al menos nosotros no lo hemos visto nunca de caer…

 

Imagen818
Foto 1. 11.45 – Uno de los rincones por donde hemos roqueado

 

la primera caída de Pepín desde que piragüeo con él...
Foto 2. 11.46 – ¡Pepín al agua!

 

Comentar que la cascada venía hoy con mucha agua y con mucha fuerza, así que… no hemos pasado por debajo, pero si que hice algunas fotos, entre ellas la que está en la foto 3 en las que están Alberto, Manolo y Pepín.

 

Imagen826
Foto 3. 12.41 – Delante de la cascada que hoy tenía bastante fuerza

 

Antes de volver, hicimos una parada en la playa de Maro, y de ahí es la foto 4 en la que estamos Pepín, Manolo y yo (metiendo barriga, que después se ven las panzas gordas y no es plan, jejeje)

 

en la playa de Maro (metiendo barriga)
Foto 4. 13.19 – En la playa de Maro

 

Aquí tienes el enlace con todas las fotos de este día: Piraguas – Martes 04Ene2011

 

 

Después de las piraguas, un partido de tenis, con Miguel Ponce jr., hemos estado algo así como una hora y media jugando y finalmente ha ganado él por 6-2, 6-2.

 

P1040034
Foto 5. 16.35 – Una foto con Miguel antes de empezar el partido

 

 

Y a eso de las siete y cuarto quedé con Andrés para ir a correr un ratillo… Correr lo que se dice correr hemos estado 15 + 10 minutos corriendo, aunque en total, entre correr y andar hemos estado casi una hora.

 

Después (cerca de las nueve) apareció un paje de los Reyes Magos a traerme mi auto-regalo: un disco duro SATA de 1.5 TB con la carcasa para enchufarlo por USB, a ver si así tengo sitio para guardar las copias de seguridad de las fotos (y algunas cosas más, evidentemente).

 

Y ahora estoy escribiendo esto, porque si no, no lo escribo… que mi amigo Pepín le gusta ver las cosillas que pasan, y sobre todo ver las fotos que hacemos en las piraguas, sobre todo cuando él viene por aquí… y hoy ha venido y ha disfrutado del día tan espléndido que hemos tenido… sí, un día que podría ser de primavera, pero… en un cuatro de enero… ya sabes… estas cosas, casi, casi sólo pasan por esta parte… por no decir por Nerja, pero casi podría decirlo… ¡Vale! también por Torrox y la Herradura… jejeje

 

Y esto ha sido prácticamente todo por hoy.

Nos vemos.
Guillermo

P.S. (11/Ene/11)
Originalmente el título era "Lunes 4, un día completito", pero resulta que no fue lunes, pero sí el día 4, por tanto, corregido está, aunque el nombre "interno" de la página seguirá siendo lunes, por los enlaces que pudiera haber a esta entrada del blog.
Gracias a mi amigo Joaquín por haberse fijado en el detalle… 😉